De ropa a víveres: comercios en Caracas cambian de ramo para no quebrar

Comercios de Caracas cierran o cambian de ramo para poder sobrevivir ante la crisis económica que enfrenta Venezuela. La inflación, las bajas ventas y la dependencia de productos importados, que aumentan al ritmo del dólar negro, obliga a quienes se dedican al menudeo a buscar nuevas opciones, por ejemplo pasan de vender ropa al expendio de alimentos.

En un recorrido realizado este miércoles 29 de noviembre por Efecto Cocuyo en dos municipios de la Gran Caracas, se constató el aumento de comercios que venden alimentos, nacionales e importados, en lugares que tradicionalmente se comercializaban otros rubros.

En algunos de estos nuevos establecimientos que venden alimentos, cosméticos y productos de aseo personal, parte de la mercancía importada no tiene el certificado del Ministerio de Salud.

De tienda de ropa intima a bodega

Inversiones Javier Fashion, un establecimiento en el Bulevar de Sabana Grande, zona comercial por excelencia, que hasta hace seis meses se dedicaba a la venta de accesorios y ropa íntima colombiana, ahora tiene sus estantes llenos de víveres. Los antiguos gancheros colocados en las paredes en los que se exhibían los productos que comercializaron por años, quedaron como el recuerdo de lo que antes fue. Actualmente contrastan con los mostradores en el centro de la tienda, en los que ofrecen papas, cebollas y otras hortalizas.

El encargado, Kevin Guarin, indicó que la decisión de cambiar de ramo se llevó a cabo luego de que las ventas cayeran a niveles en los que ya no era posible pagar ni siquiera el sueldo de sus empleados. “Con el dinero que entraba, no podíamos pagar los gastos más mínimos”, explica.

El entrevistado dijo que los dueños del comercio tuvieron que cambiar el objeto de la empresa para poder comercializar alimentos, con los que se han mantenido, pues “las personas prefieren comprar comida a ropa íntima”, reflexionó. Pese a ello, las ganancias son menores a las que obtenían hace cinco años.

Según un informe realizado por la asesora económica, Ecoanalítica, el 90% de los ingresos de los pobres del país es destinado a la compra de los alimentos. El informe clasifica como pobres, al 81% de los venezolanos.

Para la presidenta del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios de Venezuela (Consecomercio), María Carolina Uzcátegui, esta sería una explicación de la migración de comercios hacía este rubro. “Ante los problemas que deben enfrentar los comerciantes con otros productos, ellos buscan que sus negocios permanezcan abiertos”.

Cambiar de rubro no siempre es la mejor opción

El presidente de la Cámara de Comercio de Caracas, Víctor Maldonado, indicó que los comercios que cambian su rubro, son empresas cercanas a la quiebra, las calificó como “muertos vivientes”.

“Un rubro es un conjunto de experiencias”, expresó, al explicar que cada sector comercial tiene sus proveedores específicos y sus características propias, que deben ser conocidas por quien quiere iniciarse en un nuevo negocio.

“Por ejemplo, alguien que quiere comenzar un restaurante, tiene que saber cuáles son los proveedores y ellos deben conocerlo a él y más en la situación actual que vive el país, sino difícilmente pueda acceder a la materia prima que escasea”, señaló el líder gremial.

Un comerció que al cambiar de rubro fracasó, es el caso de la venta de ropa, SancoPicazzo.com, ubicado en el centro comercial Pacífico en Sabana Grande. Su dueño, Giovanny León explicó que, en diciembre de 2016, funcionarios de La Superintendencia para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde), lo obligaron a vender toda su mercancía.

“Me dijeron que vendiera todo puesto que para este año las cosas no iban a subir. No fue así”. Cuando quiso comprar más mercancía, sus ganancias eran insuficientes para reponer la que había vendido, por lo que decidió dejar sin empleo a doce de sus empleados y dedicarse a vender alimentos.

“Esto no es ni la sombra de lo que fue”, expresó León. Su local tiene poca mercancía y algunas neveras, que venderá para ver “qué hace”.  Por otra parte, sus proveedores le aumentan los precios semanalmente. “Compré veinte kilos de queso blanco a Bs. 1.300.000, pero, cuando me llegó la nueva factura, tenía que pagar 2.500.000 ¿Cómo se hace así?”, se preguntó.

Productos importados sin certificado

Ni locales considerados “de lujo” se salvan. En el Centro Plaza, un privilegiado centro comercial en la avenida Francisco de Miranda (este de Caracas), en un local donde funcionaba una venta de teléfonos y productos electrónicos, hace tres semanas se inauguró una tienda que vende alimentos y artículos de aseo personal comprados en el exterior, que no poseen permiso de ninguna institución del Estado.

En La Candelaria, zona comercial en el centro de la capital, un comercio que abrió hace poco más de un año, vende azúcar, harina leudante, pasta de trigo y otros alimentos sin certificación de alguna autoridad nacional. Lo mismo ocurre en el Bulevar de Sabana Grande, en un local en el que hasta hace un año funcionaba una tienda de accesorios; allí se venden productos importados, sin que el empaque tenga algún sello venezolano.

Roberto León Parilli, presidente de la Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores (Anauco), explicó que el Gobierno Nacional no controla la calidad de los productos de primera necesidad que ingresan al país, debido a la escasez de los mismos.

“Antes, con la ley para la defensa de las personas en el acceso a bienes y servicios, que regía el extinto Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios (Indepabis), el enfoque de las autoridades estaba en la protección del consumidor. Ahora, con la ley de precios justos, el Gobierno nacional hace énfasis en los precios y no en el bienestar de los consumidores”, aseveró el entrevistado.

Parilli habló de la importancia que tiene que los productos sean supervisados por las instituciones correspondientes. “Estamos hablando de la salud de las personas. El enfoque no debe ser los precios sino la calidad de los productos”.

 

  • LUIS

    EN VENEZUELA EL HAMBRE Y LAS ENFERMEDADES ES UN LUJO BURSATIL,,,,,, VARIA MAS QUE UNA BOLSA DE VALORES,,,
    CADA DÍA LA HIPER INFLACIÓN Y LA HIPER DEVALUACIÓN AZOTA AL PUEBLO VENEZOLANO,, EL SR NICOLAS Y SU CUPULA MILITAR SE RIEN,,,DEL PUEBLO,,,,,,,,,,,,,

    SI APLICAMOS LA crisis perfecta comunista LOGRAMOS ARRODILLAR A LAS MASAS POBRES Y LAS AREMOS QUE VOTEN POR NOSOTROS,,,,,, LA DICTADURA COMUNISTA CIVICO MILITAR,,,,,,,,los caimanes del mismo caño que usan al pueblo como su carne para su existencia y permanencia en el poder,,,,,,,,,,,pueblo despierta o la dictadura comunista los va a arrodillar en 6 mese ,,,,,,,, mayo 2018,

    las elecciones en VENEZUELA SON PREPARADAS PARA QUE GANEN LOS QUE APOYAN LA DICTADURA CIVICO MILITAR,,
    QUIEN NO LA APOYA ,,,LO DESPRESTIGIAN Y LE ROBAN LOS VOTOS,,,,,,,,,LE PONEN EL MAS POR MENOS DEL SISTEMA ELECTRONICO DE VOTACIÓN,,,,,,,,QUIEN SAQUE MAS VOTOS PIERDE Y QUIEN SAQUE MENOS GANA,,,,,,,

  • Eduardo A.Cuberos L.

    Boca acabo,patas arriba,así estamos,el mundo bizarro,todo al revés,no hace falta explicación,para el buen entendedor pocas palabras…..perdimos identidad y la identificación va en picada…..