El tiempo solar vs. los relojes atómicos - Efecto Cocuyo

CIENCIA · 22 ENERO, 2021 06:45

El tiempo solar vs. los relojes atómicos

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo

¿Cómo valoras esta información?

14
QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
2
QUÉ CHIMBO

“La rotación de la Tierra se ha acelerado; por lo tanto, los días son un poco más cortos que las concebidas 24 horas”, alertó a principios de año una nota publicada en la Revista Semana y que poco a poco fue replicada en diversos portales noticiosos.

Sin embargo, la noticia carece de fuentes y artículos científicos. Además, contiene una mezcla de diversos errores, como la sincronización de los relojes atómicos con el tiempo solar, que al final no responden la interrogante principal: ¿está pasando rápido el tiempo y los días son más cortos?

Para responder, es necesario tener en cuenta que “24 horas” es un redondeo implementado por nosotros los humanos: lo que conocemos como día terrestre no dura 24 horas exactas, sino 23 horas y 56 minutos aproximadamente.

“Quien redactó esa nota no conoce el concepto del tiempo. Lo de 24 horas es una concepción humana para redondear, pero la Tierra nunca ha rotado en 24 horas”, dice el astrofísico venezolano Paul Calderón a Efecto Cocuyo.

Calderón añade que la Tierra se adelanta o atrasa en segundos respecto de esas 24 horas, debido a varios fenómenos como la órbita alrededor del Sol y/o los apogeos o perigeos de la Luna.

Ecuación del tiempo

“Si sumamos la rotación más la traslación, vemos que el Sol no pasa por el punto más alto a las 24 horas, sino que siempre se retrasa un poquito o se adelanta un poquito. Eso se corrige con la ecuación del tiempo, que incluye esos dos factores (rotación y traslación) para hacer esas correcciones. Como la traslación no es igual en toda su órbita, ya que en el perihelio y afelio la velocidad de la Tierra es distinta, tiene que rotar un poquito más o un poquito menos para que el Sol vuelva a pasar justo por el meridiano del lugar donde lo estás observando”, explica el astrofísico.

La hora solar 

El tiempo solar es una medida de tiempo calculada a partir del instante donde el Sol pasa por el meridiano, su punto más alto en el cielo. Este cálculo es el que usamos para determinar las fechas, con base en el movimiento aparente del astro rey, así que el día solar se define como el tiempo que tarda la Tierra en dar una vuelta sobre su propio eje.

Incluso, “la hora solar no dura 60 minutos, sino que en invierno dura menos y en verano dura más. Todo este concepto de ‘hora fija’ lo inventó el hombre como una forma más sencilla de llevar el tiempo, y es lo que se conoce como ‘tiempo solar promedio’”, aclara Calderón.

Los relojes atómicos, por otra parte, están diseñados para medir la longitud exacta de un segundo, la unidad base del cronometraje moderno.

Estos relojes usan distintos elementos: cesio, estroncio, hidrógeno, aluminio o mercurio. Los de cesio y estroncio son los más exactos. En el planeta, hay diversos relojes atómicos activos.

De hecho, tres se encuentran en Colorado (Estados Unidos) y sus mediciones permitieron la creación del Tiempo Atómico Internacional (TAI).

“El tiempo solar varía a medida que la Tierra recorre su órbita alrededor del Sol y eso se nota principalmente en los países ubicados más al Norte o más al Sur, donde vemos que el día se alarga en una estación y se acorta en la otra”, enfatiza Calderón.

Por eso, aunque sean definidos como los más exactos, los relojes atómicos siempre “medirán más o medirán menos” respecto de la rotación terrestre y el tiempo solar promedio. No igual.

Aunque el concepto de tiempo es más profundo, no hay evidencia científica que avale una duración más corta o más larga de los días y que eso “afecte el equilibrio del planeta”.

Así que, no hay de qué preocuparse: los días siguen marchando igual que siempre, redondeando 24 horas.

 

foto de: muyinteresante.es