Un policía muerto y dos heridos tras balacera en la Cota 905 #25Ago

SUCESOS · 25 AGOSTO, 2020 16:55

Ver más de

Manuel Tomillo C. | @ManuelTomilloC


¿Cómo valoras esta información?

72
QUÉ CHÉVERE
39
QUÉ INDIGNANTE
7
QUÉ CHIMBO

Un funcionario de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) muerto y otros dos heridos fue el saldo que arrojó un enfrentamiento entre comisiones de seguridad con presuntos integrantes de las bandas delictivas que operan en la conocida Cota 905, barriada del suroeste de Caracas.

El agente fallecido fue identificado como Edgar Jesús Palacios, quien recibió varios tiros en la cara al tratar de repeler la acción de los miembros de la banda de Carlos Calderón (El Vampi) y Carlos Revette (El Coqui), quienes atacaron con armas de fuego la sede de Policaracas, ubicada en El Pinar, aledaño a la avenida Guzmán Blanco.

Palacios formaba parte de la Brigada de Respuesta Inmediata (BRI) de las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) de la PNB. Sus compañeros heridos fueron el oficial jefe Daniel Martínez y el agregado Ricardo Amariz Yusmar, a quienes trasladaron al hospital Pérez Carreño.

Imagen

La misma historia

Las primeras versiones señalaron que desde tempranas horas de la mañana de este martes 25 de agosto los antisociales, con armas largas y cortas, intentaron invadir los campos de tiro de la sede de Policaracas. De inmediato los oficiales solicitaron apoyo a la PNB, a las Faes, Cicpc y Guardia Nacional.

Simultáneamente también se reportó un enfrentamiento en Las Torres, La Vega (parte alta), con sujetos desconocidos que portaban armas largas.

Esto originó el enfrentamiento, que luego reportaron a través de las redes sociales los vecinos del sector, con videos y audio de la balacera.

Jefes policiales de Policaracas solicitaron el apoyo a otros cuerpos de seguridad para contener el ataque, de acuerdo a los mensajes difundidos en sus redes internas.
Las comisiones mixtas comenzaron la búsqueda en la zona boscosa de la Cota 905, hasta que a comienzos de la tarde, según reportaron periodistas de sucesos presentes, los cuerpos de seguridad del Estado recibieron la orden de retirada del sitio del enfrentamiento por «lineamientos superiores».