Diputado Gilber Caro cumple un mes desaparecido y su familia teme que haya sido torturado - Efecto Cocuyo

Diputado Gilber Caro cumple un mes desaparecido y su familia teme que haya sido torturado

Gilber Caro fue visto por última vez la madrugada del viernes, 26 de abril. El diputado de la Asamblea Nacional se encontraba con su equipo de trabajo en un local de comida, en Caracas, cuando hombres no identificados se lo llevaron detenido.

Desde entonces, ni su familia ni sus abogados saben dónde está. No hay certeza de su paradero, solo rumores. La única información que recibió su abogada Theresly Malavé fue que el dirigente de Voluntad Popular se encontraba en la sede de la policía política ubicada en El Helicoide, pero al trasladarse al sitio negaron que estuviera recluido en ese lugar.

La negación del paradero de personas detenidas se ha constituido en una práctica de desaparición forzada en Venezuela, según Espacio Público, una asociación civil dedicada a la defensa de los derechos humanos en el país.

Un informe de esta organización, publicado en 2018, presenta datos registrados por el Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea), que confirman el incremento del número de casos de desapariciones forzadas de tres en 2015 a 19 en 2016.

La hermana del diputado opositor, Carolina Caro, denuncia que es acosada permanentemente por hombres armados que no visten uniforme. Estas personas estacionan vehículos afuera de su casa -donde vive con su madre de 80 años de edad y su hijo de 4 años- para vigilar y tomar fotos, según relató a Efecto Cocuyo.

“Tal vez a mi hermano le hicieron algo y por eso no nos lo dejan ver. Ni siquiera a un tribunal lo han llevado, nadie lo ha visto. Ellos son unos secuestradores que nos tienen pasando noches sin dormir en zozobra”, expresa.

A un mes de su desaparición, los familiares exigen una prueba de vida de Gilber Caro y su liberación inmediata. “Gilber es inocente, queremos constatar su estado físico y que tenga derecho a la defensa. Ni siquiera le permiten a sus abogados verlo. Uno siente mucha indignación porque ellos le causan dolor a las personas porque tienen el poder y las armas”, cuestiona la hermana del joven político.

El 15 de mayo la Comisión Interamericana de Derechos Humanos extendió las medidas cautelares para proteger los derechos a la vida y a la integridad personal del diputado y piden que se dé a conocer su paradero y si lo tienen funcionarios del Estado y las circunstancias en las que se encuentra.

La Organización de Naciones Unidas también exigió al régimen de Nicolás Maduro dar a conocer la ubicación de Caro. “Su arresto no sólo se llevó a cabo pasando por alto su inmunidad legislativa, sino que su ubicación no ha sido confirmada por las autoridades. Esto constituye una desaparición forzada bajo la ley internacional”, dijo la portavoz de la oficina de Derechos Humanos de la ONU, Ravina Shamdasani, en Ginebra.

La desaparición forzada viola el artículo 45 de la Constitución que establece:

“Se prohíbe a la autoridad pública, sea civil o militar, aun en estado de emergencia, excepción o restricción de garantías, practicar, permitir o tolerar la desaparición forzada de personas. El funcionario o funcionaria que reciba orden o instrucción para practicarla, tiene la obligación de no obedecerla y denunciarla a las autoridades competentes. Los autores o autoras intelectuales y materiales, cómplices y encubridores o encubridoras del delito de desaparición forzada de personas, así como la tentativa de comisión del mismo, serán sancionados o sancionadas de conformidad con la ley”.

La desaparición puede conducir a otras graves violaciones a los derechos humanos como afectaciones al derecho a la vida, seguridad y libertad personal, debido proceso y prácticas de tortura, tratos crueles, inhumanos o degradantes.

Las Naciones Unidas establece que “la desaparición forzada se ha usado a menudo como estrategia para infundir el terror en los ciudadanos. La sensación de inseguridad que esa práctica genera no se limita a los parientes próximos del desaparecido, sino que afecta a su comunidad y al conjunto de la sociedad” y además señala “en su día fueron principalmente el producto de las dictaduras militares, pueden perpetrarse hoy día en situaciones complejas de conflicto interno, especialmente como método de represión política de los oponentes”.

Foto: el-carabobeno.com

Lea también

Reportero Jesús Medina será enjuiciado por dos delitos

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!