Nuevas monedas de Bs. 50 ya “se asomaron” en quioscos y bancos del centro de Caracas (Fotos)

Nuevas monedas en la calle
Ver Galería
3 Fotos
Comparación de Billete y Moneda
Nuevas monedas de Bs. 50 ya “se asomaron” en quioscos y bancos del centro de Caracas (Fotos)
whatsapp-image-2016-12-29-at-12-09

Comparación de Billete y Moneda

Nuevas monedas en la calle
Nuevas monedas de Bs. 50 ya “se asomaron” en quioscos y bancos del centro de Caracas (Fotos)
whatsapp-image-2016-12-29-at-11-46

Nuevas monedas en la calle

Amverso y reverso de las monedas nuevas de Bs 50
Nuevas monedas de Bs. 50 ya “se asomaron” en quioscos y bancos del centro de Caracas (Fotos)
whatsapp-image-2016-12-29-at-11

Amverso y reverso de las monedas nuevas de Bs 50

Afirmaciones como “ya están circulando las nuevas monedas de Bs. 50” o “yo vi cómo a una señora le pagaron con la nueva moneda” parecían solo un rumor para muchos. Incluso para los negocios en las adyacencias del Banco Central de Venezuela (BCV). Ni los mismos comerciantes han podido seguirle la pista al nuevo cono monetario, que estaba previsto entrara en circulación “progresivamente” a partir del pasado 15 de diciembre. Aún así, pese al retraso de la nueva familia monetaria, la primera pieza ya empezó a verse en el centro de Caracas.

De ocho establecimientos y comerciantes informales consultados por Efecto Cocuyo la mañana de este jueves 29 de diciembre, solo en un quiosco de la avenida Urdaneta los vendedores aseguraron haber recibido como pago el metal con el perfil de Simón Bolívar en el anverso.

“Nosotros todavía no hemos visto las nuevas monedas ni los nuevos billetes. Y eso que estamos cerquita del Banco Central“, aseguró el encargado de una panadería frente a la plaza Juan Pedro López, que suele recibir a varios trabajadores de la entidad financiera entre sus comensales.

Más abajo, cerca del Seguro Social, estaba José vendiendo café con su carrito. Todos los días se recorre los alrededores del BCV para despertar a aquellos que van de camino al trabajo con un guayoyo. “Yo todavía no he visto la primera moneda de 50 ni el primer billete de 500“, dijo, como quien tiene que ver para creer.

Del otro lado, en la esquina de Santa Capilla, la frase de Santo Tomás se volvió realidad. En el local que vende desayunos al lado de la Torre Financiera del BCV empezaron a creer en el nuevo cono monetario luego de ver que un hombre los había traído hasta la barra donde atienden a los clientes, solo para alardear. Al final canceló lo que debía con “los viejos”.

“Todavía no ha venido nadie a pagarnos con las nuevas monedas, pero ya las vimos”, indicó el encargado del local. “Un señor vino el martes 27 y nos mostró que le habían dado dos monedas en el banco cuando fue a cobrar”.

—¿Y no les pagó con la nueva familia de billetes?

—¡Qué va! —dijo entre risas—. Tú sabes cómo es la gente. Esas monedas se las dieron a él y son sus monedas. No nos las iba a dar. Por lo menos hasta que haya más piezas del metal en circulación.

Más arriba, en el edificio Insbanca, también frente a la Torre Financiera, el nuevo cono monetario brillaba por su ausencia. “Aquí la gente viene y nos paga con billetes de Bs. 100, Bs. 50, Bs. 20, Bs. 10… Pero nadie ha venido a pagarnos con las nuevas monedas”, expresó el cajero de la panadería ubicada en la planta baja del edificio.

Ni siquiera en los cercanos bancos Fondo Común y Provincial se han asomado los nuevos metales. “Dicen que ya están rodando por ahí“, dijo. Las primeras planas de los periódicos los confirmaban con fotos para que la gente viera y creyera. Todos replicaron la misma noticia de la agencia francesa de noticias AFP. “Yo imagino que no son suficientes como para que todos los negocios las tengan de una vez”, agregó.

El pasado martes, 27 de diciembre, el vicepresidente del BCV, José Khan, informó que la nueva familia de billetes arribó al país en un cargamento proveniente de Sucia. Habrían llegado en la madrugada de ese mismo día unas 35.5 millones de piezas de Bs. 500.

También informó que la Casa de la Moneda ha fabricado 7 millones de unidades de las monedas de 20, 50 y 100 bolívares. “Para el 29 de diciembre nos llegará un nuevo cargamento, que traerá 115 millones de piezas de Bs. 50, 15 millones de Bs. 100, y 4.5 millones de piezas de Bs. 5000”, añadió el funcionario durante una transmisión.

Un puñado de las nuevas monedas de Bs. 50 estaban en la caja donde Belkis guarda el dinero de los clientes que vienen a comprar en su quiosco. La venta de chucherías, tarjetas de teléfono y antojitos en la avenida Urdaneta fue el único sitio de los visitados por Efecto Cocuyo en donde han pagado con el metal.

“A mí sí me han pagado con la nueva moneda“, indicó la mujer mientras mostraba unas 10 piezas que ya había acumulado. “Desde el viernes las he estado recibiendo y ha venido gente a pagarme con ellas”.

—¿Esa es la nueva moneda? ¿Puedo agarrarla? —preguntó un curioso que pasaba durante la exposición de Belkis—. Es bonita, por lo menos.

—Yo pensaba que esas monedas eran pura mentira —exclamó una mujer que acompañaba al hombre—. Sí estaban diciendo la verdad, entonces.

Unos pasos más allá del quiosco de Belkis, un funcionario del Banco de Venezuela aseguró a Efecto Cocuyo que algunos pagos se estaban dando en las nuevas monedas de Bs. 50. “A partir de hoy (29 de diciembre) es que empezaron a estar disponibles”, indicó.

Tres cuadras más abajo, un vigilante del Banco de Venezuela de la avenida Universidad afirmó que la entidad ha estado entregando la nueva pieza desde el viernes (23 de diciembre) de la semana pasada.

Mientras tanto, la incertidumbre sobre la circulación de la nueva familia de billetes sigue presente entre los comerciantes, informales o no. No importa si tienen al Banco Central al lado.