Rafael Esquivel comparte empresas fantasmas con amigos y familiares

En una discoteca de Brickell, en el centro de Miami, tres hombres y una mujer beben y posan sonrientes. La foto que capturó el momento demuestra que algo celebran, con tragos servidos de una botella de Buchanans 12 años. Se trata de quienes comparten -o compartieron- negocios con Rafael Esquivel Melo: Carlos Loffredo, Luis Damián Esquivel Correa -sí, familia- y Grace Rodríguez.

La rubia abraza a dos de sus compañeros y se siente “como una reina”, escribió en inglés debajo de una de las imágenes que subió a su cuenta de Facebook el 11 de junio de 2014. Los etiquetó a todos, mucho antes de que el presidente suspendido de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF) cayera en desgracia tras ser detenido en Suiza, señalado por blanqueo de capitales y participación en actos de soborno.

Rafael Esquivel no aparece en esas fotos. Tampoco hay rastros de él en los perfiles de quienes posan, pese a que mantiene con todos una “estrecha amistad”, aseguró una fuente allegada a la familia. Sin embargo, su nombre figura en actas constitutivas de empresas con sede en Miami, junto a tres de esos personajes retratados.

CaptureGraceRodriguezFacebookEl de guayabera floreada es Luis Damián, sobrino de Esquivel. Carlos Loffredo es el que está de pie, de camisa blanca. El de camisa de rayas, Víctor Díaz,  no aparece mencionado en ninguno de los documentos que hacen parte de esta historia.

CaptureFBGrace

De acuerdo a la División de Corporaciones del Departamento de Estado de la Florida, el nombre de Rafael Esquivel Melo figura en cuatro compañías: La Isla Corp., Esqui-care Center, Grupo Esquivel y Grupo Los Robles. Existe una quinta empresa, GPE Express Corp, en la que no se menciona su nombre sino el de dos personas que aparecen en la foto: Luis Esquivel y Carlos Loffredo. Los documentos indican que las oficinas aún funcionan, pero las visitas realizadas por Efecto Cocuyo demuestran lo contrario. Los Robles y GPE también tienen sede en Venezuela, en la isla de Margarita, donde Esquivel y familia echaron raíces.

Las empresas

El 22 de julio de 2014 a las 8:23 de la mañana se formalizó la conformación de la empresa Inversiones La Isla Corp. Oscar Flores es el presidente de esta compañía, mientras que Rafael Esquivel, el hombre que salpicó a Venezuela en el escándalo de corrupción de la Fifa, tiene tres cargos: vicepresidente, secretario y tesorero. Según la información que reposa en el acta de constitución, sus oficinas deberían estar en Doral, una ciudad ubicada en el condado de Miami-Dade, pero ya no existen, aseguró un trabajador de la nueva oficina que allí funciona. 

Flores no aparece en las redes sociales. No pertenece a lista cibernética de amigos de los amigos y familiares directos de Esquivel. Sin embargo, una fuente confirmó que era “cercano a la familia y a los negocios”.


la isla departament state of floridaCaptureLaIsla

 

Donde antes estaba La Isla Corp., ahora está IBI Accounting Services, confirmó Efecto Cocuyo. La única persona que se encuentra en esa oficina, una señora con inconfundible acento venezolano, dijo que la antigua compañía fue disuelta “hace tiempo” por Flores y Esquivel, quienes se encuentran actualmente en Venezuela. O al menos eso es lo que ella dijo.

13

12

“Esta es una oficina de contabilidad (…) Sí es de Óscar Flores pero esta no es su oficina principal (…) Él no está aquí. Ellos (Óscar Flores, Rafael y Luis Esquivel) creo que están en Venezuela (…) ¿Pero y usted por qué los busca?” preguntó al final de una corta conversación. Por ese comentario, pareciera que la mujer no sabe que desde el 27 de mayo pasado, Rafael Esquivel está preso.

