No hay rincón del planeta libre de plástico: cinco datos

SOLAZ · 20 AGOSTO, 2021 06:35

Ver más de

Rosmina Suárez Piña


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El plástico tiene más de 100 años de historia. Pero un solo plástico, por ejemplo, una botella, tarda unos 450 años en descomponerse.

Hoy en día, estamos rodeados de plástico: no solo está en los océanos o el suelo, ahora también está en el aire que respiramos en forma de microplásticos.

¿Qué representa esta “invasión” del plástico para los humanos y el entorno?

En Solaz te contamos cinco datos que muestran cuán rodeados estamos de este material y por qué es un problema.

Ocho millones de toneladas de residuos plásticos llegan al océano cada año

Según cifras de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), esa es una cantidad aproximada y confirmada por un estudio publicado en la revista Nature, en 2015. De hecho, se han encontrado plásticos incluso a 10.000 metros de profundidad, y en lugares tan sensibles como el Ártico, donde han hallado depósitos de microplásticos.

El plástico ya está en el aire

Un estudio de la Universidad de Utah, en Estados Unidos, calculó que solo en los parques nacionales estadounidenses caía una “lluvia de plástico” de entre 1.000 y 4.000 toneladas al año. Esto, producto del ciclo del plástico, un proceso antropogénico (producido por el hombre) donde los plásticos llegan a los océanos por el aire y, desde estos, vuelven a la Tierra volando.

Los sistemas de reciclaje en algunos países están colapsados por desechos médicos de plástico

De acuerdo con la ONU, durante la pandemia por COVID-19, diversos sistemas de reciclaje en varios países (como Singapur, China e Irán) colapsaron por el aumento de los desechos plásticos y médicos, entre miles de millones de mascarillas, guantes y empaques para comidas.

Más del 40 % del plástico es de un solo uso

Se estima que, cada año, se producen más de 500.000 millones de botellas de plástico de un solo uso (de agua, por ejemplo) que, como su nombre lo indica, son para ser desechadas una vez que se usan.

Acelera la degradación ambiental

Los plásticos fueron creados para ser persistentes. Pero, en cuanto a desecho, es una de las peores características, ya que se componen principalmente de monómeros derivados de hidrocarburos fósiles, es decir, que no son biodegradables.

Cuando son desechados de forma incorrecta, liberan rellenos (gas y líquido contaminado) y se descomponen en pedazos más pequeños que conservan sus propiedades originales, lo que hace que se acumulen como toxinas y microplásticos en el medioambiente.

Además, si son incinerados, generan tóxicos y emiten CO2 de forma significativa, algo que afecta no solo la salud humana, sino también el entorno.

Según la ONU, para 2050 habría más plástico que peces en el mar

El Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA) ya ha alertado que la contaminación plástica está presente en todas partes: “desde las playas de Indonesia hasta en el fondo del océano en el Polo Norte y está ascendiendo por la cadena alimenticia hasta llegar a nuestras mesas”.

Para 2050 habrá más plásticos que peces en los océanos, “a menos que la gente deje de utilizar artículos de un solo uso elaborados con este material, como las bolsas y las botellas”.

 

Si quieres saber más sobre este tema, lee también: