Funcionarios y familiares de reos siguen como rehenes en calabozos de Politáchira

SUCESOS · 12 SEPTIEMBRE, 2016 19:33

Ver más de

Alessandro Di Stasio | @Adistasiob


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La situación en la sede de la Policía del estado Táchira (Politáchira) sigue sin encontrar una solución. Han transcurrido cuatro días desde que un grupo de reos tomara de rehenes a diez familiares y a dos funcionarios policiales para exigir a las autoridades ser trasladados a la cárcel de Tocorón, en el estado Aragua, por las condiciones de hacinamiento y violaciones a derechos humanos en los calabozos de la policía regional.

Mientras realizaban una visita común a los procesados en las instalaciones de Politáchira, los familiares y los oficiales que custodiaban fueron sorprendidos por los presos, quienes los retuvieron para presionar a las autoridades por sus solicitudes.

De acuerdo con información suministrada por la ONG «Una Ventana a la Libertad«, los calabozos de la institución cuentan con una capacidad para acoger a 120 personas, actualmente hay 350 detenidos en el lugar.

Representantes de la Defensoría del Pueblo, Fiscalía de la República y del Ministerio para Servicios Penitenciarios se han reunido en diversas oportunidades con los detenidos, pero sin poder dar resolución al conflicto.

«Lamentablemente el Ministerio para el Servicio Penitenciario no ha cumplido con sus promesas de construcción de nuevos recintos carcelarios y esto ha traído como consecuencia que estos espacios de permanencia transitoria estén presentando niveles de hacinamiento que en algunos casos supera el mil por ciento y mantiene en caos a los cuerpos policiales del país», expresó Carlos Nieto Palma, coordinador general de Una Ventana a la Libertad.

Los rehenes pidieron en la mañana de este lunes, 12 de septiembre, el traslado de los reos y el respeto a los derechos humanos de cada uno de ellos. Así se dio a conocer a través de un video publicado por las redes sociales.

Como respuesta a la falta de respuesta de las autoridades, familiares de los reclusos realizaron el domingo una huelga de hambre desde las 12 del mediodía hasta las 8 de la noche.

El gobernador del estado Táchira, José Gregorio Vielma Mora, denunció que la situación está ligada a un «ataque de la derecha» contra el Gobierno nacional. «Planifican desatar terror y luego dar declaraciones victimizándose para decir que el Gobierno es violador de DDHH. ¡No vamos a permitirlo!».

El director del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), Humberto Prado, calificó las declaraciones del Gobernador como «ignorantes» y precisó que la verdadera solución debe darse a través de medidas estructurales que mejoren las condiciones de los calabozos policiales, así como el sistema de justicia del país.

«El Estado siempre ha estado acostumbrado a que este tipo de irregularidades se solventan con un traslado. Cuando el problema es estructural», precisó.

Los familiares advirtieron que de no haber una solución definitiva, procederán al cierre de las vías adyacentes del lugar.

Foto y videos: @mariananduque y @obeysser