Sin embargo, los documentos indican que IBI Accouting Services no pertece a Óscar Flores, como dijo la empleada. Su nombre no se lee en ninguna de las actas. Quien aparece como presidente es una mujer de nombre Rafaela T. Sosa, la misma que firma en todos los papeles de las empresas en las que aparece Esquivel, pero como su agente registrador.

Tres en uno

En The Crossings, un suburbio que también está ubicado en Miami-Dade, se supone que deberían estar tres compañías entre cuyos representantes se encuentran Rafael y Luis Esquivel. Los documentos apuntan a que en un mismo lugar funcionan Grupo Esquivel Inc., Grupo Los Robles Inc. y GPE Express Corp. Estas tres compañías registradas en el estado de Florida ocupan los depósitos 114 y 155. No es una una zona residencial, sino de depósitos y galpones. Pero en el sitio no hay ninguna oficina y, según testigos, cero actividad.

Un empresario de origen cubano, vecino de los depósitos 114 y 155, puede jurar que allí no trabaja nadie. “Nosotros estamos aquí desde finales de 2013 y nunca hemos visto a nadie ahí. Lo único es que están parados unos camiones de cosas de envíos, pero nunca los mueven. Ahí nunca viene nadie”, comentó, sin titubear.

Según su página web, GPE Express Corp. es una empresa de envíos, de esas que llaman “puerta a puerta”, cuyos teléfonos repican hasta el cansancio y nadie los atiende. Lo que sugiere el logotipo (que se ve en la foto de abajo), es que la compañía de despacho está relacionada con el Grupo Los Robles, que tiene como presidente a Rafael Esquivel. Los Robles tiene sucursal en la isla de Margarita y allí funciona una bomba de gasolina que surte a media isla: la estación de servicio PDV, ubicada en el municipio Maneiro. En este mismo lugar, el Ministerio Público incautó carros y otros bienes que estaban a nombre del ex cabecilla de la FVF, el pasado 15 de junio.

CaptureGPEExpress

En los documentos de la empresa de transporte miamera, la persona que aparece como presidente es Luis Damián Esquivel, quien en la foto mostrada al principio de esta nota, aparece en la celebración luciendo una guayabera tropical, abotonada hasta la mitad. Su padre tiene el mismo nombre y es hermano del ex cabecilla de la FVF. Ambos eran socios en la isla de Margarita: Luis le vendió a la Federación, por poco más de 95 millones de bolívares, los derechos sucesorales de una parcela que pertenecían a la empresa Distribuidora de Gasolina de Margarita (Digasmar), de la que él mismo es presidente y a la que los dos hermanos se refieren como un negocio propio, según un reportaje publicado por el diario El Nacional el 18 de marzo de 2005.

Parece costumbre familiar que los Esquivel compartan los negocios, pues una mujer llamada Mirbella Esquivel es quien aparece como la encargada de las operaciones internacionales de GPE Express, la empresa que trae mercancía desde Estados Unidos a Venezuela, presidida por Luis Damián, el de la guayabera.

Pese a que es notable la inoperatividad de GPE, al menos en la sede de Florida, el 21 de marzo de este año -siete días antes de que reventara el escándalo Fifa- fue presentado el reporte anual ante la División de Corporaciones. De nuevo, el documento lo firmó el sobrino de Esquivel, quien comparte el negocio con Carlos Loffredo, otro de los retratados en aquella discoteca de Miami.

 

CaptureActiveGPECaptureGPE

 

La cuenta de Facebook de Grace Rodríguez, la rubia que aparece en las fotos,  facilitó el cruce de datos para la realización de esta nota. La mujer que aparece registrada como vicepresidente en el Grupo Los Robles y en el Grupo Esquivel, no respondió las solicitudes de entrevistas de Efecto Cocuyo. Sobre estas compañías, las documentos indican que la primera fue registrada el 11 de octubre de 2014, y la segunda, de muy vieja data, el 4 de diciembre de 1998. Ambas también realizaron su reporte anual en marzo de este año, apenas una semana antes de la detención de Esquivel.

