Martínez-Gugerli de WOLA: TPS debe combinarse con una estrategia a largo plazo

VENEZUELA MIGRANTE · 13 MARZO, 2021 17:46

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) para los venezolanos debe combinarse con una estrategia a largo plazo y un camino hacia la ciudadanía para los migrantes y refugiados en Estados Unidos, consideró la Asociada para Programas de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA), Kristen Martínez-Gugerli.

A través de su cuenta en la red social Twitter, la investigadora comentó que si bien la designación del TPS constituye un paso para extender protecciones humanitarias a los ciudadanos venezolanos, en sí mismo no es suficiente.

El estatus no ofrece un camino a la ciudadanía estadounidense, lo que implica que los beneficiados pueden ser detenidos o deportados cuando el documento expire o sea revocado por un futuro presidente.

El pasado lunes, 8 de marzo, el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos anunció su decisión de otorgar el TPS a los venezolanos en el país, medida que podría beneficiar 320 mil migrantes.

Este mecanismo consiste en amparar de la deportación a los inmigrantes venezolanos que no tengan documentación y estén en Estados Unidos para la fecha de la designación.

Los beneficiados podrán permanecer en el país, obtener un permiso de trabajo por 18 meses y aplicar para recibir un permiso para viajar. No les confiere la condición de residentes, pero los beneficiarios pudieran en un futuro aplicar para obtener otro estatus.

Limitaciones

A juicio de Martínez-Gugerli, la decisión de las autoridades estadounidenses era necesaria y envía un mensaje a la región para que se implementen protecciones humanitarias similares. Sin embargo, el TPS tiene limitaciones “significativas”.

“El TPS es de naturaleza temporal y deberá renovarse una vez que expire en septiembre de 2022. Esto opera bajo el supuesto problemático de que el desplazamiento venezolano es temporal y puede resolverse en cuestión de 1-2 años”, detalló la investigadora de WOLA.

Las personas que logren obtener este estatus temporal deben aplicar para el permiso de trabajo de forma separada ante los Servicios de Ciudadanía y Migración (Uscis, por sus siglas en inglés). La aprobación no está garantizada.

Esta situación obstaculiza el acceso al mercado de trabajo y la integración socioeconómica de los venezolanos, eso sin contar que es un trámite costoso: el TPS y los servicios biométricos pueden costar alrededor de 545 dólares por persona.

El experto en Venezuela de WOLA, Geoff Ramsey, explicó que el presidente Joe Biden se comprometió a llevar adelante la medida durante sus primeros 100 días de gobierno. La nueva administración se encuentra repensando su estrategia con respecto a Venezuela, luego de que la gestión de Donald Trump optara por aplicar máxima presión y “poner todas las opciones sobre la mesa”.