MUD debe aclarar el modo de activación del 333 y del 350, dice Juan Manuel Trak - Efecto Cocuyo

POLÍTICA · 23 JUNIO, 2017 08:46

MUD debe aclarar el modo de activación del 333 y del 350, dice Juan Manuel Trak

Texto por Erick González

Ver más de

Erick González

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Con la activación de los artículos 333 y 350 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) exhorta a los venezolanos a entrar en una nueva etapa del conflicto sociopolítico que existe en el país, pero no queda claro aún cómo se concretará esta activación y en qué situación coloca a la ciudadanía.

“Con esa activación, la MUD quiere avanzar en una escalada de la protesta, pero queda la duda de cómo se operacionaliza esa escalada, si esta activación supone mayor participación en la protesta o aumento del número de protestas, o si supone otras estrategias políticas”, comenta Juan Manuel Trak, profesor e investigador del Instituto de Estudios Políticos de la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab).

Para el investigador, el reto de la MUD está en desarrollar más pedagogía política al respecto. A su juicio, existen varios elementos que pudieran concretar la activación de estos dos artículos: la organización social, la protesta masiva y el establecimiento de alianzas con funcionarios públicos que no están de acuerdo con la Constituyente.

Organización, protesta y alianzas

“La organización social es una de las cosas que han planteado los líderes de la MUD. Ellos han dicho que cada comunidad debe organizarse con el fin de impedir la Constituyente. Parece ser esta una de las formas de activación del 350, pero han dado poca información”, considera Trak.

Por otro lado, el profesor cree que “el llamado al 333 pudiera derivar en una alianza política entre la Fiscalía General de la República y la Asamblea Nacional”.

En su opinión, esa podría ser una de las vetas más interesantes de cómo se desarrolla el conflicto político en el país. Sin embargo, se pregunta “¿cuáles son las vías que tienen estas dos instituciones para imponer sus mandatos al Gobierno? ¿Con qué recursos de poder cuentan estas instituciones para llevar adelante el 333 y el 350?”.

Por un lado, afirmar Trak, se percibe que tienen a la ciudadanía a su favor. “La protesta masiva ha sido la carta de presión de la mesa de la unidad y ha logrado avances importantes en estos 80 días de protesta, con un saldo en vida demasiado grande. Ese ha sido el recurso de poder con el que cuentan, pues no tienen Ejército, no tienen instituciones represivas del Estado para imponer sus propios mandatos. Sin la gente en la calle, no será posible que logren los objetivos”.

No queda claro ante la mirada de los venezolanos, dice el profesor Trak, qué control tienen la Fiscalía y la Asamblea Nacional sobre una parte del Estado, bien sea la Fuerza Armada u otras instituciones como el Consejo Nacional Electoral (CNE). “¿Qué poder tienen sobre cuadros medios del Poder Electoral, o sobre otras personas que dentro de las instituciones públicas hacen que el Estado funcione, y que pudieran llevar a cabo una huelga de brazos caídos a los fines de impedir que se lleve a cabo ese proceso constituyente?”, se interroga.

Para el investigador, “son necesarios lo aliados a lo interno de las organizaciones del Estado para que se impida este proceso; es necesaria la organización de las comunidades, la movilización de la ciudadanía y el apoyo de los gremios y otros sectores de la sociedad”.

Mensaje claro

Al profesor Trak le preocupa que no exista un mensaje claro para quienes pueden ayudar a detener el proceso constituyente. Considera que quienes pueden hacerlo -cuadros medios del Poder Electoral, de la Fuerza Armada o de otras instituciones- se estarían colocando en situación de riesgo.

“Si la gente dentro de las instituciones, que no está de acuerdo con lo que está ocurriendo, tiene el valor de oponerse hay una mayor probabilidad de que no ocurra la Constituyente. Pero es un riesgo personal muy grande. ¿Qué mensaje están dando tanto la Fiscalía como la Asamblea a esos miembros que están dentro del Estado?”.

“Sería importante que la Asamblea y la Fiscalía tomaran algunas acciones en favor de estas personas, algún mecanismo de protección, decirles: si usted se anota en el 333 está protegido penal y legalmente porque usted estaría salvaguardando la Constitución Nacional; darle garantías a quien va a poner en riesgo su trabajo, su estabilidad económica, su estabilidad familiar”, explica el profesor.

Finalmente, Trak considera que “hay una serie de funcionarios públicos que tienen la responsabilidad de ayudar al restablecimiento del orden constitucional, no colaborando, no cooperando con el régimen autoritario, desobedeciendo órdenes que van en contra de la Constitución. La no cooperación es un acto de no violencia, y dentro de las instituciones del Estado esta tiene un peso importante”.