Cómo diferenciar entre alergias, resfriados, gripes y COVID-19

SALUD · 7 ENERO, 2021 13:48

Cómo diferenciar entre alergias, resfriados, gripes y COVID-19

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo Fotos por El Comercio

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo

¿Cómo valoras esta información?

533
QUÉ CHÉVERE
22
QUÉ INDIGNANTE
17
QUÉ CHIMBO

Temporada de frío, alergias y virus. La pandemia de COVID-19 aún no acaba y ahora le tocó coincidir con la llegada de las bajas temperaturas, alérgenos y otros virus causantes de enfermedades respiratorias contagiosas. Por las similitudes en sus síntomas, es posible confundir resfriados con gripes, alergias o con el COVID-19. ¿Cómo podemos diferenciarlas?

En época de pandemia, toda gripe es COVID-19 hasta que se demuestre lo contrario. Ante cualquier síntoma, mantenga las medidas de prevención, consulte a su médico, no se automedique y busque realizarse una prueba diagnóstica para COVID-19. Esta es solo una guía sobre las diferencias y similitudes que comparten unas afecciones con otras.

Las alergias

Las alergias pueden generarse por el polen, polvos u olores fuertes, y esa es su principal diferencia con enfermedades como el COVID-19 o la influenza, que son causadas por virus. Según la Clínica Mayo, las alergias estacionales o de temporada son respuestas del sistema inmunitario “desencadenadas por exposición a alérgenos como polen”.

Joselit Torres, alergólogo, especialista en inmunología y presidente de la Sociedad Venezolana de Alergias, Asma e Inmunología (Svaai), explicó a Efecto Cocuyo que la temporada fría y las condiciones ambientales pueden exacerbar los cuadros de las personas con mayor sensibilidad a las alergias.

Las personas con condiciones como asma, rinitis o sinusitis, al igual que los niños y los adultos mayores, suelen estar entre los más afectados. También existen personas que desconocen que son alérgicas, pero al exponerse al polen más las bajas temperaturas y la contaminación pueden presentar síntomas y confundir gripes o COVID-19 con alergias.

El presidente de la Svaai indicó que las personas alérgicas tienen con más frecuencia obstrucción nasal o rinorrea (goteo o secreción nasal). “Su condición no interfiere con sus actividades diarias, mientras que en las personas enfermas sí y tienen malestar general”, señala.

¿Cómo diferenciar cuándo es alergia? Hay dos síntomas principales para distinguir: la fiebre y la tos. Los pacientes con alergias “no tienen por qué tener fiebre”, en cambio los pacientes con coronavirus u otras infecciones sí.

“La tos en los casos de los pacientes con alergia va a ser una tos húmeda, una tos con secreción transparente o en todo caso amarillenta, a diferencia del caso del paciente con coronavirus, que tiene una tos seca, que es constante”, dijo Torres. Si están acompañados de fiebre, debilidad y decaimiento, es señal de una infección y no de una alergia.

Tanto las alergias como el COVID-19 pueden generar congestión, moqueo o dolor de garganta. Ojos llorosos o con picazón y estornudos son algunos de los síntomas de las alergias, pero no de la enfermedad causada por el coronavirus. Las alergias solo generan dificultad para respirar en personas con afecciones respiratorias como asma, según Clínica Mayo.

A diferencia del COVID-19, el tratamiento de las alergias puede incluir antihistamínicos (como Cetirizina o Loratadina), aerosoles nasales, esteroides o descongestionantes, además de evitar la exposición a los alérgenos. Las alergias estacionales pueden durar varias semanas.

 

COVID-19 e influenza

Los Centros para el Control y la prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) explican que el COVID-19 y el “flu”, la gripe causada por virus de la influenza, son enfermedades respiratorias contagiosas que comparten algunas similitudes. Sin embargo, pueden tener distintos grados de signos y síntomas, desde casos leves hasta graves.

Hasta la actualidad, el COVID-19 se propaga con mayor facilidad que la influenza y causa enfermedades más graves en ciertas personas. En el caso de la influenza, generalmente los síntomas aparecen entre uno y cuatro días después de haber contraído la infección. Los síntomas del COVID-19 pueden aparecer entre dos y 14 días después de haber estado expuesto al virus. En promedio, las personas presentan síntomas cinco días después de haberse contagiado.

Tanto los virus de la influenza como el coronavirus que causa el COVID-19 pueden propagarse a otros a través de personas que estén en contacto cercano entre sí.

Ambas tienen síntomas en común: fiebre, tos, dificultad para respirar, fatiga, dolor de garganta, mucosidad nasal, dolores musculares y algunas personas pueden tener vómitos y diarrea.

Sin embargo, en el caso del coronavirus, otros síntomas que pueden ayudar a distinguir son la pérdida de gusto y la pérdida del olfato. El COVID-19 además causa enfermedades más graves en ciertas personas.

Ambas afecciones, según los CDC, pueden ocasionar complicaciones como neumonía, insuficiencia respiratoria, sepsis, lesión cardiaca, insuficiencia multiorgánica, agravamiento de afecciones crónicas, inflamación de los tejidos e infecciones bacterianas secundarias.

No obstante, el COVID-19 también puede generar coágulos de sangre en las venas y arterias de los pulmones, corazón, piernas o cerebro. Los niños con coronavirus pueden desarrollar síndrome inflamatorio multisistémico. Mientras, la mayoría de las personas que contraen influenza se recuperarán en un lapso que va desde unos pocos días hasta menos de dos semanas.

Por la similitud de sus síntomas, es recomendable someterse a una prueba diagnóstica para confirmar si es COVID-19 o influenza.

Los cinco errores más comunes al usar mascarillas. Las mascarillas pueden ayudar a reducir el riesgo de infección para COVID-19, resfriados e influenza

Resfriados

Los Centros para el Control y la prevención de Enfermedades de EEUU destacan que los resfriados suelen ser inofensivos y mucho más leves que la influenza. Los resfríos generalmente no derivan en problemas graves de salud como neumonía, infecciones bacterianas u hospitalizaciones, como sí puede suceder con los casos graves de COVID-19 o influenza.

Los síntomas del resfriado son más suaves que los síntomas de la influenza y del COVID-19. Aparecen de uno a tres días después de la exposición a un virus que causa el resfriado (en su mayoría rinovirus). Generalmente, las personas resfriadas tienen más probabilidades de tener secreción o congestión nasal, destaca la Clínica Mayo.

No hay curas para el resfriado común, pero el tratamiento puede incluir  analgésicos y descongestionantes. Las personas se recuperan de un resfriado común de tres a 10 días, aunque algunos resfriados puedan durar hasta dos semanas.

Esta es una guía para ayudar a identificar entre una afección y otra. Ante cualquier duda o síntoma persistente, consulte a su médico.