Sindicato de trabajadores de la AN acusa a Parra de violar derecho al trabajo - Efecto Cocuyo

POLÍTICA · 19 FEBRERO, 2020 20:20

Sindicato de trabajadores de la AN acusa a Parra de violar derecho al trabajo

Texto por Deisy Martínez │@deicamar

Ver más de

Deisy Martínez │@deicamar

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

En horas de la mañana de este miércoles 19 de febrero, el diputado Luis Parra, hizo una asamblea con trabajadores del Parlamento en el Palacio Legislativo, donde les prometió mejoras. A la par, el secretario general del Sindicato Nacional de Funcionarios y Funcionarias de Carrera Legislativa y Trabajadores de la Asamblea Nacional (Sinfucan), José Vicente Rivero, denunció que para obligar la asistencia de los empleados a la reunión, la directiva paralela, de nuevo, cerró las puertas de la sede administrativa.

“Hoy de nuevo informaron que cerrarían las instalaciones del edificio José María Vargas y que la asistencia a la reunión era obligatoria, lo cual cercena el derecho al trabajo. Una vez que llegaron los empleados fueron reunidos por los directores y se les dijo que debían subir al Palacio”, rechazó Rivero.

Denunció que es la cuarta vez desde los hechos del 5 de enero que se cierra el acceso a las oficinas administrativas. La primera ocurrió el 29 de enero, la segunda el 6 de febrero, ambas para evitar que la mayoría opositora instalara las comisiones y la tercera el 12 de febrero por una inspección del parque automotor en el estacionamiento, con lo cual se afectó al menos a 400 empleados.

Tras el 5 de enero la situación de quienes laboran en el Palacio Legislativo fue más confusa, pues la Guardia Nacional que tiene militarizada la sede del Parlamento no los dejaban ingresar hasta recibir autorización lo que generó incertidumbre sobre el futuro de tales empleos. La situación se ha ido “normalizando” en las últimas semanas hasta observarse de nuevo presencia de trabajadores en sus puestos.

Rivero indicó que alrededor de 300 empleados estuvieron presentes en el encuentro y expresó que el Sindicato se abstuvo de participar porque no reconocen la validez de la autoridad de Parra como titular del Poder Legislativo.

“No hay ninguna Gaceta Oficial que diga que la de Parra es la nueva directiva de la AN. Hay que recordar también que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) admitió un amparo para esclarecer la legalidad de las dos juramentaciones que hubo el 5 de enero y aun no se pronuncia, cosa que nos parece extraña, entonces no podemos reconocerlo como presidente del Parlamento”, explicó.

Subrayó que no se trata de expresarle apoyo a una tendencia política sino de la institucionalidad del país, que a su juicio, fue violentada de manera grave el 5 de enero, cuando ciertos factores apoyados en la militarización de la AN impidieron el normal desarrollo de la sesión de instalación y de la escogencia de la directiva.

Asfixia financiera

Rivero admitió que si gracias a sus influencias con el chavismo, Parra logra cumplir la promesa de un salario más acorde y mejorar beneficios como el seguro médico y la guardería, entre otros, estará bien por los trabajadores. Pero recordó que la asfixia financiera viene a raíz del desacato impuesto por el TSJ en el 2016 y la intervención administrativa del Parlamento en enero de 2017.

“Nos redujeron de 5 salarios mínimos a uno solo. La deuda por pasivos laborales entre 2016 y 2019 alcanza a 268 millones de bolívares por cada trabajador. Se incluyen los aumentos salariales, prestaciones sociales, bonificación de fin de año, vacaciones, juguetes, prima de antigüedad, por hijo, que no correspondieron con el tabulador y se quedaron muy disminuidos», detalló.

Parra habló en la asamblea con trabajadores de un reciente aumento salarial hecho al personal de la AN, gracias a gestiones ante el Ministerio de Finanzas. El incremento de 2 millones de bolívares al tabulador a principios de febrero fue confirmado por Rivero. También admitió la entrega reciente de 2 mil bolsas de comida en una jornada especial, pero cuestionó que a diferencia de otros entes públicos, los empleados de la AN no gozan de las distintas bonificaciones que otorga el Ejecutivo solo porque el Legislativo es de mayoría opositora.

Sobre la sinceración de la nómina por la presencia de personas que cobran sin trabajar reiterada por Parra en la reunión, el sindicalista dijo no oponerse pero rechaza la criminalización de personas que tuvieron que conseguir empleos extras para procurarse un sustento y tener acceso a medicinas.

“Nuestra póliza de seguro es de 1 dólar con 16 centavos. De 69 niños que había en el centro de educación inicial solo quedan 24 porque ante la falta de transporte escolar los padres no los llevan a San Bernardino porque no pueden invertir en pasaje”, añadió.

Villas y castillos

Otros trabajadores consultados por Efecto Cocuyo rescatan lo del saneamiento de la nómina, pues se conoce de la existencia de personas que hasta emigraron pero siguen percibiendo su sueldo, lo que ha generado malestar en los que quedan.

“No somos políticos, solo queremos cumplir con nuestro trabajo y recibir por ello una remuneración justa para llevar el sustento al hogar. Aunque estamos claros que ofrecen (Parra) villas y castillos para ganarse al personal porque aquí se estaba cobrando sueldo mínimo y servicios como la farmacia estaban paralizados”, expresó un empleado que pidió no ser identificado.

También se aseguró que no han sido coaccionados para reconocer a la directiva paralela como la legítima de forma verbal o escrita y que salvo lo ocurrido con los directores de línea y coordinadores el 10 de enero no se han producido más despidos.