OPINIÓN · 15 MARZO, 2016 14:24

“El puñito”, Tumeremo y la dulce Patria

Ver más de

Tahys Gómez

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Un vídeo circula en internet. A través de las redes sociales que son algo así como la radio bemba del siglo 21, llega finalmente a mis manos las fuertes imágenes del asesinato de un hombre apodado “El puñito”. Aparentemente se trataba de un delincuente de los que por miles, tenemos en Venezuela.

La escena es realmente estremecedora. El hombre es asesinado a tiros, rociado con gasolina y quemado en plena calle de un barrio caraqueño. Es plena noche, y no hay nadie en el lugar más que los verdugos, quienes además portan armas de guerra, armas que por cierto deben estar única y exclusivamente en manos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, no en las calles.

No puedo terminar de ver el vídeo, no soporto ver la frialdad con la que es acribillado y quemado, aún cuando se haya tratado de un malandro de los más malos. Se trataba de un ser humano con madre, con padre, quizás con hijos, es decir, seguramente alguien lo amaba y que a alguien amaba.

La calle del terrible hecho esta desolada. Claro, puedo imaginarme que nadie querría presenciar el hecho, o si alguno por morbo quería hacerlo, es posible que el miedo ejercido por los verdugos no permitió que alguno se asomara a ver el macabro espectáculo.

Lo ocurrido con “El Puñito” es apenas una mínima muestra de la profunda crisis de valores en la que estamos sumidos como sociedad, como pueblo, es la otra crisis, de las que muchos se preocupan y de la que poco hablan las autoridades.

Es la crisis que va ahí, sin pausa, como una caravana fúnebre dejando a su paso llanto, tristeza, además de desesperanza y una profunda crisis social difícil de sanar. La violencia y la deshumanización de esa parte “podrida” de la manzana se extiende sin remedio, siendo sin duda lo más preocupante, afectando la ya crítica situación del venezolano.

Apenas pasan unos días desde el suceso donde perdió la vida “El Puñito” y un nuevo hecho donde se ha puesto de nuevo en manifiesto la violencia que nos distingue del resto de los países del Sur de América, excluyendo a Brasil, donde ocurren cosas muy similares.

Precisamente en Tumeremo y de acuerdo a los reportes periodísticos, 17 personas dedicadas a la minería fueron desaparecidas en un acto adjudicado a un delincuente poderoso apodado “El Topo”, quien se ha convertido en juez y verdugo en una zona inundada de riquezas pero habitada por gente muy pobre.

“En Tumeremo es un secreto a voces que las mafias que dominan las minas tienen fosas comunes”, reseña El Nacional, el cual agrega que “El Topo” alimenta cochinos con carne humana.

No hay nada que ponga en duda que la violencia se ha instaurado en la sociedad, en el país, como si de un signo natural se tratara. Creo que la violencia y el miedo llegó para quedarse, lamentablemente, por mucho rato, echando de la casa a la cacareada alegría que nos caracteriza, porque no puede ser feliz un país en cuyas calles se juzgue y se mate así, como si nada.

Por supuesto, no hay explicaciones coherentes o mejor dicho decentes de lo que ocurre, porque lo importante para la gente dejó de ser importante para el Gobierno. Eso paso a otro plano, ellos andan en otra cosa.

A miles de kilómetros, cuatro niños venezolanos comienzan el año escolar en Chile, donde a diferencia de Venezuela esto ocurre la primera semana de Marzo y no en Septiembre. Las madres de estos cuatros pequeños enfrentamos juntas la ansiedad de ver a nuestros hijos llegar a un lugar nuevo, enfrentando un nuevo sistema, en un país al que apenas acaban de llegar.

Con el “corazón partío”, los observamos en la formación tímidos y expectantes. Llega el momento de cantar el himno y ya no es el Bravo Pueblo, sino el chileno, una letra que igual nos toca hondo porque habla de la “dulce Patria”, esa que dejamos lejos, en algunos casos, para que la violencia cruel e invasiva no nos alcanzara, y otros porque ya fueron impactados dolorosamente por ella.

ESPECIALES · 25 SEPTIEMBRE, 2021

Qué pasa en la frontera sur de Estados Unidos

Texto por Ivan Reyes | @IvanEReyes

ESPECIALES · 4 SEPTIEMBRE, 2021

Salud sexual en Venezuela: guía para jóvenes

Texto por Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

ESPECIALES · 1 JULIO, 2021

Venezolanos en el Río Grande

Texto por Luz Mely Reyes | @LuzMelyReyes

ESPECIALES · 29 JUNIO, 2021

#PandemiaEnVenezuela

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 15 MARZO, 2021

#UnAñoDePandemia

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 20 FEBRERO, 2021

Explosión Monagas

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

ESPECIALES · 4 FEBRERO, 2021

Cáncer en Venezuela

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

ESPECIALES · 7 NOVIEMBRE, 2020

INVESTIGACIÓN | Finanzas dispersas: el rompecabezas del Gobierno interino

Texto por Equipo de Investigación (*)

ESPECIALES · 5 JULIO, 2020

Civiles que hicieron historia

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

INVESTIGACIÓN | Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | 102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González | @twdecristina

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 15 JULIO, 2020

INVESTIGACIÓN | Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 3 OCTUBRE, 2022 05:30

Tratar la miopía con un cambio de aire

Una generación de miopes -de Mr. Magoo– está surgiendo. Una epidemia de miopía, en parte no reconocida, está afectando a los ojos de los niños. Aquellos con miopía pueden ver claramente objetos de cerca, como las palabras escritas en esta página. Pero su visión de lejos se vuelve borrosa y es probable que se necesite […]

OPINIÓN · 2 OCTUBRE, 2022 05:30

¿Por qué están prosperando tanto las autocracias?

