Recuperación de la economía venezolana pasa por el refinanciamiento del FMI #Ascoa

ECONOMÍA · 25 ABRIL, 2016 22:50

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El Fondo Monetario Internacional (FMI) podría ser el mejor aliado de Venezuela para superar la crisis económica. Lejos de la matriz de opinión que el Gobierno ha creado sobre las intenciones “neoliberales y capitalistas” de este organismo, tres analistas concluyeron que la recuperación de la economía pasa por pedir refinanciamiento al FMI.

El economista Alejandro Grisanti, el consultor político Armando Briquet y el miembro del departamento de políticas energéticas del Instituto de Baker de la Universidad Rice Francisco Monaldi analizaron los pro y contra de aplicar un programa de estabilización con apoyo del FMI en el foro “La titubeante economía venezolana ¿qué nos espera” organizado por la Society Council of the Americas (Ascoa) en Nueva York y moderado por la cofundadora y directora de Efecto Cocuyo, Luz Mely Reyes.

Monaldi aseguró que es menos costoso para el país acudir al organismo internacional que seguir endeudándose con acreedores como China. “El FMI puede ayudar a negociar con los otros acreedores el pago de la deuda. El Gobierno está rematando activos de Pdvsa. En medio de la crisis ha hecho negociaciones que son perjudiciales para la República”, manifestó.

Para el economista Alejandro Grisanti, las condiciones de financiamiento del Fondo no son las mismas de 1989, cuando el programa de ajustes que anunció el Gobierno de Carlos Andrés Pérez generó estragos sociales en Venezuela. “Hoy en día el FMI maneja 150 programas de estabilización. En 1989 Venezuela prácticamente fue el conejillo de indias de este organismo, en cambio hoy tiene experiencia, ha estabilizado cerca de 60 economías en el mundo. Los programas ahora permiten ajustes más graduales en la economía. Antes el Fondo estaba más en la defensa de los mercados y en los tenedores de bonos”, afirmó.

El especialista coincide en que descartar la ayuda de este organismo dificultaría la transición económica en el país. “Desafortunadamente esperamos que la crisis se profundice porque el Gobierno debe 161 mil millones de dólares entre los chinos, los bonos, las nacionalizaciones, las deudas con el sector privado, etc”.

Mientras que Briquet considera que Venezuela vive actualmente “un deslave” político y económico y que la única manera de salir de la crisis es lograr un consenso nacional. En su opinión, en el país hay visos democráticos porque la oposición estabiliza las condiciones políticas.

Aunque las conclusiones finales avizoran un panorama difícil a corto plazo, Monaldi indicó que una eventual subida de los precios del petróleo podría darle un respiro a la economía y evitar que se inicie el proceso de hiperinflación. “Es imposible predecir qué ocurrirá con los precios del petróleo, pero pareciera haber una serie de eventos que están haciendo reducir la sobreproducción del petróleo en el mercado”, manifestó.

Vea el debate aquí.