Dan de alta a pacientes del Vargas y del J.M. de los Ríos por fallas en suministro de agua - Efecto Cocuyo

SALUD · 3 ABRIL, 2019 15:44

Dan de alta a pacientes del Vargas y del J.M. de los Ríos por fallas en suministro de agua

Texto por Julett Pineda Sleinan | @JulePineda

Ver más de

Julett Pineda Sleinan | @JulePineda

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Sin agua. La contigencia ocasionada por los megaapagones ha llevado a los hospitales a adoptar medidas para afrontar la coyuntura, entre ellas dar de alta a los pacientes no prioritarios. Dos de los centros de salud de la capital que han tomado estas acciones son el hospital de niños J.M. de los Ríos y el José María Vargas.

El segundo megaapagón nacional, registrado el pasado lunes 25 de marzo, averió una de las bombas de agua que surte a la torre de consultas del J.M. de los Ríos. Por esta razón, la dirección del principal centro pediátrico del país tomó la decisión de restringir las consultas y dar de alta a pacientes “no prioritarios”.

Hasta este lunes, 1 de abril, el centro hospitalario recibía agua de cisternas, que permitían mantener en funcionamiento la unidad de hemodiálisis, porque el servicio no había sido regularizado aún en la zona.

Debido a la contingencia, el servicio de Neurocirugía no ha ingresado más niños desde el primer megaapagón, registrado el pasado 7 de marzo. Durante ese tiempo tampoco ha podido practicar cirugías, apenas este miércoles, 3 de abril, el J.M. de los Ríos reinició su actividad quirúrgica.

De un total de 14 pacientes que estaban hospitalizados en el área de Neurocirugía para principios de marzo, actualmente quedan siete.

“Nosotros no hemos tenido que dar de alta, sino que las condiciones de los niños que teníamos han ido mejorando y fueron egresando. Sin embargo, no hemos ingresado a más nadie”, indicó una médico de la especialidad.

El ingreso de pacientes al hospital está restringido desde el primer megaapagón y solo son recibidos por la emergencia.

Esta situación se repite en el hospital José María Vargas de Caracas, que depende de una cisterna para llenar los tanques de plástico de los que los pacientes se abastecen.

“Ha habido mucho movimiento y han sacado a varios pacientes por la situación con el agua. Es mejor tener menos personas para poder mantener los espacios lo menos contaminados posibles”, afirmó Luisa Domínguez, familiar de un paciente de uno de los servicios de Medicina Interna.

“Están vaciando el hospital por el problema del agua y dejan solo a los pacientes que ameritan estar hospitalizados. A los otros los están dando de alta”, indicó una enfermera del Vargas. “Para llenar los tanques que surten a las áreas quirúrgicas se necesitan cinco cisternas y solo están mandando una diaria. Por eso no ponen a funcionar las bombas”, añadió.

Desde hace 15 días en el recinto hospitalario no practican ninguna cirugía.

A punta de cisternas y botellas

Ante la contingencia del agua, los hospitales de la capital han habilitado tanques (llenados con cisternas) para que los pacientes guarden algo del líquido en recipientes, botellas y garrafas. El agua que almacenan es la misma que utilizan para poder asearse.

El pasado viernes, 31 de marzo, el ministro de Salud Carlos Alvarado reconoció las dificultades del chavismo gobernante para suministrar agua a los hospitales del país debido a los megaapagones. Pese a esto, insistió que “la situación en los hospitales está controlada”.

Lea también:

Pacientes llenan botellas en tanques de plástico mientras hospitales siguen sin una gota de agua