El término autocracia se define como un «régimen político en el que una sola persona gobierna sin someterse a ningún tipo de limitación y con la facultad de promulgar y modificar leyes a su voluntad». También como una «forma de gobierno en la cual la voluntad de una sola persona es la suprema ley» es […]

OPINIÓN · 1 OCTUBRE, 2022 05:00

La Ruta Verde

La Ruta Verde no es una iniciativa de ecologistas en países ricos tan preocupados en estos tiempos por la crisis ambiental que atraviesa el mundo, no. La Ruta Verde, así con ese nombre tan ecológico, es un conjunto de acciones de mujeres en Venezuela para exigir la despenalización del aborto y la aprobación de una […]

OPINIÓN · 30 SEPTIEMBRE, 2022 05:30

913 sanciones

El pasado 16 de septiembre, el gobierno de Estados Unidos volvió a pronunciarse acerca de Venezuela, esta vez, emitiendo serias amenazas contra Maduro. El subsecretario de Estado de EE UU para el Hemisferio Occidental, Brian Nichols, ante la comisión de Relaciones Exteriores del Senado, comentó: «Nicolás Maduro comete un error grave si piensa que nuestra […]

OPINIÓN · 30 SEPTIEMBRE, 2022

“El puñito”, Tumeremo y la dulce Patria

Texto por Tahys Gómez

Un vídeo circula en internet. A través de las redes sociales que son algo así como la radio bemba del siglo 21, llega finalmente a mis manos las fuertes imágenes del asesinato de un hombre apodado “El puñito”. Aparentemente se trataba de un delincuente de los que por miles, tenemos en Venezuela.

La escena es realmente estremecedora. El hombre es asesinado a tiros, rociado con gasolina y quemado en plena calle de un barrio caraqueño. Es plena noche, y no hay nadie en el lugar más que los verdugos, quienes además portan armas de guerra, armas que por cierto deben estar única y exclusivamente en manos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, no en las calles.

No puedo terminar de ver el vídeo, no soporto ver la frialdad con la que es acribillado y quemado, aún cuando se haya tratado de un malandro de los más malos. Se trataba de un ser humano con madre, con padre, quizás con hijos, es decir, seguramente alguien lo amaba y que a alguien amaba.

La calle del terrible hecho esta desolada. Claro, puedo imaginarme que nadie querría presenciar el hecho, o si alguno por morbo quería hacerlo, es posible que el miedo ejercido por los verdugos no permitió que alguno se asomara a ver el macabro espectáculo.

Lo ocurrido con “El Puñito” es apenas una mínima muestra de la profunda crisis de valores en la que estamos sumidos como sociedad, como pueblo, es la otra crisis, de las que muchos se preocupan y de la que poco hablan las autoridades.

Es la crisis que va ahí, sin pausa, como una caravana fúnebre dejando a su paso llanto, tristeza, además de desesperanza y una profunda crisis social difícil de sanar. La violencia y la deshumanización de esa parte “podrida” de la manzana se extiende sin remedio, siendo sin duda lo más preocupante, afectando la ya crítica situación del venezolano.

Apenas pasan unos días desde el suceso donde perdió la vida “El Puñito” y un nuevo hecho donde se ha puesto de nuevo en manifiesto la violencia que nos distingue del resto de los países del Sur de América, excluyendo a Brasil, donde ocurren cosas muy similares.

Precisamente en Tumeremo y de acuerdo a los reportes periodísticos, 17 personas dedicadas a la minería fueron desaparecidas en un acto adjudicado a un delincuente poderoso apodado “El Topo”, quien se ha convertido en juez y verdugo en una zona inundada de riquezas pero habitada por gente muy pobre.

“En Tumeremo es un secreto a voces que las mafias que dominan las minas tienen fosas comunes”, reseña El Nacional, el cual agrega que “El Topo” alimenta cochinos con carne humana.

No hay nada que ponga en duda que la violencia se ha instaurado en la sociedad, en el país, como si de un signo natural se tratara. Creo que la violencia y el miedo llegó para quedarse, lamentablemente, por mucho rato, echando de la casa a la cacareada alegría que nos caracteriza, porque no puede ser feliz un país en cuyas calles se juzgue y se mate así, como si nada.

Por supuesto, no hay explicaciones coherentes o mejor dicho decentes de lo que ocurre, porque lo importante para la gente dejó de ser importante para el Gobierno. Eso paso a otro plano, ellos andan en otra cosa.

A miles de kilómetros, cuatro niños venezolanos comienzan el año escolar en Chile, donde a diferencia de Venezuela esto ocurre la primera semana de Marzo y no en Septiembre. Las madres de estos cuatros pequeños enfrentamos juntas la ansiedad de ver a nuestros hijos llegar a un lugar nuevo, enfrentando un nuevo sistema, en un país al que apenas acaban de llegar.

Con el “corazón partío”, los observamos en la formación tímidos y expectantes. Llega el momento de cantar el himno y ya no es el Bravo Pueblo, sino el chileno, una letra que igual nos toca hondo porque habla de la “dulce Patria”, esa que dejamos lejos, en algunos casos, para que la violencia cruel e invasiva no nos alcanzara, y otros porque ya fueron impactados dolorosamente por ella.

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO

OPINIÓN · 3 OCTUBRE, 2022 05:30

Tratar la miopía con un cambio de aire

OPINIÓN · 2 OCTUBRE, 2022 05:30

¿Por qué están prosperando tanto las autocracias?

OPINIÓN · 1 OCTUBRE, 2022 05:00

La Ruta Verde