Unidad de diálisis en Valencia sin agua para tratar a pacientes renales

SALUD · 9 JULIO, 2020 15:00

Unidad de diálisis en Valencia sin agua para tratar a pacientes renales

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Los pacientes renales en Carabobo están en riesgo. Las tres veces a la semana que acuden al centro de diálisis que les corresponde se exponen a precariedades que atentan contra su salud. Una de ellas es la falta de agua para la desinfección de sus manos.

En el centro Valencia Sur, ubicado en la avenida Las Ferias, son más de 100 personas que a diario van a conectarse a la máquina que hace las funciones de sus riñones.

Más de 70% llega al lugar en trasporte público o caminando, y antes de entrar sacan un termo de agua y un pedazo de jabón para cumplir con las normas de higiene básicas de prevención del coronavirus.

Al entrar a la sala de espera el panorama es dramático. Además de que las sillas son insuficientes, la elevada temperatura provoca que muchos prefieran esperar afuera.

No hay aire acondicionado, porque lo que algunos llevan un ventilador para conectarlo al lado de la camilla donde le hacen la hemodiálisis, mientras que otros dependen del aire que le echan sus familiares con un pedazo de cartón.

Son cuatro horas de tratamiento, tres veces a la semana, las que debe recibir cada paciente. “Pero algunos no aguantan el calor y piden que los desconecten antes de tiempo. Eso afecta de manera considerable su salud, porque no se eliminan por completo las toxinas de su cuerpo”, alertó el coordinador de la organización Amigos Trasplantados de Venezuela, Alfredo Cáceres.

Por estas razones los enfermos renales protestaron la mañana de este jueves, en la unidad de diálisis centro sur. Lo hicieron porque saben que sus vidas están en riesgo y expusieron otros problemas que se han agudizado durante la cuarentena.

Sonia Peraza vive a cuatro kilómetros de la unidad de diálisis y muchas veces tiene que ir caminando. “Casi no hay transporte y tampoco tengo efectivo para el pasaje. Si no consigo una cola debo venirme a pie”.

Ruta del riñón

Desde la gobernación se implementó la Ruta del Riñón, para el traslado de pacientes renales durante sus tratamientos, en momentos en los que la crisis de combustible ha complicado la movilización.

Pero no ha sido suficiente. “Mi diálisis es a las 6:00 am y ellos comienzan a trabajar a las 8:00 am, así que no me sirve”. Para regresarse sí suele utilizar ese servicio, pero debe esperar varias horas, tal como hace la mayoría, sentados en la acera de plena vía pública.

Además, son solo dos autobuses pequeños para más de 800 pacientes que reciben hemodiálisis en las seis unidades que dependen del Seguro Social en la entidad.

Unidades de diálisis con fallas

Las salas de hemodiálisis presentan fallas diversas: máquinas dañadas, servicios como agua o aire acondicionado sin funcionar, son algunas de ellas.

“La más crítica es la del sur de Valencia porque no tiene aire acondicionado, agua, sanitarios y los pacientes pasan muchas precariedades y arriesgan sus vidas”, detalló Mario De Sousa, quien se dializa desde febrero en el lugar.

La unidad de diálisis del Urológico La Viña, de 23 máquinas, tiene seis dañadas, y hay severas fallas con el servicio de recolección de desechos biológicos, cuyo depósito está lleno de moscas y con mucha basura acumulada, lo que representa un grave riesgo de infección.

En el Nefrológico de Carabobo hay 26 máquinas y seis dañadas; en Metrodiálisis Naguanagua de las 23 17 no funcionan; y en la Clínica del Riñón son ocho averiadas, de las 32 con las que cuenta.

Cáceres, de Amigos Trasplantados de Venezuela, organización aliada de Codevida, dijo que se está violando el derecho a la vida de los más de 800 pacientes de Carabobo., A estas personas no les permiten un trasplante de riñón, tras la paralización de ese programa nacional desde hace cuatro años.