Protesta en Amazonas: hasta 14 apagones en un día y denuncian maltrato durante las OLP - Efecto Cocuyo

POLÍTICA · 23 SEPTIEMBRE, 2015 19:48

Protesta en Amazonas: hasta 14 apagones en un día y denuncian maltrato durante las OLP

Texto por Efecto Cocuyo

Ver más de

Efecto Cocuyo

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

 

La cotidianidad se quebró este miércoles, 23 de septiembre, en el estado Amazonas. El motivo no fue la movilización de militares, sino de los ciudadanos que marcharon en Puerto Ayacucho para reclamar por la inseguridad y las fallas en el servicio eléctrico y de agua.

Las personas se dirigieron con pancartas a la sede de Corpoelec y de la Corporación Venezolana de Guyana para exigir el restablecimiento de los servicios, informó el gobernador de la entidad, Liborio Guarulla.

marcha1

“La gente sí manifestó porque en un día se dan hasta 14 apagones seguidos, el servicio de agua está suspendido desde hace dos meses en Puerto Ayacucho. También entregamos un documento a la Zona de Defensa Integral de la Fanb con las denuncias que se han hecho de maltratos a las comunidades indígenas durante los Operativos de Liberación del Pueblo”, informó.

A lo largo de los 120 kilómetros de carretera que conectan a Amazonas hay alcabalas dispuestas cada 500 metros, según Guarulla. “El estado está militarizado desde hace mucho tiempo, los militares son los que dan permiso para los vuelos, permisos para el paso de camiones de alimentos, para el paso de embarcaciones. Todo lo que pasa en los 1.200 kilómetros de frontera con Colombia por este estado ocurre bajo la mirada de ellos”, manifestó.

El estado de excepción tiene doble intención

La frontera de Amazonas es despoblada y extensa. Esto dificulta el control de las actividades ilícitas que ahí se practican, por lo que tres expertos consultados coinciden en poner en duda la efectividad del cierre fronterizo y del estado de excepción, que el presidente Nicolás Maduro extendió al sur del país, este 22 de septiembre.

El historiador experto en fronterología, Manuel Donís, explica que el control de la Fuerza Armada Nacional a lo largo de los 2.214 kilómetros de frontera colombo-venezolana es limitado, particularmente en el estado Amazonas por sus características geográficas y demográficas.

“Esta es una zona prácticamente despoblada que se presta para el narcotráfico, la explotación ilegal de recursos minerales, el contrabando de gasolina, etc. Al ampliar el decreto, el gobierno quiere generar la sensación de que está cubriendo los 2.214 kilómetros de frontera con Colombia, pero es imposible que controle las actividades ilícitas porque existen innumerables caminos verdes y trochas”, dijo.

A diferencia de Táchira, Mérida y Apure, el paso por Amazonas es uno de los menos activos en relación con el intercambio comercial, precisamente por la reducida densidad poblacional, señaló el experto en fronteras Claudio Briceño. “Por el sur sí entra y sale mercancía de contrabando, pero la actividad comercial formal es muy poca por el escaso desarrollo industrial”, manifestó.

Briceño también descarta que el decreto presidencial sea efectivo y considera que se interpone en las políticas de integración que ambas naciones comenzaron a desarrollar con la firma de resoluciones, como por ejemplo la 501, cuando Venezuela pertenecía a la Comunidad Andina de Naciones, para acabar con acabar con los “conflictos” en las zonas comunes.

El internacionalista Félix Arellanos opinó que la reacción del presidente (Nicolás) Maduro justo después de mantener la reunión con su homólogo, Juan Manuel Santos, en Quito el 21 de septiembre pasado,  evidencia que no hay disposición real para negociar sobre el tema. “Esto confirma que la figura de estado de excepción no se usa para enfrentar los ilícitos en la frontera sino como un elemento de distracción que obedece a los temas de política interior”.

Sin embargo, los diputados del Psuv, miembros de la Comisión Permanente de Pueblos Indígenas, José Luis González y José Rafael Paraqueima, apoyan el “torniquete” que el presidente Maduro asegura se  vio obligado a aplicar para frenar el contrabando de extracción.

“Los distintos caños del río Orinoco son como autopistas y por ahí pasan los productos del contrabando al ser una zona de poca vigilancia. Por eso considero que es necesario cerrar la frontera al menos temporalmente”, declaró vía telefónica Paraqueima.

González descartó que las poblaciones indígenas se vean afectadas. “Las comunidades indígenas son las que han denunciado el contrabando de gasolina y la presencia de guerrilleros en la zona. Esta medida va a tener más ventajas que desventajas”, aseguró.