Colombia estima cerrar 2021 con un millón de venezolanos regularizados

VENEZUELA MIGRANTE · 8 SEPTIEMBRE, 2021 08:28

Ver más de

Efe | @EFEnoticias


¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El presidente de Colombia, Iván Duque, aseguró este martes, 7 de septiembre, que espera cerrar el año con un millón de migrantes venezolanos regularizados con la tarjeta de identificación del Estatuto Temporal de Protección, que les permite tener acceso a la seguridad social, salud y el mercado laboral formal.

En una declaración con el representante especial conjunto de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) para los Refugiados y Migrantes Venezolanos, Eduardo Stein, Duque valoró los avances de la regularización.

“Fijamos la meta de llegar al finalizar este año a cerca de un millón de migrantes con su tarjeta de identificación del estatuto de protección temporal y avanzar para tener 800.000 más entre enero y agosto de 2022″, expresó el mandatario.

El jefe de Estado recordó hoy que más de un millón de venezolanos ya hicieron “un prerregistro virtual” y están haciendo su proceso de “reconocimiento biométrico”.

“Eso nos permite a nosotros tener la regularización migratoria más grande que se haya hecho en América Latina, pero hacerla también articulada con una capacidad de respuesta de los servicios del Estado”, aseguró.

Según Migración Colombia, más de un millón de los casi 1,8 millones de venezolanos que hay en Colombia ya agendaron su cita para el registro biométrico, que es la segunda etapa de la implementación del Estatuto Temporal de Protección.

El Estatuto incluye un “registro único del migrante” para que los venezolanos que se acojan a él tengan acceso a los beneficios sociales del Estado colombiano, entre ellos la vacunación contra el COVID-19 o la posibilidad de sacar una licencia de conducción.

Esa iniciativa fue anunciada en febrero por el presidente Duque, quien señaló entonces que tendrá una vigencia de diez años y tras la cual los migrantes venezolanos regularizados podrán solicitar la residencia.

En esa línea, Stein destacó que “haber llegado a un millón de personas registradas en apenas siete meses es en efecto un camino que nos muestra cómo cada uno de los Gobiernos, de acuerdo a su propia situación interna, su propia legislación y sus propias capacidades, han estado explorando diferentes formas de poder llegar a cubrir este tema esencial”.