"Hay dos muertos", dicen familiares tras motín en Zona 7 de la PNB

SUCESOS · 4 SEPTIEMBRE, 2019 10:56

“Hay dos muertos”, dicen familiares tras motín en Zona 7 de la PNB

Texto por Reynaldo Mozo Zambrano | @reymozo

Ver más de

Reynaldo Mozo Zambrano | @reymozo

“Mi esposo tiene dos años aquí, dijo Joselin Flores”

¿Cómo valoras esta información?

9
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
3
QUÉ CHIMBO

Familiares de detenidos en el centro de coordinación policial de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) antigua zona 7 de Boleíta, al este de Caracas, manifiestan desde el lunes 3 de septiembre, tras un motín carcelario que hasta el momento ha dejado dos víctima mortales.

Luisa Poncho, familiar de uno de los detenidos, fue la única que pudo ingresar al centro de detención, este miércoles 4 de septiembre. Asegura que hay “dos personas muertas”.

Alejo Pérez, pariente de otro de los reclusos, denunció que desde que comenzó el motín no ha tenido ningún tipo de información sobre el estado de salud de su hijo detenido. “Mi hijo tiene 11 meses detenido. El espacio es para 300 personas y hay más de 950 personas privadas de libertad aquí. Están en situación infrahumana. Las madres tienen que pagar para poder ver a sus hijos”, expresó.

Los reos exigen traslados masivos hacia las cárceles de Tocorón en el estado Aragua y para la cárcel de Tocuyito en Carabobo. También denuncian el fuerte hacinamiento que hay en la comisaría.

Joseline Flores habitante de El Junquito asegura que desde la madrugada no tiene información de su familiar. “Mi esposo tiene dos años aquí. Ayer pude comunicarme con él pero a las 3 de la madrugada la policía tenía un forcejeo en el portón. De allí no sé más nada y nos mandaron un video donde supuestamente la policía y un fiscal intentaban negociar”, manifestó.

Los funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) hicieron un piquete en la entrada del centro de detención para evitar que los familiares se acercaran a la comisaría. Ante esto las personas se enfrentaron a piedras para exigir que los dejen ingresar para constatar el estado de los privados de libertad.