El Camino del Guerrero: una historia de quienes no se dan por vencidos

CINE · 3 DICIEMBRE, 2021 06:15

Ver más de

Yamel Samantha Rincón | @yamelr


¿Cómo valoras esta información?

5
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

En Venezuela no hay cifras oficiales de cuántos niños están diagnosticados con diabetes tipo 1 (DT1), pero las investigaciones levantadas por la Asociación Guerreros Azules, registran que hay mínimo 25.000 mil niños con esta condición de vida, en un país que atraviesa una crisis humanitaria compleja y donde los insumos médicos en los hospitales no se encuentran.

En las farmacias en la compra de los medicamentos para el cuidado de la diabetes se puede gastar hasta 40 dólares en insulina basal y 40 dólares en insulina rápida, además de 80 dólares promedio en cintas de medición o hasta 180 dólares en sensores.

Ante esta realidad, la asociación Guerreros Azules quiso contar la historia de tres niños con diabetes tipo 1 en un documental llamado: El Camino del Guerrero el cual ya cuenta con tres nominaciones a los premios Emmy de este año.

Esta pieza audiovisual narra el día a día de la vida de Nicole, Nellyanis y Dilberson quienes junto a sus familias emprenden la batalla de vivir en Venezuela con diabetes mellitus.

Cada una de las historias que aparecen en el documental refleja y explica de manera cercana y cálida los retos que deben superar los niños y sus familias, para seguir adelante. Para crecer y ser hombres y mujeres de éxito que alcancen sus sueños sin que nada ni nadie los detenga.

Igualmente, resalta la importancia de la familia en la vida de un niño con la condición, porque la vida no solo le cambia al niño que ahora tiene que inyectarse, medirse la glicemia, comer a distintas horas del día, sino también cambia todo lo que entendían por vida a los padres de esos chamos.

Martha Palma, una de las fundadoras de Guerreros Azules, compartió al final de la proyección a la prensa del audiovisual que al inicio pensaron y seleccionaron 17 historias, pero a medida que iban avanzando y poniéndole forma a la historia.

Entendieron, además, que el proyecto del documental solo vería la luz si se contaban tres historias y las seleccionadas dejan marcados a los espectadores, tanto a quienes saben qué es la diabetes como a aquellos que nunca habían escuchado o tenido alguna relación con una persona con esta condición.

Bernard Villegas, educador en diabetes en el Hospital J.M. De los Ríos, junto a Melissa Cipriani, Martha Palma Troconis, Nicole Arocha(una de las protagonistas) y su mamá Nelly Padilla

En la presentación se pudo conocer a parte del equipo médico que brinda apoyo en el hospital J.M. De Los Ríos para la educación y control de cada uno de los pacientes, demostrando que brindando apoyo, escuchando y educando a cada infante, pueden intentar que su sala de emergencias no se vea colapsada o con la presencia de alguno de los niños que viven en Venezuela con DT1.

Las experiencias reflejadas en “El Camino del Guerrero” se convierten en un testimonio auténtico y contundente de la capacidad que pueden desarrollar los niños a ser resilientes y no dejarse arrebatar su niñez, su alegría y sus ganas de hacer cosas nuevas todos los días. Impulsando así a sus padres, quienes también deben atravesar una especie de “duelo” cuando diagnostican a su hijo(a) con diabetes para que puedan aprender juntos a como ser quienes manejen a la diabetes y no la diabetes a ellos.

«La diabetes no es una tragedia, es una herramienta de aprendizaje»

Guerreros Azules surgió de la convicción de cuatro madres de niños con la condición que decidieron unirse para apoyar, aprender y crear entornos donde la condición de sus hijos no sea para discriminar o sentir lástima, sino para crecer, divertirse, apoyarse y siempre ayudar al otro.

Martha Palma Troconis, Melissa Cipriani, Mariola Adrián de Osechas, Ileana «Muni» Gill y Gonzalo Rodríguez quien se sumó para poder hacer fluir toda la energía femenina del grupo fundaron una organización que ha brindado al día de hoy, de acuerdo a su página web: www.guerrerosazules.org, apoyo a más de  2.000 niños y adolescentes, ha donado más de 1.500 desayunos en el Hospital J.M. de los Ríos, ha realizado seis talleres para padres con hijos con DMT1, 10 encuentros deportivos-recreativos y muchas otras actividades con impacto en la comunidad de diabéticos tipo 1 en Caracas y ciudades cercanas a la capital.

El promedio de niños y adolescentes que debutan al año en Venezuela son aproximadamente 110 niños, cada uno de ellos necesitan de un tratamiento que los ayude a adaptarse a la condición. Por lo menos, por tres meses, la asociación ha creado, «el Kit del guerrero azul», que contiene todos los insumos necesarios para este primer periodo. La recolección de las donaciones estará vigente hasta el 29 de noviembre y al recaudar el monto completo tendrán  impacto en 110 familias directas. Para colaborar solo se debe ingresar en este link: https://doterrahealinghands.org/match-program/fundraiser/218/guerreros-azules

El Camino del Guerrero está en cartelera en todos los circuitos cinematográficos del país y para quienes quieran verla desde el exterior, pueden hacerlo por acá: https://ticketplate.com/checkout/el-camino-del-guerrero-ing-202111162000