Lo que no se vio en cámara de la rueda de prensa de la Fiscal General - Efecto Cocuyo

POLÍTICA · 24 MAYO, 2017 23:28

Lo que no se vio en cámara de la rueda de prensa de la Fiscal General

Texto por Julett Pineda Sleinan | @JulePineda

Ver más de

Julett Pineda Sleinan | @JulePineda

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

«Yo quiero referirme a un caso, el del estudiante Juan Pernalete«, dijo de repente la fiscal general Luisa Ortega Díaz tras haber dado un balance sobre las manifestaciones durante los primeros 10 minutos de la rueda de prensa. Los funcionarios del Ministerio Público (MP) la observaban con la misma atención que los medios; quienes estaban al fondo se ponían de puntillas para ver o se acercaban cuanto podían. Tomó una bolsa de papel marrón y sacó un cilindro metálico. «Él fue impactado por un objeto como este», aseguró este 24 de mayo.

Los fotógrafos tras las cámaras hicieron disparos automáticamente. Varios de los presentes dejaron escapar gritos ahogados al ver cómo se desmoronaba la tesis del Gobierno de que una pistola de pernos habría matado al basquetbolista de la Universidad Metropolitana. Unos funcionarios asentían con la cabeza. «Una bomba lacrimógena», murmuró un periodista. «Una bomba lacrimógena, sí», corroboró la Fiscal.

Aseguró nunca haber tocado una bomba lacrimógena anteriormente y se mostró impresionada por su peso. Con las manos hizo varias veces el movimiento de lanzarla de forma horizontal. Después, leyó las indicaciones escritas en uno de los costados tras perderse varias veces entre las letras pequeñas: «Se prohíbe disparar directamente a la persona. Esto es letal si se dispara directamente a la persona«.

El manojo de hojas que llevó Luisa Ortega consigo no cabía en el pequeño atril desde el que hablaba. Las hojas con las anotaciones se traspapelaban. Indicó que se llegó a la conclusión de que una bomba lacrimógena acabó con la vida de Pernalete después de que el MP realizara una serie de experticias: análisis químicos y toxicológicos, acoplamiento de las dimensiones del cartucho, autopsia y las declaraciones de cinco testigos.

«Sabemos el grupo del que salió este objeto», dijo. «¿Qué grupo fue?», interrumpió un periodista cuando la Fiscal hizo una breve pausa. «No va a haber preguntas», había dicho un funcionario horas antes cuando se hacían los preparativos. La inquisición hizo caso omiso a las indicaciones del MP.

Por unos segundos, Ortega Díaz vaciló en responder. Estaba nerviosa, pero parecía estar menos nerviosa que cuando denunció la ruptura del orden constitucional. Tomó una de las tantas hojas en el atril y le echó un vistazo, como queriendo continuar. Levantó la mirada y vio al sitio de donde salió la pregunta. Los ojos de la comitiva que la acompañaba y de los demás funcionarios se posaron sobre ella. «La GNB«, contestó. El hombre que dijo que no habría preguntas se acomodó el saco y se enderezó. La Fiscal prosiguió con su balance sobre las protestas.

La rueda de prensa del Ministerio Público de este miércoles se iba a realizar originalmente en la sede del organismo, en Parque Carabobo. Una falla eléctrica en distintas zonas de la capital obligó a los funcionarios a buscar otra locación, luego de que el edificio se quedara sin luz. La hora de la convocatoria, 11:00 am, se mantuvo; lo que se cambió fue el sitio.

Trabajadores del MP llegaron a la Escuela de Fiscales del Ministerio Público en La Florida -nuevo lugar de las declaraciones- en un autobús rojo. Desde un camión bajaron el atril, la bandera del organismo público y la de Venezuela. El sitio estaba a reventar y minutos antes de empezar, un técnico arregló las luces para poder hacer la rueda de prensa ante las cámaras. «Por favor, arrímense para atrás porque la Fiscal va a pasar por aquí y quiere que la acompañe su comitiva (fiscales de las demás direcciones)», dijo uno de los organizadores.

Declaraciones del ministro de Comunicación, Ernesto Villegas, sobre muerte de Pernalete:

Desde un pequeño salón, Ortega Díaz refutó la tesis que había adelantado el Gobierno y que señalaba que los mismos manifestantes mataron a Juan Pablo Pernalete con una pistola de pernos cerca de la Torre Británica, en Altamira. También dijo que grupos armados hostigan a los opositores que salen a protestar, por que está abierta una investigación al respecto; y que desde Barinas denuncian que los saqueos y las agresiones ocurren bajo la mirada complaciente de los funcionarios de seguridad.

En 25 minutos, la Fiscal desmontó la versión difundida por el ministro de Comunicación, Ernesto Villegas; la canciller Delcy Rodríguez y el diputado Diosdado Cabello. También les envió un mensaje claro: «Quiero exhortar a todos los actores políticos en pugna a evitar señalar hipótesis de los delitos sin que el MP y sin que el Cicpc lo hagan oficialmente. El MP y los órganos de investigación penal son los que tienen los elementos de convicción», dijo tajante.

Foto: EFE