La entrevista censurada

El episodio en sí no aporta nada, salvo rasgos de las personalidades de ambos, tanto de Nicolás Maduro como de Jorge Ramos.