CaptureGrupoLosRoblesActive

Rafael Esquivel Melo Presidente de Los Robles

 

La única empresa que está inactiva, pero donde también aparece su nombre y su firma, fue registrada el 4 de mayo de 1999 por el mismo  Rafael Esquivel en Florida: Esqui-Care Centers INC, cuya presidenta era Patricia Loffredo. El vicepresidente era el ex directivo de la selección venezolana de fútbol. La oficina funcionaba en 9963 SW 162ND Pl, una casa ubicada en una zona residencial de Miami.

 

EsquiCare2Confiscados

La fiscalía de Nueva York puso la mira en 14 propiedades de cuatro de los implicados en el caso Fifa, entre ellos, Rafael Esquivel. Casas y apartamentos podrían ser confiscados de comprobarse que fueron obtenidos con dinero proveniente de sobornos o que fueron usados para cometer delitos, pues de acuerdo a las investigaciones, los implicados recibieron sumas mil millonarias de representantes de medios deportivos y empresas comerciales del ámbito futbolístico, a cambio de conferirles los derechos de transmisión, comercialización y auspicio de torneos de fútbol en Estados Unidos y América Latina.

Según una investigación de UnivisiónEsquivel posee un total de ocho propiedades entre Miami y Hialeah, Florida. Cinco de sus casas están en una misma cuadra y suman aproximadamente 925.000 dólares. Dos apartamentos, ubicados en el 8660 SW 149th Street de Miami y con un valor cercano a los 150.000 dólares cada uno, también podrían ser incautados. La última propiedad en la lista ronda los 140.000 dólares y está cerca de los otros dos apartamentos, en el suroeste de Miami.

Una nota de The New York Times ratifica la primera investigación publicada, nombra las propiedades de Esquivel y otros ex miembros de Fifa y cita a Sandra Cardona, una fisioterapeuta que vive en una de las casas de Hialeah, con dos habitaciones y dos baños, en la que paga una renta mensual de 1.400 dólares.

“Aunque Esquivel recoge los cheques de la renta a su nombre, el directivo transfirió sus propiedades por $ 100 cada uno a las sociedades únicas en 2011, una estrategia a menudo empleada por los propietarios a limitar su responsabilidad y proteger la privacidad”, asegura el diario estadounidense.

Tres meses en prisión

Quien se desempeñó durante 28 años como presidente de la FVF, quien logró a nombre de la Federación unos jugosos contratos de patrocinio con Pdvsa, la poderosa empresa estatal de petróleo, y quien fue condecorado por el fallecido presidente Hugo Chávez con la Orden Francisco de Miranda, en su primera clase, está próximo a cumplir tres meses detenido en Suiza, este 27 de julio. Junto a él, seis altos dirigentes de Fifa, con todas las cuentas bancarias congeladas.

Del lado de la justicia estadounidense, esperan una respuesta a la petición de extradición de los implicados, realizada formalmente el pasado 2 de julio. Y del lado de la defensa de Esquivel, aún estudian la posibilidad de pagar una fianza de entre 3 y 4 millones de dólares para dejarlo en libertad y para que el caso avance en las instancias de suelo helvético.

Mientras el tiempo pasa y la familia Esquivel guarda silencio en la isla de Margarita, un fiel seguidor de la Vinotinto, la selección de fútbol de Venezuela, prefiere reservar su identidad al recordar una reveladora anécdota del año 2005, en una conversación informal que pudo presenciar, cuando Esquivel, de 68 años, y la alta plana de la Federación bromeaban tras un partido a puertas cerradas en el estadio San Siro de Milán, en Italia: “No sé porque salió el tema de la edad de uno de ellos (de los directivos) que había cumplido años, no recuerdo si 65 o 70 años. Al escuchar eso, Esquivel, en tono de chalequeo, dijo algo así: ‘Pero si esa es tremenda edad. A esa edad si te agarran en una vaina te dan casa por cárcel. Yo ya decidí: cualquier vaina mi casa será Margarita entera”.

Airam Fernández / @airamfernandez

Jorge Agobian. Miami, Florida (EEUU) / @jorgeagobian