Detienen a 97 personas por "hechos de corrupción" en gasolineras

SUCESOS · 10 JUNIO, 2020 12:17

Detienen a 97 personas por “hechos de corrupción” en gasolineras, dice Saab

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez Fotos por Iván E. Reyes | @IvanEReyes (Referencial)

Ver más de

Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El Ministerio Público detuvo a 97 personas por “hechos de corrupción” relacionadas con la venta ilegal de gasolina en las estaciones de servicio en Venezuela.

Según el fiscal general de la República designado por la Constituyente, Tarek William Saab, de este número 58 son “particulares” y 39 efectivos militares.

La mayoría de los militares son miembros de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), aunque el funcionario no detalló el número de ellos ni los otros detenidos de otros componentes de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb).

En una rueda de prensa que ofreció la mañana de este miércoles, 10 de junio, Saab dijo que los trabajadores de las gasolineras y los encargados “ejercen una función pública”, a pesar de no ser funcionarios de carrera pública.

Detalló que “esta función es de carácter temporal o permanente y, en consecuencia, deben ser investigados en base al mencionada Ley Contra La Corrupción“.

Puso como ejemplo una estación en el Zulia donde el encargado y particulares solicitaban dinero a usuarios para darles acceso privilegiado para el despacho del combustible.

“Por estos hechos se detuvo a 13 personas, entre ellos cuatro particulares en el ejercicio de funciones públicas temporales. Los delitos en lo que habrían incurrido son corrupción propia, contrabando agravado, obtención indebida de bienes y servicios, y asociación para delinquir”.

A las otras 97 las acusaron “por apropiación o por comercialización ilegal de la gasolina”. De ellas, 70 están privadas de libertad y 27 tienen medidas sustitutivas de libertad.

Imputación a representantes de Directv

Saab también habló de la privación de libertad de los tres representantes de DirecTV en Venezuela por el cierre de la empresa de televisión por suscripción.

“Existen elementos de convicción para presumir que tal acción fue concertada de manera ilegal por la junta directiva de Galaxy Entertainment de Venezuela en conjunto con su unidad de administración y operatividad”, dijo el fiscal.

Los tres privados de libertad, a quienes recluyeron en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en El Helicoide, son el gerente general Héctor Rivero, el vicepresidente de Operaciones Rodolfo Carrano y el vicepresidente de Estrategias y Negocios, Carlos Villamizar.

A ellos los acusan de “presunta coautoría en la comisión de los delitos de estafa agravada en concurso real, boicot, desestabilización de la economía y asociación para delinquir”.

Saab detalló que Rivero a finales de 2019 “protocolizó” la venta de 25 vehículos particulares de Directv Venezuela, por lo que presumen sabían del cese de operaciones de la empresa en el país.

“Esto constituye uno de los indicios de que desde entonces se estaba preparando el cese de las operaciones”, reiteró.

Aseguró que violaron las disposiciones del decreto de estado de alarma nacional por la emergencia del COVID-19, en el que se establece la no suspensión de los servicios de telecomunicaciones, además de provocar daño patrimonial a las personas que compraron decodificadores días antes del cierre de la empresa.

Recuperan granadas de la Fanb

El fiscal también informó sobre la aprehensión de una banda que se dedicaba al hurto y venta de explosivos de la Fanb. El procedimiento se realizó en el estado Lara, donde detuvieron a un hombre en plena negociación por una granada fragmentaria, mientras que en su residencia en Cabudare, donde apresaron a dos hombres más y una mujer.

En esta vivienda tenían dos granadas. La mujer informó que tenían en su poder otras granadas en su centro comercial de Biscucuy. Allí fueron encontradas 17 granadas fragmentarias modelo M26 y 20 sistemas de iniciación espoleta de granada de mano modelo M26, siete detonadores no eléctricos, 795 gramos de presunta sustancia explosiva, 17,8 metros de cordón detonante, 17,2 metros de mecha de seguridad y dos escopetas calibre .12 de un solo cañón.

Por estos hechos quedaron privados de libertad Josué Álvarez, Jesús Lucena, Egilcot Lucena, Thaysbell Torres y los primeros tenientes Croicet de Jesús Lucena, Visnel Ramón Rodríguez y Alexis Alberto Gómez.

Fueron acusados “por la presunta comisión de terrorismo, asociación, tráfico ilícito de armas y fabricación ilícita de armas”.