Venezuela es el séptimo país con más beneficiarios de paraísos fiscales en el mundo #PandoraPapers

POLÍTICA · 3 OCTUBRE, 2021 17:29

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL

Foto por Mairet Chourio

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La mayor filtración de documentos financieros conocida hasta ahora revela que Venezuela es el séptimo país con más beneficiarios de paraísos fiscales en el mundo.

Los documentos que sirvieron de base para la investigación periodística, que acuñó el nombre de “Pandora Papers”, incluyen información sobre más de 29.000 beneficiarios reales que serían los propietarios finales de activos en paraísos fiscales. De estos, 1.212 venezolanos figuran como dueños o beneficiarios.

En la lista están Rusia (con 4.437 beneficiarios), Reino Unido (3.506), Argentina (2.521), China (2.382), Brasil (1.897), Ucrania (1.546), Venezuela (1.212), Chipre (1.052), Italia (792) y Guatemala (658).

¿Qué son los paraísos fiscales?

Son territorios donde se ofrecen enormes ventajas fiscales a ciudadanos de otros países para la creación de sociedades mercantiles. Entre las ventajas está la protección del anonimato y las bajas o nulas cargas tributarias (impuestos asociados a la actividad de las entidades registradas).

“Aunque el registro y el propio funcionamiento de empresas en paraísos fiscales no son ilegales, facilitan la evasión de impuestos y permiten el ocultamiento de la identidad de los dueños, pues es frecuente que los agentes registradores sirvan como prestanombres de los verdaderos dueños de las empresas o beneficiarios”, reseña Armando.info, uno de los medios venezolanos que participó en la investigación periodística transnacional.

La filtración también permitió confirmar que el bufete panameño Alemán, Cordero, Galindo & Lee (Alcogal), uno de los más importantes del país istmeño, creó y legalizó por lo menos 51 de las 78 empresas de maletín que sirvieron de vehículo para el blanqueo de hasta 2.000 millones de dólares en pagos de sobornos y comisiones para funcionarios venezolanos originados en la Banca Privada de Andorra.

Los cobros se hacían a empresas que buscan –y lograban, como la China Machinery Engineering Corporation (CAMC)- ser contratistas de Pdvsa y se recibían y “protegían” en cuentas de la Banca Privada de Andorra.