Convite: Escasez de antibióticos para infecciones respiratorias se ubicó en 69;5% en julio

CORONAVIRUS · 2 SEPTIEMBRE, 2020 11:15

Ver más de

Antonella Freites Franco | @antonellanff


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Los medicamentos antidepresivos, anticonvulsionantes, además de los antibióticos para tratar infecciones respiratorias agudas, reportaron mayor índice de escasez durante el mes de julio, según el estudio mensual realizado por la ONG Convite sobre el acceso a la salud en Venezuela.

El reporte presentado el 27 de agosto documenta que la escasez de la canasta de medicamentos conformada por fármacos para tratar la depresión, las convulsiones y las infecciones respiratorias siguen siendo una barrera en el acceso a la salud.

En más de 69% se ubicó la escasez de medicamentos para tratar las infecciones respiratorias.

Según la coordinadora de proyectos de la organización, Francelia Ruíz, estas tres causas de morbilidad son las peores abastecidas durante toda la historia del levantamiento del índice de escasez de medicinas de la ONG. La carencia de antidepresivos en el país ronda 74,7% y los anticonvulsionantes alcanza 72%.

“Esto puede sumar niveles y cargas de estrés diferenciadas. El propio confinamiento puede disparar episodios depresivos y convulsivos. Estas personas enfrentan una situación de riesgo, no solo de cara al contexto venezolano, a la que ahora se le suma la crisis por la pandemia, sino las consecuencias que esto puede traer”, dijo la vocera.

Respecto a los medicamentos para tratar infecciones respiratorias agudas, hay una escasez de 69,5%, es decir, en siete de cada diez farmacias no hay medicamentos para tratar los cuadros respiratorios.

“Esto cobra una importancia significativa en este contexto de la pandemia. El problema de salud que afecta globalmente a las personas tiene que ver con infecciones respiratorias, además son el mismo grupo de medicinas lo que puede causar confusiones con respecto a los síntomas y es alarmante el dato de escasez de antibióticos fundamentalmente”.

El porcentaje de escasez general de medicamentos se ubicó en 53,9% en todo el país. Eso quiere decir que en cinco de cada diez farmacias visitadas no se encuentran medicamentos para seis patologías diferentes. El derecho a la salud de las personas con diabetes, hipertensión, infecciones respiratorias agudas, el síndrome diarreico, depresión y convulsiones no está siendo garantizando.

Ciudades más golpeadas por la escasez de medicamentos

Las ciudades más golpeadas por la escasez de medicamentos durante el mes de julio son Barquisimeto, Puerto Ordaz  y Caracas. De acuerdo con el estudio realizado por la ONG, Barquisimeto es la ciudad donde el desabastecimiento es mayor, con un índice de 82,2%.

El reporte contempla otras 10 ciudades venezolanas como: Puerto Ordaz con 78,7%; Caracas con 69,7%;  Puerto La Cruz con 66,7%; Mérida con 42,9%; Maturín con 48,4%; Maracaibo con 42%; Ciudad Bolívar con 39,9%; San Juan de Los Morros con 38%;  Valencia con 34,5% y San Carlos con 33,7%.

De acuerdo con la última medición realizada por la ONG, el índice de escasez demuestra la reducción un nivel modesto en algunas coudades como Mérida y Maracaibo, donde la escasez rondó 42%.

“Esto no significa que las farmacias de la entidad estén completamente abastecidas, pero en comparación con el índice de escasez que se registró en el año 2017 cuando arrancó este proyecto, generalmente no bajaba de 70%”, explicó Francelia Ruíz.

Precios de medicamentos en el Área Metropolitana de Caracas

Ante la preocupación, debido al incremento de los precios en los medicamentos, Convite decidió incorporar a este nuevo ciclo de trabajo  el índice de precios del consumidor en el Área Metropolitana de Caracas. El estudio fue realizado para tratamientos hipoglucemiantes, antihipertensivos y antidepresivos.

La variación de precios entre el mes de junio y julio alcanzó un índice de 32,6% en la última mediación donde el precio promedio de la Glibenclamida era de Bs. 1.965.000, lo que significa que las personas deben utilizar al menos dos sueldos mínimos para comprar un mes de tratamiento.

En relación con los tratamientos para tratar la hipertensión, la amlodipina mostró una variación de 1% en comparación con el mes de de junio, cuando se ubicó en Bs. 845.259. “Para una persona pensionada con un ingreso único como la pensión, lamentablemente no puede comprar el tratamiento”, refirió Francelia.

Para calcular el precio de los antidepresivos, el estudio se centró en el promedio de la sertralina que también mostró una variación de 7%. En el mes de julio el tratamiento se ubicó en Bs. 1.526.195, lo que afecta la calidad de vida de las personas con trastornos depresivos.