Muerte y represión a indígenas en Bolívar tiene una semana de impunidad - Efecto Cocuyo

SUCESOS · 1 MARZO, 2019 20:44

Muerte y represión a indígenas en Bolívar tiene una semana de impunidad

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

Ver más de

Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Zoraida Rodríguez, de 45 años de edad, fue asesinada. Su esposo, Rolando García, se debate entre la vida y la muerte. Un total de 35 personas recibieron tiros en sus cuerpos y 58 personas, de ellos 16 indígenas, fueron apresados irregularmente. Hace una semana, el viernes 22 de febrero, comenzó la represión al sur del estado Bolívar y ninguna autoridad del Estado se ha pronunciado por las violaciones de derechos humanos.

Ni el Ministerio Público, ni la Defensoría del Pueblo. Ni el Ministerio de Defensa, ni el gobernante Nicolás Maduro. Solo han rechazado la dramática situación en el municipio Gran Sabana la Asamblea Nacional, el presidente encargado Juan Guaidó y el encargado de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Gustavo Tarre Briceño.

Aquí una cronología del ataque militar a la población fronteriza:

22 de febrero

Una caravana de nueve convoys de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) se trasladaba hasta Santa Elena de Uairén y pasó por la comunidad Kumarakapay, en San Francisco de Yuruani. El lugar está ubicado en la troncal 10, a 95 kilómetros del lugar de destino de los militares.

Al encontrarse con un grupo organizado de indígenas, los militares accionaron sus armas. Hirieron a 18 personas. Una de ellas falleció y fue identificada como Zoraida Rodríguez de 45 años de edad. Estaba en su casa y fue víctima de una bala perdida.

Su esposo, Rolando García, intentó sacarla para que recibiera atención médica. Los militares también le dispararon. Ahora se encuentra recluido en la terapia intensiva del hospital de Boa Vista, estado de Roraima (Brasil).

Después del ataque a la comunidad indígena se registró un enfrentamiento en el aeropuerto de Santa Elena de Uairén. Los indígenas desalojaron del lugar a los militares. Su objetivo era evitar que los uniformados intervinieran en la entrada de la ayuda humanitaria.

De estos incidentes quedaron lesionados con balas 14 personas.

Nicolás Maduro, gobernante de Venezuela, cerró la frontera.

Lea más: Lo que ocurrió en Bolívar: tiroteo, enfrentamiento y detención de militares #22Feb

23 de febrero

La movilización de los habitantes del estado Bolívar hacia la zona fronteriza del municipio Gran Sabana fue inminente. Decenas de personas, acudieron a “La Línea” para esperar los camiones con la ayuda humanitaria desde Roraima, Brasil.

Pero, la confrontación no faltó. Nuevamente los militares arremetieron contra la población. Ese día mataron a tres personas más:  José Hernández (25), José Pérez (20) y José Barrios (23).

El hospital de Santa Elena de Uairén fue rodeado por funcionarios de la Fanb y civiles armados, identificados con el gobierno de Nicolás Maduro. A las 3:00 pm dispararon hacia la zona del estacionamiento y para las 7:00 pm lanzaron bombas lacrimógenas.

Al final, la ayuda humanitaria no entró, según el informe de la Asamblea Nacional.

24 de febrero

La Secretaría Estatal de Salud de Roraima, del Gobierno de Roraima, informó que 20 pacientes venezolanos han recibido atención médica en Hospitales de Roraima, según reseñó el Gobierno local. Todos producto de la represión con los cuerpos de seguridad. No reportaron muertes.

Las fuerzas de seguridad del Estado permanecieron en la zona y sostuvieron la persecución. Perpetraron incursiones en viviendas de los líderes pemones y otros habitantes.

Uno de los perseguidos era el alcalde Emilio González. Tuvo que irse de su comunidad para resguardarse.

Habitantes denunciaron que en la comunidad Kumarakapay, en San Francisco de Yuruani, hubo allanamientos a quienes sobrevivieron al ataque militar del 22 de febrero.

Lea más: Por tercer día consecutivo persiste persecución armada en Santa Elena de Uairén

27 de febrero

Se pudo confirmar que 58 las personas estaban detenidas desde el 23 de febrero en Santa Elena de Uairén. Gonzalo Himiob y Alfredo Romero, indicaron que del total de detenidos que permanecen en el Fuerte de Escamoto son cuatro los adolescentes arrestados. También hay 16 indígenas entre los aprehendidos.

En el aeropuerto de Santa Elena de Uairén hubo un nuevo hecho de violencia. Los militares irrumpieron para recuperar el control de la pista. Se llevaron detenidas a cuatro personas, que más tarde liberaron con signos de tortura.

Lea más: “Venían a matar indígenas”, testimonio de toma militar al aeropuerto de Santa Elena de Uairén

Kliver Pérez falleció después de pasar cinco días en terapia intensiva en Boa Vista. Es el tercer indígena fallecido por la represión militar en el municipio Gran Sabana.

Lea más: Se elevan a cinco los muertos en sucesos del 22 y 23 de febrero en la Gran Sabana

28 de febrero

Gustavo Tarre, representante del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, ante la Organización de Estados Americanos (OEA), consideró que la represión contra el pueblo indígena pemón se “acerca” al genocidio.

“Tenemos en la frontera con Brasil algo que podríamos, no me gusta incurrir en exageraciones, pero que se está acercando al genocidio con las comunidades indígenas de los pemones que viven en esa zona”, afirmó Tarre.

Los gobernadores Antonio Denarium (Roraima, Brasil) y Justo Noguera (Bolívar) se reunieron para lograr la rehabilitación del paso fronterizo.

El gobernador de Roraima, Antonio Denarium, publicó ese día en sus redes sociales que estaba dispuesto a abrir la frontera nuevamente. Esto para restablecer los intercambios comerciales entre ambas regiones.

Pero el gobernador Noguera le habría afirmado que la decisión no depende de él. La medida sería levantada siempre y cuando el gobierno de Nicolás Maduro lo decida.

Lea más: Frontera con Brasil sigue cerrada pese a reunión de gobernadores de Bolívar y Roraima

Si quieres saber más sobre este tema, lee también: