El ‘capitan Kirk’, la persona más longeva en volar a la frontera espacial con Blue Origin

CIENCIA · 15 OCTUBRE, 2021 06:15

Ver más de

Rosmina Suárez Piña


¿Cómo valoras esta información?

3
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Con 90 años, el actor estadounidense William Shatner, recordado principalmente por su rol de “Capitan Kirk” en la serie Star Trek (Viaje a las estrellas), logró su sueño de rozar la línea de Kármán el miércoles 13 de octubre.

Pero no solo alcanzó una meta, también se convirtió en la persona más longeva en viajar en una nave espacial junto con la aviadora Wally Funk (82), quien también viajó con Blue Origin en julio de este año.

«¡Es increíble, increíble!», dijo a Jeff Bezos, fundador de Amazon y director del programa Blue Origin. «Estoy tan lleno de emociones de lo que acaba de pasar. Es extraordinario», dijo con lágrimas en los ojos, al pisar tierra nuevamente.

«No sé lo que pueda parecerle al mundo, pero a mí mismo me parece que solo soy como un niño jugando en la orilla del mar mientras el gran océano de la verdad yacía desconocido ante mí», expresó Shatner.

El vuelo

Junto con Shatner, iban tres tripulantes más: Chris Boshuizen, cofundador de la empresa de satélites Planet Labs, y el ejecutivo de software Glen de Vries, ambos clientes de pago, y Audrey Powers, vicepresidenta de operaciones de misión y vuelo de Blue Origin.

Este vuelo es el segundo para Blue Origin, que compite con Virgin Galactic en el naciente sector del “turismo espacial”.

La tripulación entró a la cápsula del cohete New Shepard, de 18 metros de altura, luego de retrasos, pero a las 9:51 a.m. (hora central) el cohete encendió sus motores y superó la velocidad del sonido, elevando la cápsula poco más allá de la línea de Kármán a 100 kilómetros de altura, conocida como la frontera espacial.

Un vuelo muy distinto a los que el capitán Kirk estaba acostumbrado: unos 10 minutos, pero donde pudo contemplar la curvatura de la Tierra.

Blue Origin en el ojo del huracán

A pesar de que ambos vuelos han sido exitosos, este reciente lanzamiento se produjo en medio de una ola de denuncias anónimas y de ex trabajadores de que Blue Origin “tiene una cultura laboral tóxica y no cumplió con protocolos de seguridad adecuados”, afirmaciones a las que Bezos no ha respondido.

Los requisitos

El CEO de Blue Origin ha invitado a diversas personas a pasear por la frontera espacial en su New Shepard.

Pagando, claro.

Sin embargo, mientras su competidor principal Richard Branson ha afirmado que el precio de un boleto en Virgin Galactic cuesta $ 250.000 (USD), Bezos no ha revelado cuánto pagaron personas como Boshuizen y De Vries.

Y en el vuelo pasado, se subastó uno de los asientos por 28 millones de dólares.

La idea de Blue Origin, con sus más de 12 vuelos de prueba en New Shepard, es la de una nave espacial en la que cualquier persona pueda volar con “solo unos días de ligero entrenamiento”.

Si bien la nave someterá a la tripulación a intensas fuerzas G, el viaje no será tan intenso como los vuelos orbitales, por ejemplo, la misión Inspiration 4 de SpaceX.

Blue Origin, en su página web, describe que los pasajeros de su nave deben:

  • Tener 18 años o más.
  • Una estatura de entre 1,50 y 1,80 metros y un peso de entre 50 y 101 kilos.
  • Buena forma física para subir siete tramos de escaleras en un minuto y medio
  • Ser capaz de abrocharse y desabrocharse el arnés del asiento en menos de 15 segundos, pasar hasta una hora y media atado a la cápsula con la escotilla cerrada y soportar hasta 5,5G de fuerza durante el descenso.

Y tú, si tuvieras el dinero para pagar un asiento, ¿irías al espacio?