Una enmienda debe pasar por un referendo aprobatorio, apuntan constitucionalistas

POLÍTICA · 7 ABRIL, 2016 19:33

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Desde la Presidencia de la República se prepara una enmienda que busca acortar el periodo constitucional de la Asamblea Nacional, así lo reveló el constitucionalista Hermann Escarrá en un acto oficial la tarde de este jueves, 7 de abril.

La noticia generó revuelo en las redes sociales y reacciones entre los expertos. El abogado constitucionalista Carlos Andrés Requena calificó la propuesta de “golpe a la voluntad popular”.

“Los únicos poderes que son electos por el pueblo directamente son el Ejecutivo y el Legislativo. Esta Asamblea está recién electa y ha cumplido con sus funciones constitucionales, así que no hay condiciones para ejecutar una enmienda de este tipo”, opinó.

Aunque señaló que el Presidente tiene entre sus atribuciones promulgar enmiendas, aseguró que esta acción obedece a la diatriba política. “Desde el primer momento el Gobierno ha pretendido hacer creer que el Parlamento es un agente perturbador”, dijo.

El experto en derecho constitucional Pedro Alfonso del Pino precisó que para que proceda la enmienda el Consejo Nacional Electoral debe someterlo a la voluntad popular. “La enmienda no entra en vigencia solo con la firma del Presidente; también debe someterse a un referendo aprobatorio”, manifestó.

El artículo 341, numeral 3, de la Constitución establece que el órgano electoral someterá a referendo las enmiendas en los 30 días siguientes a su recepción formal.

Del Pino explicó que el proceso que deberá seguir el Ejecutivo, una vez produzca la enmienda en Consejo de Ministros, es consignar la propuesta ante el CNE y esperar que el órgano electoral convoque la elección si considera que no está viciada de nulidad.

En Venezuela hay un golpe de Estado continuado, porque la Constitución pasó a ser un texto de referencia. Las reformas son para mejorar el texto constitucional y no para acelerar procesos políticos; estoy en desacuerdo con que se pretenda utilizar para salir del Presidente o de la AN, la vía idónea que establece la Constitución es el revocatorio y para acortar los lapsos de la AN debe hacerse en la mitad del periodo”, apuntó.

Aunque consideró que es necesario esperar que se publique el contenido del proyecto para analizar sus implicaciones, señaló que la iniciativa es una respuesta política a la propuesta de enmienda que promueve la oposición para acortar el periodo presidencial. “Políticamente se estarían peleando los mismos argumentos. Si el Gobierno acepta la constitucionalidad de esta enmienda para acortar el periodo de la AN, habría que ver si es capaz de rechazar la de la oposición”, apuntó.

Si la Asamblea llegara a argumentar que la enmienda viola los principios constitucionales tendría que recurrir a la Sala Constitucional del TSJ para que se pronunciara al respecto.

Foto: Runrunes.