Mediación de Turquía “abona” proceso de facilitación, según analistas

POLÍTICA · 6 SEPTIEMBRE, 2020 19:39

Mediación de Turquía “abona” proceso de facilitación, según analistas

Texto por Ibis Leon | @ibisL

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL

¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
2
QUÉ CHIMBO

Un nuevo proceso de diálogo se desarrolla entre el gobierno y la oposición venezolana y Turquía emerge como un nuevo mediador. Este país “no actúa solo” y abona las gestiones, según expertos consultados.

“La Unión Europea es el actor fundamental en este nuevo esfuerzo por retomar una salida negociada en Venezuela, entiendo que haya suspicacia por el tipo de gobierno que hay en Turquía, pero quien tiene el peso de esta facilitación es la Unión Europea por su capacidad de imponer sanciones que aislarían y complicarían más la estabilidad de la cúpula autoritaria”, explicó el presidente del Consejo Venezolano de Relaciones Internacionales (Covri), Kenneth Ramírez.

La incorporación de Turquía se habría dado por un contacto del gobierno de España, en opinión del internacionalista. “Turquía entra al juego a través de España, hemos conocido que la canciller española (Arancha González Laya) coincidió con el canciller turco (Mevlüt Çavuşoğlu) en la toma de posesión del nuevo presidente de República Dominicana y supongo que ahí se conversó sobre la posibilidad de fortalecer esta facilitación”, señala.

Sostiene que España tomó la iniciativa “a sabiendas de las buenas relaciones que tiene Turquía con el gobierno de Nicolás Maduro” y Maduro aceptó para tener un aliado entendiendo que la Unión Europea es un actor proclive a la oposición.

Turquía tendría además el interés de ganar proyección internacional, según el profesor universitario. “Estas labores le interesan a Turquía porque le permite tener un mayor juego a nivel internacional. Le permite decir a (Recep Tayyip) Erdogan tengo autonomía, tengo proyección externa frente a Europa y al propio Estados Unidos”.

Para el internacionalista Carlos Romero, la mediación de Turquía abona el proceso. “Demuestra, una vez más, cómo se ha internacionalizado el tema de Venezuela y rompe el monopolio que ha tenido Estados Unidos sobre la oposición venezolana, eso es sano porque no se puede depender de un solo actor. Me parece positivo”, afirma.

Coincide en que Turquía no está actuando sola, el propio canciller turco manifestó que sus gestiones se han realizado en coordinación con la Unión Europea.

Romero considera que la facilitación de Turquía también revela el respaldo internacional que aún mantiene el gobierno de Maduro. “El régimen venezolano se mantiene por un apoyo internacional, no es como dice la oposición más radical que el gobierno venezolano está solo, eso no es verdad, hay más de 100 países que reconocen a Maduro y la ONU lo reconoce”, expresa.

EEUU vs UE

Los internacionalistas sostienen que Estados Unidos y la Unión Europea promueven líneas distintas e incluso contradictorias. Mientras el gobierno de Donald Trump apuesta por incrementar las sanciones y reconocer la continuidad de Juan Guaidó como presidente de la Asamblea Nacional y presidente interino; la Unión Europea apuesta por conciliar y negociar condiciones para las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre y tiene dudas sobre reconocer o no la continuidad administrativa.

De no conciliarse estas dos posturas, las fuerzas opositoras se fragmentarían aún más, advierte Kenneth Ramírez. “Lo que puede ocurrir, como hemos visto con preocupación, es que cada actor internacional asuma la línea que le parece más conveniente para su agenda y las fuerzas democráticas se fragmenten aún más. Esto se está generando por una falta de madurez política, los liderazgos deben entender que hay diferentes aproximaciones de la comunidad internacional que deben tratar de conjugar”, manifiesta.

El resultado de las elecciones presidenciales en Estados Unidos también afectará la convergencia o no de estas dos líneas. Si (Joe) Biden gana propugnaría una línea más conciliadora y cercana a Europea, pero si Trump resulta victorioso se profundizarán las diferencias, según Ramírez.

El internacionalista Carlos Romero opina que la diferencia en la política exterior afecta más a Estados Unidos. “La consecuencia para Estados Unidos es de aislamiento porque está empeñado en seguir con la línea política pautada a finales de 2018, que yo llamo el paquete de Guaidó, que no ha dado resultados después de más de un año. Estados Unidos se puede enredar si mantiene esta posición”, responde.

Un diálogo débil

El proceso de acercamiento que se produce entre actores del régimen de Maduro y de la oposición depende de las condiciones electorales que se ofrezcan.

“Por primera vez en 15 años Maduro pide una observación internacional, no un acompañamiento, pero para que pueda haber una observación calificada la Unión Europea requiere tiempo y ese tiempo, según los reglamentos, no puede ser menor de seis meses. Por eso se está pidiendo la postergación del evento electoral, pero Maduro está diciendo que no es posible porque la Constitución tiene unos límites (el periodo legislativo vence el 5 de enero de 2021)”, señala Kenneth Ramírez.

Postergar los comicios también implicaría para el régimen chavista dar más tiempo de vida a la Asamblea Nacional que encabeza Juan Guaidó.

En este sentido, Ramírez considera que el comunicado del Gobierno español, de este viernes 4 de septiembre, es revelador: “Trataron de ubicar a algún gobierno que estuviera dispuesto a observar a título individual y España dijo hoy que no, este es un proceso que todavía no está cerrado”, asegura.

“Al final del día, toda mediación que busque una salida pacífica y democrática me parece positiva. Lo que deberían hacer (Henrique) Capriles y (Juan) Guaido es un mayor esfuerzo por conjugar las posiciones. Si no logran una estrategia coherente y coordinada perdemos todos los venezolanos”, concluye.