Se cumplen 39 años de una pandemia que aún sigue y se ignora

SALUD · 5 JUNIO, 2020 21:19

Se cumplen 39 años de una pandemia que aún sigue y se ignora

Texto por Manuel Tomillo C. | @ManuelTomilloC

Ver más de

Manuel Tomillo C. | @ManuelTomilloC

¿Cómo valoras esta información?

14
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Casi 40 años han pasado desde que, el 5 de junio de 1981, la comunidad científica dio a conocer al mundo entero la aparición de una enfermedad cuyo origen sigue siendo una interrogante: el sida, la peor pandemia del siglo XX.

Fueron cinco los casos que fueron mencionados en ese entonces, con más preguntas que respuestas. Desde ese momento, hasta nuestros días, se estima que 78 millones de personas han sido infectadas por el virus y 39 millones han muerto a causa del sida o enfermedades relacionadas.

Según el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (Onusida), en la actualidad  se registran 37,9 millones de casos en el mundo, sin distingo entre niños y niñas, adolescentes y jóvenes, hombres y mujeres.

A lo largo de estos 39 años la epidemia le ha puesto nombres y rostros a su avanzada, y aunque en paralelo la ciencia ha hecho su trabajo al crear el tratamiento antirretroviral y a las pruebas para detectar la infección y monitorear el VIH, no hay duda que la educación sigue siendo, por encima de todo, el primer elemento para la prevención de la infección.

Ante esta premisa, a Silvimar Campos, directora general de la Organización StopVIH le preocupa que el gobierno de Venezuela haya puesto a un lado las políticas de salud dedicadas a la prevención, y desde 2005 no se realicen campañas educativas y de prevención.

“La experiencia efectivamente nos confirma que la educación es más necesaria que nunca, para lograr generar cambios positivos en la población y motivar la prevención del virus de inmunodeficiencia humana (VIH), ya que antes de pensar en una cura debemos estar dispuestos a no contraer el virus”, manifestó Campos.

Asegura Campos que la ONG “StopVIH no desmayará en su labor de apoyo a las personas con VIH, sin embargo, no negamos la urgencia de que el Gobierno dicte políticas públicas de ayuda y prevención, pues cuando se habla de una epidemia la acción debe ser global para que el impacto en la sociedad sea significativo”, dijo.

El COVID-19 afecta la lucha contra el VIH

La perturbación en los servicios de salud en medio de la pandemia por COVID-19 afecta los tratamientos a pacientes con sida, con riesgo en África para la vida de cientos de miles de personas, señaló recientemente la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Se trata de “un aviso para que todos los países busquen el modo de mantener los servicios sanitarios vitales. La terrible perspectiva de que medio millón de personas más mueran en África por enfermedades relacionadas con el sida supone un retorno al pasado”, dijo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en la sede del organismo en Ginebra.

En África subsahariana había 25,7 millones de personas con VIH en 2018, según cálculos de la OMS, y de ellos 64 por ciento, 16,4 millones de pacientes, recibían tratamiento antirretroviral.

A pesar de ello, unas 470 000 personas murieron en 2018 por causas asociadas al sida y la OMS se fijó la meta de que los fallecimientos por esas causas no pasen de 500 000 al año.

Pero las interrupciones en los servicios y suministros sanitarios por la actual campaña contra el nuevo coronavirus, aunque solo sea por seis meses según los modelos estudiados por la OMS, pueden provocar la muerte de 500 000 personas más, tanto en 2020 como en 2021, por causas asociadas al sida.

Sería un retroceso hacia 2008, cuando en la región se registraron 950 000 fallecimientos por sida y enfermedades asociadas, como tuberculosis.

Las interrupciones en el tratamiento pueden deberse a que los servicios contra el VIH permanezcan cerrados, o que no puedan suministrar medicamentos antirretrovíricos al cortarse las cadenas de suministro, o al simple desbordamiento de los servicios por deber participar al mismo tiempo en la campaña anti-covid-19.

En África subsahariana las infecciones infantiles con VIH descendieron 43 por ciento, pasando de 250 000 en 2010 a 140 000 en 2018, por el alza en los servicios materno infantiles, pero su interrupción durante seis meses puede aumentarlas 78 por ciento en Malawi o Zimbabue, y hasta 104 por ciento en Uganda.

La campaña contra la pandemia Covid-19 “no debe ser una excusa para desviar inversiones del VIH, pues el derecho a la salud supone que no se debe combatir ninguna enfermedad a costa de otra”, sostuvo Winnie Byanyima, directora ejecutiva de Onusida.

El estudio de la OMS insistió en la necesidad de que se garanticen los servicios de prevención y tratamiento de VIH para contener su mortalidad y que no se incremente el flagelo precisamente durante la pandemia de Covid-19.

Casi cuatro décadas después, un nuevo virus, el SARS-CoV-2 ha puesto otra vez al mundo en la incertidumbre sobre qué pasos dar para enfrentarlo.

El mundo cambió

“Al principio de la epidemia de sida tampoco sabíamos cómo responder ni de qué se trataba”, le dice a BBC Mundo el doctor César Núñez, director regional de Onusida para América Latina y el Caribe.

Pero mucho han cambiado las cosas desde entonces, afirma la BBC.

“El VIH se reporta en 1981 pero la primera prueba diagnóstica no se tiene hasta 1983. Ahora la hemos tenido en muy poco tiempo”, señala Núñez.

“Luego el primer medicamento para el VIH se da en 1987 y no era un medicamento tan efectivo, lo mismo está sucediendo con este (remdesivir) que se ha autorizado ahora en EE.UU. para situaciones de emergencia”, señala.

En criterio del experto, una de las buenas noticias de la actual pandemia ha sido la “rápida respuesta desde la perspectiva científica, de la investigación, de la innovación, de la biología molecular”.