«No soy una invitada, tengo una misión», dijo Katherine Harrington frente al MP

POLÍTICA · 6 JULIO, 2017 19:46

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

«Aquí estoy, yo tengo una misión, una función, he sido juramentada para cumplirla (…) yo soy una funcionaria jubilada de la institución. Más de 23 años de servicio trabajando aquí, no soy una invitada», expresó Katherine Harrington, vicefiscal general designada por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) cuando intentaba entrar a la sede del Ministerio Público en Parque Carabobo, Caracas, donde no se le permitió el ingreso.

El Ministerio Público (MP) negó este jueves 6 de julio la entrada a la funcionaria que fue desconocida por la fiscal general Luisa Ortega Díaz, quien nombró recientemente a Rafael González como titular de ese despacho.

Harrington, sancionada por Estados Unidos en 2015 con congelación de bienes y prohibición de entrada a ese país, llegó hasta las puertas de la Fiscalía acompañada por varios funcionarios del TSJ y entregó una carta que le acredita en el cargo referido.

Tras media hora de espera, la funcionaria se marchó del lugar sin haber tenido éxito en su intento por tomar posesión del despacho para el que la designó la Sala Constitucional del TSJ.

Luego, la Fiscal General escribió a través de su cuenta en Twitter que denunciaba «la pretensión arbitraria de la Vicefiscal nombrada por el TSJ de ingresar al Ministerio Público».

Lea también: Fiscal General responsabiliza al Sebin y a la GNB de cualquier hecho irregular en el MP

El TSJ designó el martes a Harrington, un día después de que la Asamblea Nacional, controlado por la oposición, ratificara en ese cargo a Rafael González, designado por Ortega Díaz el 17 de abril pasado.

El presidente Nicolás Maduro designó en 2015 a Harrington como viceministra para el Sistema Integrado de Investigación Penal y es considerada por la oposición como una aliada de la llamada revolución bolivariana por haber llevado causas de varios dirigentes políticos encarcelados.

La Fiscal General se ha distanciado del Gobierno al denunciar la ruptura del hilo constitucional por parte del Supremo y al oponerse al cambio de Constitución que promueve Maduro, lo que le ha valido que desde el chavismo la tilden de «traidora«.

Ortega ha reiterado que desconocerá las decisiones del máximo tribunal por ser «contrarias a la Constitución«, mientras el TSJ adelanta un enjuiciamiento en su contra que podría dejarla fuera del cargo.

Con información y foto de EFE