Leopoldo López a su abogado: Los últimos días en Ramo Verde fueron los más duros

POLÍTICA · 8 JULIO, 2017 20:12

Ver más de

Edgar López


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La última vez que se tuvo noticia de Leopoldo López fue el 23 de junio, cuando, desde la celda de Ramo Verde donde estaba recluido, le gritó a su esposa Lilian Tintori: ¡Lilian me están torturando! ¡denuncien, denuncien!

Al día de hoy, cuando unilateralmente Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia decidió imponerle casa por cárcel al principal líder del partido Voluntad Popular, sus familiares tenían un mes sin verlo, y desde el 6 de abril sus abogados no habían podido visitarlo.
El abogado defensor Juan Carlos Gutiérrez repitió el resumen que hizo el propio López sobre la situación en que se encontraba: “Esta mañana (sábado 8 de julio), cuando pude conversar con él, me dijo que los últimos días en Ramo Verde fueron los más duros”.

Gutiérrez ofreció mayores detalles: “Leopoldo López fue trasladado de la celda que siempre había ocupado a otra donde no había ningún tipo de enseres. Tenía que dormir en el piso. Se negó a ingerir los alimentos que les suministraron en la cárcel por temor a ser envenenado. Para ese momento llevaba varias semanas sin que se le permitiera la visita de sus familiares o que ellos le enviaran comida. Pasó 48 horas sin probar bocado. Finalmente accedió a tomar agua, pero la que le dieron le provocó graves trastornos estomacales. Como estaba adolorido y deshidratado, pidió asistencia médica, pero le fue negada. Sin dudas, todo ello constituye torturas”.

El abogado presume que la Defensoría del Pueblo y la Fiscalía sí tenían conocimiento de lo que estaba ocurriendo: “Hace 15 días, funcionarios de la Defensoría del Pueblo acudieron a Ramo Verde y habrían constatado el aislamiento y las condiciones precarias de reclusión a las que fue sometido. En esa misma fecha, también fueron a visitarlo fiscales del Ministerio Público, acompañados por médicos forenses, pero a estos últimos se les impidió el ingreso a la cárcel”.

Al abogado le parece extraño que el TSJ haya acordado una medida humanitaria por razones de salud, porque Leopoldo López le aseguró que no ha sido evaluado por médico alguno. Por lo demás, en su primera aparición pública demostró que goza de buena salud, al menos suficiente fuerza y agilidad para encaramarse en el muro de la fachada de su residencia para saludar a las decenas de personas que se acercaron al lugar.

Foto de @MariaClaudia_F

POLÍTICA · 19 AGOSTO, 2022

Leopoldo López a su abogado: Los últimos días en Ramo Verde fueron los más duros

Texto por Edgar López

La última vez que se tuvo noticia de Leopoldo López fue el 23 de junio, cuando, desde la celda de Ramo Verde donde estaba recluido, le gritó a su esposa Lilian Tintori: ¡Lilian me están torturando! ¡denuncien, denuncien!

Al día de hoy, cuando unilateralmente Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia decidió imponerle casa por cárcel al principal líder del partido Voluntad Popular, sus familiares tenían un mes sin verlo, y desde el 6 de abril sus abogados no habían podido visitarlo.
El abogado defensor Juan Carlos Gutiérrez repitió el resumen que hizo el propio López sobre la situación en que se encontraba: “Esta mañana (sábado 8 de julio), cuando pude conversar con él, me dijo que los últimos días en Ramo Verde fueron los más duros”.

Gutiérrez ofreció mayores detalles: “Leopoldo López fue trasladado de la celda que siempre había ocupado a otra donde no había ningún tipo de enseres. Tenía que dormir en el piso. Se negó a ingerir los alimentos que les suministraron en la cárcel por temor a ser envenenado. Para ese momento llevaba varias semanas sin que se le permitiera la visita de sus familiares o que ellos le enviaran comida. Pasó 48 horas sin probar bocado. Finalmente accedió a tomar agua, pero la que le dieron le provocó graves trastornos estomacales. Como estaba adolorido y deshidratado, pidió asistencia médica, pero le fue negada. Sin dudas, todo ello constituye torturas”.

El abogado presume que la Defensoría del Pueblo y la Fiscalía sí tenían conocimiento de lo que estaba ocurriendo: “Hace 15 días, funcionarios de la Defensoría del Pueblo acudieron a Ramo Verde y habrían constatado el aislamiento y las condiciones precarias de reclusión a las que fue sometido. En esa misma fecha, también fueron a visitarlo fiscales del Ministerio Público, acompañados por médicos forenses, pero a estos últimos se les impidió el ingreso a la cárcel”.

Al abogado le parece extraño que el TSJ haya acordado una medida humanitaria por razones de salud, porque Leopoldo López le aseguró que no ha sido evaluado por médico alguno. Por lo demás, en su primera aparición pública demostró que goza de buena salud, al menos suficiente fuerza y agilidad para encaramarse en el muro de la fachada de su residencia para saludar a las decenas de personas que se acercaron al lugar.

Foto de @MariaClaudia_F

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO