Regreso de Guaidó representa un quiebre para el chavismo, dicen analistas - Efecto Cocuyo

Regreso de Guaidó representa un quiebre para el chavismo, dicen analistas

Quiebre sin vuelta atrás. El regreso de Juan Guaidó por el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar, en Maiquetía, de la manera regular que poco se esperaba, significó “una victoria en una puja de fuerzas”, según analistas políticos.

Para el politólogo Daniel Varnagy, representó el inicio de un quiebre sin vuelta atrás. “Estas son las primeras notas del requiem“, dijo Varnagy, al calificar el chavismo como un sistema muerto que se escuda en las armas y la violencia; sin salida.

“Ya el muerto está puesto: el sistema psuvista, armado de izquierda. No hay forma de que este sistema se recupere en corto plazo. Lo que puede ser es que el requiem sea más lento. Pero ya esto es una música que no se puede detener”, agregó el doctor en Ciencias políticas y profesor de la Universidad Simón Bolívar (USB).

A pesar de la prohibición de salida del país dictada por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), de las amenazas de Nicolás Maduro y Diosdado Cabello en su contra, este lunes, 4 de marzo, el presidente (e) arribó desde Panamá en un vuelo privado, selló su pasaporte en migración y fue recibido en las afueras con vítores y aplausos. El propio Guaidó lo calificó como una victoria.

Varnagy es menos modesto. Le apunta un enorme triunfo al parlamentario con “la hazaña”. Sin embargo, tampoco descarta en que parte de que el ingreso sin contratiempos haya sido ordenado por altos cargos del gobierno para evitar una confrontación.

“Tiene una carga simbólica grandísima. Los funcionarios del aeropuerto no lo pararon, fueron respetuosos, lo saludaron con su cargo de presidente. Sin embargo, no creo que haya sido aleatorio, entiendo que puede ser más bien una estrategia del sistema psuvista”, indicó.

Desde su llegada al país, Guaidó se ha presentado en público dos veces y ha dado sendos discursos en convocatorias de protesta. Mientras tanto, del otro lado, la vocería chavista ha guardado silencio. Pero responderán y buscarán, dice Varnagy, accionar de manera que puedan encontrar oxigeno ante la presión que los asfixia.

“Seguro que va a haber un contrajuego, no necesariamente efectivo. Va desde el desprestigio a Guaidó hasta un intento de encarcelamiento, poco probable. El chavismo se va por la vía de ganar tiempo”, expresó.

Lo cierto es que una de las principales estrategias del chavismo ha sido esperar el desgaste del enemigo. Ya desgastado, lo invita a un diálogo y luego arremete con más fuerza. Sucedió efectivamente en 2014 y 2017. Esperan hacer lo mismo con Guaidó: desprestigiarlo y acusarlo de los problemas generados durante 20 años de chavismo, explicó el docente universitario.

Por eso encarcelar a Guaidó, que además cuenta con un gran respaldo internacional, es un costo político alto y habrá respuestas de otros países; el gobierno de Maduro esperará que en algún momento ceda la popularidad del joven líder. Que se canse.

“Encarcelarlo activaría la aplicación de la doctrina Monroe. El gobierno Estados Unidos dijo muy taxativamente que Guaidó, su familia y allegados, son intereses fundamentales y estratégicos de su nación. Habría una respuesta de naturaleza armada”, dijo.

Liderazgo emergente

La figura de Juan Guaidó se ha alzado como un liderazgo emergente, que se ha consolidado en un lapso de dos meses.  Este liderazgo y este proceso se diferencian de los eventos ocurridos en 2014 y 2017, en opinión de Varnagy.

“No se había logrado un líder que sobresaliera. En 2019 Guaidó logra una posición que no era de aspiración, sino legítima. No había que hacer un consenso de opiniones. No se buscaba a la fuerza una unidad, sino la unidad alrededor de la Constitución”.

En esto coincide el también politólogo Jesús González, quien además desestima que la estrategia del chavismo, al jugar al desgaste, funcione en este caso. El momento político que vive la oposición es único, asegura.

“Nunca la oposición había tenido tanta fortaleza, ni tanta posibilidad de representar una amenaza seria, que ya existe sobre Maduro. Van dos meses y lo que se ve es una tendencia creciente de un liderazgo”, expresó el profesor universitario.

En este mismo lapso se generó un respaldo internacional de más de 50 países.  Ambos analistas comparten la idea de que el apoyo de la comunidad internacional ha sido fundamental para el crecimiento de este proceso.

“La comunidad internacional ha sido clave importante. Las sanciones de América Latina, Estados Unidos y la Unión Europea reflejan que todo occidente dice que aquí hay una ruta clara y tres pasos (cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres)”.

A los oídos militares

Desde su juramentación el 23 de enero, Guaidó ha sido insistente en su solicitud a las Fuerzas Armadas de apegarse a la Constitución. En cierto modo ha sido escuchado, con los más de 500 funcionarios que cruzaron la frontera para reconocerlo. Su llegada al país por Maiquetía representa otro elemento que los militares tomarán en cuenta.

“Las Fuerzas Armadas son el elemento de soporte que tiene Maduro hoy. Es evidente que el mensaje claro de que no tiene el control como siempre lo han divulgado. Demuestra que hay debilidades y el crecimiento de una amenaza creíble para la estabilidad de Maduro”, dijo González.

Varnagy lo secunda al subrayar que los niveles medios y bajos militares son víctimas de penurias a lo interno de los cuarteles; a diferencia de los beneficios que pudieran recibir los altos mando.

Lea también:

Guaidó anuncia paro escalonado en la administración pública

Foto: Efe

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!