Salida del aire de CNNE es inconstitucional, afirman expertos en comunicación

El cierre de CNN revivió la salida de Rctv de las pantallas venezolanas

Con la salida del aire de CNN en Español (CNNE) los venezolanos se quedan una ventana menos para poder informarse sobre lo que sucede en el país, contrario a lo que establece el artículo 58 de la Constitución de Venezuela. “Toda persona tiene derecho a la información oportuna, veraz e imparcial, sin censura”.

Esto según expertos en comunicación, como el profesor Carlos Correa, director de la ONG en pro de la libertad de expresión Espacio Público. “Esto significa un medio menos, una oferta menos dónde ver opciones, dónde contrastar información. Aparte, es un medio que constantemente cubría la situación de Venezuela”.

Para Correa los más afectados quienes solía informarse a través de la televisión, puesto que en el país paulatinamente se han ido cerrando las opciones. Primero RCTV en 2007, NTN24 en 2014 y ahora CNNE. 

“Se cierra otro espacio, en este caso un canal internacional, uno de los espacios que han ido quedando más allá de los tradicionales, sobre todo de los televisivos que no han reflejado la situación”, explicó Marianella Balbi, directora del Instituto Prensa y Sociedad (IPYS) Venezuela. 

Balbi también señaló que CNNE es un canal que viene haciendo un trabajo constante en el país, que le sirve a los ciudadanos “para informarse e incluso contrastar lo que ocurre en Venezuela“.

“Este es un desatino de un Gobierno que se dice democrático. Hay un canal con una información que le parece contraria a sus intereses y, haciendo abuso de su poder, decide sacarlo de las cable operadoras”, indicó Balbi.

La periodista señaló que frente a estas medidas, el ciudadano se siente cada vez más indefenso “ante un poder autoritario que, sin mediar y sin un debido proceso, por una orden presidencial y sin derecho a la defensa saca del aire un canal”.

También dijo que hay que tomar en cuenta el hecho de que la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) quien solo debería ocuparse del espectro radioeléctrico se ha convertido en un censor de contenido, “algo que está prohibido en nuestra Constitución”.

“Es otro espacio que se cierra, otra ventana que se silencia. Cada vez son más esos espacios oscuros de la pantalla, sin información, sin la posibilidad de poder saber. Es una cadena de abusos“, dijo Balbi.

El profesor e investigador Marcelino Bisbal señaló que la censura no es solo televisiva, puesto que los medios impresos tienen dificultades para poder adquirir el papel periódico y muchas emisoras radiales han sido cerradas. “Los pocos medios críticos que van quedando cada vez se les cercenan más las posibilidades”.

“El más afectado es el ciudadano, porque se le han ido cerrando medios de información, al menos los que intentan, desde sus limitaciones, dar cuenta de lo que está sucediendo en el país. Se le limita la posibilidad de tener información oportuna y veraz, consagrada en el artículo 58 de la Constitución”, dijo Bisbal.

Al profesor le preocupa el comunicado emitido por Conatel donde insta a los medios a compartir solo información ajustada “a los valores de la sociedad venezolana“, es decir, según el criterio gubernamental. “Lo que el Gobierno considere que no es veraz y oportuno va a ser sancionado”.

Aseguró que ahora “se escucha una sola voz, la que al Gobierno le interesa. Se generan mecanismos de censura y autocensura. El ciudadano está cada vez más limitado en saber lo que sucede en el país, y eso es lo que le conviene a gobiernos de cortes autoritarios”.

Con esto coincide Correa, quien aseguró que este tipo de acciones tienen un efecto intimidatorio. “Aunque tampoco es que haya muchos medios más que tengan cobertura en directo, no hay muchos medios que estén haciendo cosas parecidas”.

Balbi señaló que con este tipo de acciones se está violando un derecho fundamental, el derecho humano de la información. “Los funcionarios deben tener claro que estos delitos no prescriben”.