Inflación de 800% y escasez de 77,6%: Las cifras de Luis Vicente León para 2016

Los números que maneja el analista Luis Vicente León hablan por sí solos y dibujan a un país resquebrajado a raíz de la fuerte recesión que hasta ahora no tiene políticas de freno. Al cierre de 2016, el director de Datanálisis estima una inflación que oscile entre 800% y 900%, dato que se suma a la escasez de alimentos que, hasta septiembre, se ubicó en 77,6% solo en Caracas.

La producción de materia prima, las importaciones y el abastecimiento de alimentos siguen siendo el talón de Aquiles para el Gobierno nacional. Las fallas en estos tres ámbitos han generado una pérdida del ingreso real en el bolsillo del venezolano de 42,3%. Esto viene de la mano con la caída del consumo del 11% .

Sin embargo, el alcance del mercado informal se mantiene en Venezuela. Ante la escasez de productos, cuatro de cada 10 venezolanos acuden a los bachaqueros para comprar algunos productos de la cesta básica.

Es justo la inflación de este mercado informal la que se disparó y se estima en 2.375% al finalizar 2016. Una de las causas de este incremento es la nueva modalidad, desde que abrieron la frontera con Colombia, de comprar productos en Cúcuta o inclusive comprarlo a un contrabandista, para luego venderlo en el mercado al detal.  Por dedicarse a esto, los bachaqueros están ganando entre 10 y 15 salarios mínimos, dijo el directivo de Datanálisis.

Aunque admitió que los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) pueden ser medidas que favorezcan a unos pocos, consideró que es una forma de bachaqueo oficial, pues de igual forma se está deteriorando el abastecimiento común.

“Ellos decidieron abrir las fronteras, estimular el contrabando con dólares propios que se valoran a precio del mercado negro; por eso, un arroz cuesta más en Venezuela que lo que cuesta en Miami o Bogotá.  Hubo una especie de apertura. Le sacaste la tapa a la olla de presión”, dijo.

Percepciones

Estudios realizados por Datanálisis revelan que 94% de los venezolanos, de todas las tendencias políticas, aseguran que la situación del país es mala o muy mala. Además 72%, tres de cada cuatro ciudadanos, no creen que exista la guerra económica.

También 81% de los venezolanos consiguen colas en supermercados y 40,6%  pasan seis horas y media en cola para comprar productos regulados.

Explosión social: ¿sí o no?

Las ciencias sociales no son proyectables, deja claro León, quien aseguró que es imposible saber cuándo puede terminar una situación de crisis, pues cada una tiene sus particularidades.

“Tú puedes tener situaciones más light que las de Venezuela y quizás haya una explosión social y viceversa. Hay muchas más variables, por ejemplo la expectativa; hay venezolanos que prefieren esperar porque creen que cualquier otro camino para salir del Gobierno de Nicolás Maduro es más costoso”.

El analista político precisó que “si los jóvenes están haciendo cola para bachaquear y conseguir dinero, la situación explota porque están buscando dinero. Si la gente cree que el Gobierno tiene una capacidad represiva dura que los pueden llevar presos o matarlos, tampoco explota”.

Cambios económicos

Para que haya un viraje económico, el chavismo debe salir del poder porque de lo contrario, el venezolano desconfiará que el oficialismo esté comprometido con un cambio de Gobierno, dijo el también profesor universitario.

“La oposición es claramente mayoritaria y lo demostró las elecciones parlamentarias, pero ningún líder político era capaz de llenar una plaza. La oposición debe buscar la movilización que permita presionar un cambio de Gobierno. No necesitas una marcha para demostrarlo”, apuntó.