Linchan a dos hombres por robar presuntamente a familia en Vargas

SUCESOS · 13 FEBRERO, 2019 19:03

Ver más de

Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La policía llegó y no había nada que hacer. Dos cuerpos desnudos y ensangrentados yacían rodeados por la comunidad del sector El Pozo. Los habitantes de la población ubicada en Carayaca, estado Vargas, lincharon al par de jóvenes por presuntamente robar a una familia de la localidad.

De acuerdo con información de la Policía de Vargas, el reporte del hecho lo obtuvieron a las 3:00 de la mañana del 13 de febrero. Cuando una comisión del cuerpo de seguridad llegó al sitio, vieron los cadáveres y a los pobladores.

Ellos aseguraron a los uniformados que desde hace días tenían una serie de hurtos en las viviendas. Estaban en situación de alerta. En la noche del 12 de febrero, una familia del lugar comenzó a pedir auxilio. Habían sido asaltados dentro de su casa.

Los habitantes comenzaron a buscar a los responsables y encontraron a los dos jóvenes con unos bolsos. Al revisarlos, supuestamente encontraron las pertenencias de las víctimas.

El reporte policial indica que la comunidad «tomó la justicia por sus manos». El resultado: dos fallecidos a golpes, cuyos cuerpos fueron desnudados en el sitio. Las víctimas del linchamiento no tenían documentos de identificación para el momento del hecho.

Antecedentes

Entre 2015 y 2016 el linchamiento como mecanismo de «justicia» se hizo visible en Venezuela. Una de las comunidades que más usó esta forma de violencia fue la de Los Ruices en el estado Miranda.

Desde 2015 en la comunidad de Los Ruices se formó un grupo de jóvenes para atacar a todo atracador que afectara a los suyos. Empezó como un grupo de resistencia ante la arremetida de las autoridades por las protestas en 2014. Al final terminó en un canal de Whatsapp (mensajería instantánea) para comunicarse sobre dónde había una víctima de robo.

A las redes sociales llegaron fotos de hombres amarrados a postes o maniatados, de hombres desnudos tirados sobre el pavimento e incluso de un diente que le habían arrancado de un golpe a un presunto delincuente. Roberto Josué Fuentes Bernal fue asesinado en estos actos, al menos que la comunidad sepa. Esto ocurrió en  el 4 de abril de 2016.

Hasta esa fecha se conoció de linchamientos en la comunidad. Por el hecho, fue condenado a seis años y ocho meses de prisión Maickol Alejandro Jaimez Veroes, de 23 años de edad.

Lea también:

Los Ruices no perdona: en menos de un día lincharon a uno y otros dos se salvaron