UVL: 149 personas murieron en calabozos durante primer semestre de 2019

SUCESOS · 30 JULIO, 2019 23:52

Muertas 149 personas en calabozos durante primer semestre de 2019, reporta Una Ventana a la Libertad

Texto por Reynaldo Mozo Zambrano | @reymozo

Ver más de

Reynaldo Mozo Zambrano | @reymozo

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La organización no gubernamental Una Ventana a la Libertad (UVL), denunció que en  el primer semestre de 2019, al menos 149 reclusos murieron en centros de detención preventiva (CDP) de 15 estados monitoreados por la ONG, más los fallecidos en la masacre de Acarigua.

Este martes 30 de julio, UVL presentó su informe de enero a junio, en el que recogen el monitoreo de 203 calabozos policiales y militares que tienen capacidad para albergar a 3.734 personas. Sin embargo, actualmente hay 19.028 personas recluidas en estos centros de detención preventiva, lo que representa un 509.58%  de hacinamiento

Carlos Nieto, coordinador general de la organización, aseguró que los calabozos policiales se han convertidos en “las grandes cárceles del país” y que la figura de “pranato” se está institucionalizando en las sedes de detención preventiva de las policías venezolanas.

La psicóloga social y criminóloga Magaly Huggins Castañeda, coordinadora de investigación de UVL, reveló que para finales del semestre en los CDP monitoreados había 1.369 mujeres detenidas, de las cuales 575 se encontraban en el estado Zulia. Mientras que en segundo lugar, en cuanto al número de mujeres detenidas, se encuentra el Distrito Capital con al menos 289.

En cuanto a los hombres recluidos para el final del primer semestre de este 2019, en dichos CDP monitoreados, el total ascendió a 17.659, de los cuales 3.729 se
encuentran detenidos en el estado Zulia. De ellos, 340 pertenecen a la comunidad indígena y representan el 9% de los detenidos en la entidad.

Según el informe de de la ONG, del total de detenidos en los calabozos policiales monitoreados a nivel nacional, cuatro hombres pertenecen a la comunidad Lgbti+;  17 tienen discapacidad motora y uno tiene discapacidad auditiva. Del total presente en los 15 estados, 69 son adolescentes entre 14 y 18 años.

 

Más de 500 % de hacinamiento

“El hacinamiento en los centros de detención preventiva se magnificó porque los detenidos en manifestaciones públicas fueron llevados a calabozos policiales. Alertamos que en el estado Zulia se pueda presentar una masacre (en un calabozo policial)”, informó Huggins.

La Coordinadora de Investigación de UVL, calificó de dramático el hacinamiento en los centros de detención preventiva, considera que uno de los grandes problemas es que agrupan a todos los presos a pesar de tener delitos distintos. “El que mata está preso con el que protestó en una vía pública”, sentenció.

Las enfermedades también afectan a quienes están recluidos en estos centros. Huggins  reveló que en casi todos los estados monitoreados por ULV hay reclusos con tuberculosis. “No se mueren pero están faltos de atención”.  La criminóloga aseguró que en el primer semestre identificaron 123 casos de detenidos con la enfermedad en los centros de detención preventiva, 80 de ellos en el estado Falcón.

El abogado criminalista Fermín Mármol,  calificó los centros de detención preventiva como “depósitos humanos”, puesto que la mayoría no cuenta con sistemas para el aseo persona, centro médico y áreas deportivas.

Mármol aseguró, que en el país existen dos modelos de sistema carcelario, el que lleva el Ministerio de Asuntos Penitenciarios y los calabozos policiales, que no son reconocidos por la cartera ministerial que maneja el área. “Hay 60 mil venezolanos en depósitos humanos, que son una máquina violadora de Derechos Humanos y nadie dice nada porque Venezuela desde hace mucho rato dejó de ser República”.

Centros privilegiados

El informe semestral de Una Ventana a la Libertad,  revela que algunos centros de detención preventiva no tienen hacinamiento y son los utilizados para retener a miembros de los cuerpos de seguridad del Estado que han sido detenidos por delitos graves como homicidios.

El abogado  criminólogo Luis Izquiel,  responsabiliza del hacinamiento en estos centros, a Iris Varela, ministra de Asuntos Penitenciarios, porque desde el año 2012 ha estado “obstaculizando los traslados de los calabozos policiales a las cárceles formales”.

Izquiel aseguró que los calabozos policiales no tienen la estructura idónea para mantener a los detenidos, porque allí deberían estar recluidos solo por 48 horas y muchos de los presos  tienen hasta siete años.

Policías y detenidos se disputan control de las celdas en comisarías, revela UVL

Foto: ULV