“No podemos dejar que entren”, dicen chavistas sobre la ayuda humanitaria

POLÍTICA · 23 FEBRERO, 2019 18:15

Ver más de

Shari Avendaño | @shariavendano


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

“Esas tres gandolas no alcanzan. Desnudan sus intenciones: quieren provocar una invasión (a Venezuela) con el apoyo de la Asamblea Nacional (AN). Deben ser juzgados”, afirmó el señor Fernando Alcuru, de 65 años, quien este sábado, 23 de febrero, acudió a la marcha chavista en la avenida Urdaneta de Caracas.

Aseguró que Venezuela está dispuesta a “adoptar una cultura cívico-militar” y dijo que la educación de los ciudadanos debe incluir “formación militar“.

Cientos de personas afectas al chavismo se concentraron en el centro de la ciudad para rechazar la entrada de la ayuda humanitaria a Venezuela. A juicio de la tolda, es una “intervención” el apoyo que han ofrecido varios países de América Latina al país.

La mayor cantidad de personas estaba concentrada a partir de la esquina Veroes

Para este sábado estaba prevista la entrada de la ayuda humanitaria por varios pasos fronterizos del país. En la noche del viernes, la vicepresidenta de la República, Delcy Rodríguez, anunció el cierre de la frontera colombo-venezolana. Se sumó a la restricción del paso por Brasil y al cese de las comunicaciones aéreas y marítimas con las islas de Aruba, Bonaire y Curazao -todas territorios de Países Bajos.

Mientras se desarrollaba el acto político del chavismo en Caracas, cientos de personas eran reprimidas por efectivos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) y colectivos armados en la frontera colombo-venezolana.

El punto de salida estaba ubicado al final de la avenida Libertador, a la altura de Cantv (Compañía Nacional Teléfonos de Venezuela). Los manifestantes tenían previsto llegar a la tarima ubicaba en la avenida Urdaneta, frente al conservatorio José Ángel Lamas.

Vista de la marcha chavista desde el pasaje La Seguridad a las 3:00 p.m

A las 2:30 p.m, el chavismo estaba concentrado en esta arteria vial, desde el puente Fuerzas Armadas hasta la iglesia Santa Capilla. Mientras el gobernante Nicolás Maduro estaba haciendo su alocución, algunos de los protestantes se retiraban del lugar. Funcionarios de la Guardia de Honor Presidencial (GHP) mantenían cerradas las calles que conectaban a la plaza Bolívar con la avenida Urdaneta.

Impresiones

Los simpatizantes del chavismo coincidieron en que marcharon “por la paz” y porque rechazan una “intervención” de los Estados Unidos en el país. Uno de los manifestantes aseguró que el acto político “no saldrá a los ojos del mundo”.

Avenida Urdaneta desde el pasaje La Seguridad a las 2:50 p.m.

La señora Aida Ramírez, de 55 años, calificó como “una mentira” la ayuda humanitaria. “En VTV (Venezolana de Televisión) dicen la verdad, que la ayuda humanitaria es comida podrida. Que nos devuelvan (Estados Unidos) nuestro dinero, que bastante que nos deben”, comentó.

Para los hermanos Luis y Jesús David, la entrada de la asistencia debe hacerse “por los canales regulares” y ningún país puede “imponerle nada” a Venezuela. Ambos desean que en este nuevo período de gestión de Maduro, se logre “combatir la guerra económica“.