Ocho datos claves de Juan Sánchez, hombre señalado de abusar a más de 270 niños en Colombia - Efecto Cocuyo

SUCESOS · 3 FEBRERO, 2018 10:36

Ocho datos claves de Juan Sánchez, hombre señalado de abusar a más de 270 niños en Colombia

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

Ver más de

Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Juan Carlos Sánchez LaTorre, a quien se le atribuye la violación de 276 niños en Colombia, fue capturado el 1 de diciembre de 2017 en Venezuela, con una cédula de extranjero.

Se escondía de la justicia desde 2008 y trabajó durante el último año en Maracaibo como técnico de computadoras. En Venezuela usaba el nombre de Danilo Gutiérrez, con el cual seidentificaba también en una cédula de identidad del país.

1. Inicio de la investigación

Desde 2005 se habían reportado más de 50 violaciones a menores de edad en Barranquilla y sus alrededores y seis de esas víctimas identificaron a Sánchez como su agresor, según indicó la revista Semana.

2. Detenido y liberado

En la revista colombiana se informó que el 14 de marzo de 2008 las autoridades lo arrestaron en Barranquilla por acceso carnal abusivo y acto sexual con menor de 14 años, pero en noviembre de ese mismo año, un juez lo dejó en libertad porque los términos de su proceso se vencieron.

3. Llegada a Venezuela

En la misma publicación se explica que Sánchez encontró un empleo como vigilante en un conjunto residencial de Maracaibo. Posteriormente, aprovechando sus conocimientos en sistemas se ubicó como técnico de computadores en un barrio de esa ciudad del estado de Zulia, donde alcanzó a trabajar en tres  cyber cafés diferentes.

4. Indicios

«Yo sabía que él tenía algo que esconder, ¡yo sabía! Sabrá Dios cuánto desastre habrá hecho», dijo a BBC Mundo Deixi Tapia, dueña del cyber Vasedeca donde trabajó Sánchez.

Ella sospechaba de él porque a los niños que visitaban su local los sentaba en su regazo o entre las piernas para mostrarles videojuegos en línea o abrirles cuentas en alguna red social con las cuales podían comunicarse luego.  Además solía comprarle chucherías a los pequeños, pese a que no le gustaba gastar dinero en otros rubros.

5. La pista

En un café internet de México detuvieron a Héctor Faria, conocido con el alias de Anthony. Al revisar el material que tenía en su poder descubrieron centenares de correos, chats, videos y fotografías provenientes de Colombia. Interpol en México se comunicó con sus colegas de Interpol Colombia, una dependencia de la Dirección de Investigación Criminal (Dijín) y les entregaron los datos que habían encontrado en los computadores y cuentas de correo del hombre detenido.

En la revista Semana se explica que los investigadores debían buscar a sá[email protected], un correo colombiano por el que se enviaba material al pederasta mexicano. Meses después encontraron un correo con carpetas  que contenía un documento desde el número 1 hasta el 276. Sin nombre, cada número iba acompañado de un archivo adjunto, cada uno con la foto de un niño desnudo. Un segundo archivo era aún más aterrador. Contenía videos, de entre 2 y 5 minutos de duración, en donde en forma brutal el individuo abusaba sexualmente de cada uno de estos 276 infantes.

6. Modus Operandi

El contenido de las comunicaciones entre los dos pederastas mostraba que el mexicano pagaba por cada una de las violaciones y así operaba una red criminal a la que revendía las imágenes. Por cada video de menores abusados que Sánchez le enviaba a sus secuaces en México le pagaban entre 100 y 400 dólares.

Sánchez buscaba a sus víctimas en centros comerciales o locales en barrios en donde había juegos de video frecuentados por menores. Allí tomaba fotos con su celular de varios niños. También captaba imágenes de jovencitos en barrios marginales y cerca del lugar donde vivía.

Como si se tratara de un catálogo, las enviaba a Anthony en México. Este le indicaba a cuál niño seleccionar y el valor que le pagaría. Una vez elegido, Sánchez salía a buscarlos. Aprovechando su afición a los videojuegos, entablaba fácilmente charla y se ganaba muy pronto la confianza del niño que había sido señalado, explicó a Semana uno de los investigadores del caso, de la Dijín.

En total, fueron compartidas gracias a Sánchez un total de 1.450 piezas audiovisuales de actos lascivos a niños, solo entre 2008 y 2011.

7. La captura

Funcionarios de la Dijín lograron establecer que el sospechoso se comunicaba con sus allegados por teléfono. Al rastrear las llamadas lo ubicaron en Maracaibo, Venezuela, a donde había escapado a comienzos de 2017.

Los investigadores de Interpol Colombia contactaron a sus colegas venezolanos y los pusieron al tanto del caso. Enviaron la foto de Sánchez y la posible localización. Pasaron muchas semanas antes de recibir respuesta.

El diario venezolano, Versión Final, publicó que el 1 de diciembre las autoridades del Cuerpo de Invetsigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc)  e Interpol Venezuela lo detuvieron en el sector Monte Santo 1 de la parroquia Raúl Leoni, donde residía desde hace cuatro meses.

Incautaron una laptop y una tableta electrónica en donde se cree guardaba más material pornográfico infantil.

8. La extradición

El general Jorge Luis Vargas, jefe de la Dijin, aseguró a RCN Radio el 22 de enero pasado que conjuntamente con la Fiscalía General y la Cancillería ya se iniciaron los trámites para pedir en extradición del delincuente a quien en Colombia conocen con el apodo de “Lobo Feroz”.

El jefe del Dijin recalcó que cuando regrese a Colombia se le harán valoraciones médicas y psiquiátricas.