Un riñón en Marketplace: comercio de órganos es peligroso y se paga con cárcel, alerta la Ontv

SALUD · 18 ABRIL, 2022 20:43

Ver más de

Mariana Souquett Gil | @nanasouquett


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La oferta de un riñón humano por 20.000 dólares en Marketplace, la plataforma de ventas de Facebook, llevó a la detención de una mujer en el estado Portuguesa. Mientras las autoridades investigan el caso, la Organización Nacional de Trasplante de Venezuela (Ontv) recuerda que la donación de órganos con propósitos de lucro es un delito que, según la legislación del país, puede pagarse hasta con 8 años de cárcel.

La Ontv, ejecutora hasta 2014 del Sistema de Procura de Órganos y Tejidos (Spot), antes de su traspaso a la Fundación Venezolana de Donaciones y Trasplantes de Órganos, Tejidos y Células (Fundavene, adscrita al Ministerio de Salud), insistió en que el trasplante es un procedimiento tan complejo en sus tres etapas (antes, durante y después), que no puede hacerse en cualquier lugar.

Tras conocerse el caso de Portuguesa a mediados de abril, la Ontv enfatizó que las personas que incurran en estos delitos pueden ser arrestadas, enjuiciadas e incluso morir en el intento, sin nada que garantice que el órgano extraído servirá.  

«El órgano ofertado en condiciones clandestinas no tiene ninguna garantía de ser viable para un trasplante porque no hay condiciones para extracción y manejo por cualquier persona. El mito de la bañera, de la cava con un riñón y del hotel luego de una noche de farra es fácilmente desmontable en la vida real», compartió la Ontv en sus redes sociales. 

La organización destacó que entre 50 y 70 trabajadores de salud, desde los profesionales hasta los camilleros y asistentes administrativos, están involucrados en los procesos de extracción de órganos y trasplantes, que solo pueden hacerse en establecimientos y centros de salud autorizados, certificados y supervisados por el Ministerio de Salud.

Hasta 8 años de prisión, según la ley 

La actual Ley sobre donación y trasplante de órganos, tejidos y células en seres humanos, vigente desde 2011 en Venezuela, prohíbe «cualquier transacción comercial, compensación monetaria o retribución material, directa o indirecta por los órganos, tejidos y células» que se vayan a usar con fines terapéuticos, de investigación o docencia. Además indica que la donación solamente deberá realizarse «a título gratuito».

El artículo 45 de la ley tipifica como delito la «donación con propósito de lucro»: quien pague, medie o transe con propósito de lucro en la procura de órganos, tejidos y células para fines terapéuticos será sancionado con penas de prisión entre 4 y 8 años.

«Donación con propósito de lucro» es justamente el delito imputado por el Ministerio Público a Marielys del Carmen Yedra, la mujer detenida en Portuguesa por la oferta de Marketplace, informó el fiscal general de la administración de Nicolás Maduro, Tarek William Saab.

La ley también señala en su artículo 46 que el profesional de la salud y otros que participen en la ablación (eliminación o extirpación) y trasplante de órganos, tejidos y células de un donante vivo o muerto, con conocimiento de que los mismos han sido o serán objeto de una transacción comercial, serán sancionados con prisión de 4 años a 8 años.

Así, ante el caso de Marketplace, la Ontv llamó a denunciar las irregularidades y a ser conscientes de que la comercialización de órganos, tejidos y células es «ilegal, peligrosa y se paga con cárcel».

¿Cuál es el proceso permitido entre donantes vivos?

Para ser un donante vivo de órganos se requiere ser mayor de edad, tener un informe médico actualizado y favorable sobre su estado de salud (incluyendo el aspecto psiquiátrico) y ser compatible con el receptor, según las pruebas médicas correspondientes.

La ley admite como donantes vivos a parientes hasta el quinto grado de consanguinidad, cónyuges, concubinos en unión estable de hecho durante los dos últimos años (mínimo), «entre quienes se hubiere comprobado el nexo por una autoridad civil». La misma regla se aplicará para los casos de adopción. 

Además se debe firmar un consentimiento tras haber recibido información completa sobre los riesgos del procedimiento y las consecuencias de la donación del órgano, así como las probabilidades de éxito para el receptor.

El donante también debe haber expresado su voluntad por escrito, sin incentivos materiales, coacción física o moral, otorgada ante dos testigos idóneos. Si es una mujer en edad fértil, debe verificarse que no esté embarazada, pues las embarazadas y las personas con discapacidad intelectual no pueden ser donantes.

En el caso de los trasplantes entre personas vivas, está prohibido el trasplante total de órganos únicos o vitales, tejidos y células cuya separación pueda causar la muerte o la discapacidad total o parcial del o de la donante.  

Los trasplantes cruzados, por su parte, deben contar con autorización previa del órgano rector en materia de salud en el país. Los trasplantes cruzados son una modalidad de trasplante de donante vivo que se realiza cuando hay dos parejas de donante-receptor que no son compatibles entre sí, pero en las que el donante de cada par es compatible con el receptor del otro par.

¿Y en el caso de donante cadáver?

La ablación de los órganos, tejidos y células de donante cadavérico con fines terapéuticos solo puede proceder cuando un equipo médico especializado diagnostique muerte encefálica. 

En Venezuela, por ley, existe la donación presunta: toda persona mayor de edad, civilmente hábil, a quien se le haya diagnosticado la muerte se presumirá donante de órganos, tejidos y células con fines terapéuticos, «salvo que existiese una manifestación de voluntad en contrario» con constancia evidente en el Sistema Nacional de Información Sobre Donación y Trasplante de Órganos, Tejidos y Células. 

La crisis y el deterioro de los hospitales en Venezuela además redujeron las posibilidades de realizar trasplantes de vivo a vivo. En la actualidad, solo se realizan a nivel privado y en el Hospital Militar de Caracas, con una lista de materiales y medicinas calificada como «interminable» por algunos pacientes, a nivel público.

Aunque las autoridades anunciaron la apertura de una unidad de trasplante en la Clínica Popular El Paraíso, hasta la fecha no hay información sobre la realización de trasplantes en este centro. El spot, que permite los trasplantes de donante cadáver, en cambio, permanece suspendido desde junio de 2017.