La inseguridad, la escasez y las colas movieron a los electores a firmar en Bello Monte

POLÍTICA · 27 ABRIL, 2016 13:44

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Antes de llegar al punto del firmazo ubicado en la avenida principal de Bello Monte, la cola en el Central Madeirense sobresale. Algunos sostienen pedazos de cartón para protegerse del sol a las 10:30 de la mañana. «Los ricos no quieren pobres», grita una persona cuando ve pasar a un grupo que convoca a firmar. Desde la cola para comprar comida, responden: «Ya firmamos, ya fuimos para allá».

Son precisamente las colas y la escasez las principales razones que los motivaron, manifestaron a Efecto Cocuyo quienes se movilizaron para estampar su manifestación de voluntad este miércoles 27 de abril.

«Yo revoco porque hay demasiada hambre. En estos días necesitaba comprar pan, recorrí muchas panaderías y no había (…) o revocamos o tendremos que irnos», dice Daniel Lozano, de 22 años.

La señora Carmen Escalona (49 años) se trasladó desde Barlovento para firmar porque asegura que su hija, una estudiante de Medicina en la UCV, no tiene futuro. «Yo no voy a revocar a Maduro, yo lo voy a revolcar porque la crisis, la inseguridad y el hambre no se aguantan».

A pesar de estar recién operada, María González (64 años) también firmó. «Lo que más me preocupa es la inseguridad por mis hijos y mis nietos. Tengo rato llorando porque veo que hay mucha gente».

Dos jóvenes con condiciones especiales también acudieron al firmazo.

La mañana transcurrió con normalidad. Un solo evento irregular se produjo en horas del mediodía cuando la Policía Nacional Bolivariana detuvo a dos personas acusadas de robar en la concentración de oposición. Una de ellas llevaba puesta una camisa de Voluntad Popular. Según dijeron era un infiltrado.

Minutos después, el gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, llegó al toldo de Miranda para estampar su firma acompañado de los diputados Tomas Guanipa y Juan Requesens. Jhony Rahal y Adriana D´Elia fueron otros de los parlamentarios que acudieron al punto instalado en Bello Monte.

«No he visto a ninguna persona que tenga miedo de firmar. El único que tiene culillo es Nicolás Maduro a quien vamos a derrocar», gritó el dirigente de Primero Justicia. La gente en las colas lo secundó: «No tenemos miedo, no tenemos miedo», coreaban. El dirigente opositor también aseguró que superarían la recolección de firmas del 1% del Registro Electoral exigido.

«Quiero una mejor Venezuela, no quiero tener más miedo ni estar asustada en las calles porque me van a robar», afirmó Carla Torres de 24 años.

Para muchos, las ganas de quedarse en el país también es un motivo. «ya estoy cansada de que todos se vayan del país y que yo también tenga que hacerlo. Ya basta de que nos maten por cualquier cosa», manifestó Daniela Navas de 19 años.