Cadáver de adolescente de Hoyo de La Puerta tenía signos de "asfixia mecánica", según familiares - Efecto Cocuyo

SUCESOS · 5 NOVIEMBRE, 2019 18:03

Cadáver de adolescente de Hoyo de La Puerta tenía signos de “asfixia mecánica”, según familiares

Texto por Reynaldo Mozo Zambrano | @reymozo

Ver más de

Reynaldo Mozo Zambrano | @reymozo

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El cadáver de Jessica Medina, una adolescente de 15 años, fue encontrado  en el sector La Eneca de Hoyo de la Puerta, en el municipio Baruta de Miranda, el pasado sábado 2 de noviembre, tras pasar ocho días desparecida.

Familiares de la  joven la reportaron como desaparecida el pasado viernes, 25 de octubre. La adolescente habría ido a clases de matemáticas y terminó sus actividades académicas a  las 2:40 pm; la última vez que la vieron con vida fue en la cancha deportiva del colegio donde estudiaba.

Los vecinos de La Eneca, fueron quienes encontraron el cuerpo de la joven. Según los testigos el hedor alertó a la comunidad, que después de ver el cadáver llamaron a las autoridades. “Presentaba asfixia mecánica”, aseguraron familiares de la joven en la sede del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf).

En la morgue de Bello Monte, los allegados a Medina aseguraron que el cuerpo de la adolescente fue encontrado semienterrado en una zona boscosa de La Eneca. Jessica estudiaba cuarto año de educación diversificada y quería ser educadora. Era la sexta de siete hermanos.

Detenidos

Por el caso fueron detenidos Rubén Baptista, de 40 años de edad, profesor de educación física del liceo José Tadeo Monaga, donde estudiaba la joven asesinada y el joven Giovanni Baptista, de 19 años de edad, hijo del docente.

Según declaraciones de Baptista, él y un vecino fueron los que se dieron cuenta de que en la zona había un cadáver y procedieron a llamar las autoridades. “Desde ese día que conseguimos el cadáver estuve retenido, sábado, domingo y lunes y me quieren incriminar en eso”.

El profesor fue detenido con su hijo Giovanni, quien es sospechoso del homicidio y de la desaparición de la joven. “Nos tuvieron tres días sin comer, sin tomar agua y dándonos golpes para que confesáramos que habíamos sido. Como no fuimos ni pudieron probar nada nos soltaron”. Baptista aseguró que quedaron bajo régimen de presentación.

Baptista, aseguró que conoció a la joven asesinada y que le dio clases hasta primer año de educación básica y que actualmente no era su profesor, como han reseñado otros medios de comunicación.