Maracuchos se "calientan" por apagones y despliegan 3.500 militares para "enfriarlos" - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 27 ABRIL, 2016 15:27

Maracuchos se “calientan” por apagones y despliegan 3.500 militares para “enfriarlos”

Texto por Efecto Cocuyo

Ver más de

Efecto Cocuyo

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

 

La calle aún huele a humo, pero está desierta. Los policías y los militares en las principales avenidas y esquinas de Maracaibo espantaron a los manifestantes, quienes trancaron vías y quemaron cauchos durante tres días consecutivos. El Ejecutivo regional, acompañado de una comitiva de Miraflores, anunció la medida a las 6:00 de la tarde y tres mil 500 funcionarios se desplegaron por la ciudad del Sol Amada y sus 21 municipios. Los apagones de cuatro horas se consumaron, pero ahora en silencio. este miércoles, 27 de abril.

Diez familias en la avenida 6 con calle L del sector 18 de Octubre, tienen 40 horas sin el servicio. Ninguno se atreve a salir, temen agresiones de los funcionarios. No quieren lacrimógenas ni detonaciones en el barrio.

“Quienes tienen luz, nos tienden la mano”, comentó José Nava, vecino, quien desde las 4:00 de la mañana del lunes mudó la carne y otros alimentos hasta la nevera de un conocido a tres cuadras de su residencia.

La comunidad explicó que se dañó la “iguana”. Reportaron unas 50 veces la avería y aún no les resuelven.

No todos los vecinos se resignaron a las fallas en el servicio. Quienes se cansaron de la oscuridad, el calor, los cortes prolongados y sin planificación en Maracaibo, Santa Rita, Machiques, Jesús Enrique Lossada, San Francisco se alzaron. Durante las protestas detuvieron a 121 personas.

Néstor Reverol, mayor general de la Guardia Nacional, detalló que a quienes aprehendieron los vinculan con saqueos en panaderías, abastos y centros comerciales. Aclaró que en función de mantener la tranquilidad se desplegó, hasta nuevo aviso, el Patrullaje de Contención de Orden Público. “No hay intención de decretar toque de queda”.

En su reporte, Alejandro Pérez Gámez, comandante de la Guardia Nacional en Zulia, explicó que en un solo día hubo 24 establecimientos comerciales saqueados, otros 49 afectados en sus estructuras físicas,  20 vías principales cerradas con basura y escombros y destrucciones en cinco instituciones del Estado:  Saime de Sabaneta; una oficina de Corpoelec, un Mercal, un Pdval y una Intendencia del municipio Jesús Enrique Lossada. Se comprometió a buscar a los responsables. Ya conformaron comisiones para investigar.

Los militares irrumpieron a la fuerza en la residencia de Elita Castellano de Medina, de 90 años, en el bloque 8 de la urbanización Pomona, al sur de Maracaibo. No hubo respeto durante el procedimiento. La anciana no aguantó el susto y la sacaron de emergencia al hospital.  Acusaban a uno de sus nietos del saqueo en el Saime de Sabaneta. No encontraron al sospechoso, pero casi matan a la abuela de un infarto, denunció la comunidad.

Arias Cárdens pide resignación

 

El gobernador Francisco Arias Cárdenas, en compañía de Tareck William Saab, defensor del Pueblo, pidió resignación.

 El gobernador Francisco Arias Cárdenas, Néstor Reverol, mayor general de la Guardia Nacional; y Tareck William Saab, defensor del Pueblo, declaran en el Palacio de Los Cóndores. - Jéssika Ferrer Palma

El gobernador Francisco Arias Cárdenas, Néstor Reverol, mayor general de la Guardia Nacional; y Tareck William Saab, defensor del Pueblo, declaran en el Palacio de Los Cóndores

“Nos acostumbramos al confort. Eso que se nos hizo costumbre se nos vio afectado por una realidad”, dijo en relación con el déficit en el sistema eléctrico, producto de la sequía.

Los zulianos discrepan de su parecer. Las temperaturas rondan a diario los 30 grados y la sensación térmica los 40. Sin aires acondicionados ni ventiladores encendidos la cotidianidad se vuelve un infierno.

Este miércoles, las primeras cinco horas de la militarización trascurrieron con tranquilidad y soledad en los sectores. Antes de la medianoche, los inconformes volvieron a la calle. Unos protestaron y se enfrentaron  a los piquetes de la Guardia Nacional en la urbanización Urdaneta. Otros, en la Costa Oriental, salieron a saquear el supermercado Amistad de Cabimas.

La Secretaría de Seguridad envío a sus funcionarios a cuidar los comercios. Entre tres y cinco oficiales se apostaron en los establecimientos de las avenidas y calles principales. Hubo llamado a la calma,  a la protesta pacífica y a no dejar infiltrar a los delincuentes.