Las peores experiencias en intercambios de regalos o “amigo secreto”

SOLAZ · 17 DICIEMBRE, 2021 08:50

Ver más de

Reynaldo Mozo Zambrano | @reymozo


¿Cómo valoras esta información?

5
QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

 

Es tradición en Venezuela que en el mes de diciembre, muchas familias y amigos intercambien regalos, esta práctica es conocida popularmente como “el amigo secreto” y consiste en hacer regalos sorpresas a una persona que se elige mediante un sorteo.  

Pero muchas veces los regalos que se reciben no son los esperados.

Para esta edición de Solaz, consultamos a nuestros usuarios en redes sociales sobre cuáles han sido los peores regalos que han recibido del «amigo secreto».

A continuación les dejamos parte de esas experiencias.

Cuando Miguel Ferreira tenía 19 años de edad fue sorprendido por su amigo secreto con un regalo que él considera inusual. El usuario de la red social Twitter recibió una carterita para ingerir licor. «A mí me regalaron una cosa de esas y me sentí como un señor de 58 años que tomaba canelita”, contó el joven.

Ricardo Méndez contó que para el intercambio de regalos todos sus amigos habían planificado regalar prendas de vestir, pero su sorpresa fue cuando le tocó recibir su obsequio.

“Me regalaron un portarretrato, que decepción porque yo quería una camisa o un short, que sé yo, pero a los 20 años qué haces con un portarretrato. Se lo di a mi abuela y aún lo conserva”, dijo el joven.

Francisco Núñez también fue otro desafortunado. “Yo tenía 12 años y estaba en el liceo y la profesora nos dijo que teníamos que regalar ropa y colocó un monto tope para el regalo; bueno resulta que me dieron fue un bóxer Leopoldo”, recordó.

 

Hay quienes han tenido peores experiencias y no han recibido ningún tipo de regalos. La periodista Betania Prado explicó a través de su cuenta en Twitter que cuando era pequeña en su colegio organizaron un intercambio de regalos de chucherías, pero su amigo secreto se olvidó de comprarle el regalo. “Me boté con mi regalo y compré sendos chocolates y ¿a mí que me dieron? ¡NADA! Porque mi amiga secreta ni siquiera se apareció”, contó la periodista en un tweet.

amigo secreto

Una situación parecida le ocurrió al usuario Carlos D. que aunque no quería participar en el intercambio de regalos lo obligaron a hacerlo.“La persona a la que tocaba regalarme no me dio absolutamente nada ese día, y fui al ´único que se lo daban (el regalo) después´”, expresó.

Karla Díaz tampoco recibió el regalo que esperaba. La joven aseguró que en un amigo secreto recibió un CD de regalo. “Me regalaron un CD repetido de Vos Veis y me lo regaló el pana que me hacía bullying en el salón”, añadió.

En Twitter el usuario Soy Negan comentó que una vez regaló un robot de chocolates de 30 centímetros de alto relleno de bombones y recibió a cambio un borrador de marca Nata.

 

“Mi pregunta es ¿en qué pensaron los padres de ese niño? Ni una bolsita de regalo me dieron”, se lee en su tweet.

A Antonio Linares le pasó todo lo contrario. En el amigo secreto que organizaron en su colegio le hicieron un obsequio que sí le había gustado, pero un profesor se lo quería quitar. «A mí una vez un profesor me quería robar mi regalo de amigo secreto. Estaba en séptimo y me regalaron un bolígrafo buenísimo con linterna y apuntador láser y tal y el carajo me lo quería quitar porque «‘podía ser peligroso si me ponía a apuntarle a alguien a la cara'», dijo el joven.

A pesar de haber recibido malos o buenos regalos, el juego del amigo secreto es una tradición que une a muchos familiares y amigos en la época decembrina y ha pasado de generación en generación.

Cuéntanos en los comentarios tus experiencias jugando el “amigo secreto”.

Si quieres saber ms sobre este tema, lee también: