Tenemos una policía más abusadora que antes de la reforma policial, alerta Provea

SUCESOS · 10 ABRIL, 2021 11:16

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Este 10 de abril se cumplen 15 años de la creación de la Comisión Nacional de Reforma Policial (Conarepol), «un esfuerzo serio que intentó construir una policía respetuosa de los derechos humanos. Al día de hoy es más abusadora que antes de 2006», así lo destacó el abogado Marino Alvarado,  coordinador de investigación del Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea).

La Conarepol nació impulsada por una presión social fuerte a raíz de varios casos criminales donde el denominador común fue la participación policial, en particular, en el asesinato de los hermanos Faddoul, seguido del secuestro y también muerte del industrial Sindoni.  En el primer caso se investigó que los asesinatos fueron perpetrados por miembros de la entonces Policía Metropolitana, y en el caso Sindoni se trató de un ajuste de cuentas donde participó la Policía de Aragua.

Según Alvarado, desafortunadamente, Nicolás Maduro -quien administra Venezuela-, saboteó el proceso de construir esas policías. «En 2015 cuando se iniciaron los Operativos de Liberación del Pueblo (OLP) aumentó la letalidad. Solo en 2020, 2.853 personas fueron asesinadas por policías y militares en el país. «Tenemos unos cuerpos de seguridad más  abusadores y más violadores de los derechos humanos «.

A su entender, sigue pendiente construir esos organismos que sean respetuosos, en los que el ciudadano tenga confianza.

«Se requiere investigar las miles de presuntas ejecuciones policiales , tanto de los autores policiales como de las cadenas de mando. La Misión de Determinación de Hechos estableció unos presuntos responsables de estos  crímenes», dijo.

En el portal de Provea se publica este 10 de abril una entrevista a padre jesuita José Virtuoso, rector de la Universidad Católica Andrés Bello, quien fue convocado para participar en el proyecto de reforma policial, no tanto como representante de la iglesia católica, sino como conocedor in situ de los problemas de inseguridad en nuestros sectores populares.

Su nombre y su liderazgo están ligados a una de las experiencias más notables y más estudiadas de lo que podríamos llamar “autogestión” de la seguridad, como es la del barrio Catuche, al norte de Caracas.

En esa entrevista explicó que la reforma policial, nacía con fuerza y al parecer respaldada por una voluntad política capaz de ponerla en marcha. «La realidad, sin embargo, cambió bruscamente esa percepción. Se produjo un enroque ministerial y entró en juego nada menos que Pedro Carreño, quien tildó todo el proceso como un proyecto “de derecha”. La Conarepol entra al congelador».

También señaló que «de un borrón acabaron con la Comisión. Pero pocos años más tarde se incorpora como ministro Tarek El Aissami, vinculado con algunos de los académicos que participaron en las encuestas y el diseño de la ley, y se volvió a convocar la comisión».

Es allí, en 2009, cuando finalmente sale la Ley Orgánica del Servicio de Policía  y del Cuerpo de Policía Nacional Bolivariana y la Ley del Estatuto de la Función Policial.

Esos dos instrumentos legales, a su juicio, crearon una suerte de sistema integrado de policía nacional que abarcaba dentro varias instituciones como la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad, para la formación de los funcionarios, y el Consejo General de Policía como un órgano coordinador”.

El problema –explicó Virtuoso- es que a renglón seguido comienza a formarse un poder policial paralelo que contradice la esencia de la ley.

Aquí puede leer toda la entrevista y entender qué pasó con la Conarepol: 

A 15 años de la CONAREPOL | José Virtuoso: “Hoy tenemos una policía más mortífera que la delincuencia”