“La política de represión no dio tregua durante la pandemia en Venezuela”, según Amnistía Internacional

POLÍTICA · 8 ABRIL, 2021 15:26

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La directora de investigación para las Américas de Amnistía Internacional, Carolina Jiménez, afirma que la política de represión sistemática y generalizada, ejecutada por el gobierno de Nicolás Maduro para acallar a la disidencia, “no dio tregua” durante la pandemia.

La defensora de derechos humanos destacó que el decreto de alarma nacional por el COVID-19 sirvió de excusa para detener arbitrariamente a trabajadores de la salud y periodistas que cuestionaban las políticas sanitarias del gobierno o informaban sobre lo que ocurría en los centros de salud.

“La estigmatización fue usada como una herramienta por el gobierno nacional en contra de los venezolanos retornados, señalándolos de bioterroristas”, rechazó.

Jiménez destacó los reportes de la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas que alertan sobre dos mil ejecuciones extrajudiciales ocurridas hasta octubre de 2020 y los registros de la ONG Foro Penal que, en el mismo periodo, contabilizó 413 detenciones arbitrarias principalmente por motivos políticos.

Situación precaria para trabajadores de la salud

“La situación de los trabajadores de la salud es muy precaria, hemos expresado nuestra preocupación por los enfermeros y médicos que no tienen mayor acceso a la vacuna y tampoco a los equipos de protección”, denunció.

Aquí las claves del informe que publicó AI sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela durante el 2020:

1️⃣ Continuó la práctica de la desaparición forzada. Los cuerpos de seguridad del Estado utilizaron la pandemia de COVID-19 para restringir la notificación de las detenciones, por lo que las familias de las personas recluidas se veían obligadas a depender de información no oficial sobre su paradero.

2️⃣ Los periodos de detención en régimen de incomunicación y el aislamiento en las etapas iniciales de la reclusión dejaron a las personas detenidas más expuestas a la tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes.

3️⃣ El uso ilegítimo de la fuerza por parte de la policía, el ejército y los grupos armados contra manifestantes es generalizado en Venezuela. Según informes recibidos por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh), al menos 2.000 personas murieron en el país en el contexto de las operaciones de seguridad que tuvieron lugar entre enero y septiembre.

4️⃣ En Venezuela las organizaciones de la sociedad civil denunciaron que entre enero y abril de 2020 se habían registrado más de 400 ataques contra periodistas y otros profesionales de los medios de comunicación. Esos ataques incluían actos de intimidación, detenciones arbitrarias y agresiones físicas. Hubo profesionales de la salud y periodistas que informaban sobre la pandemia que también sufrieron hostigamiento, amenazas y acusaciones formales de incitar al odio.

5️⃣ Las autoridades venezolanas actuaron con falta de transparencia en relación con las pruebas diagnósticas, las tasas de contagio y el número de muertes por COVID-19. Asimismo, según la información recibida por AI, a las mujeres embarazadas sospechosas de haber contraído la COVID-19 se les negaba la atención adecuada en los servicios públicos de salud.

6️⃣ Según la ONG Observatorio Venezolano de Conflictividad Social, hasta noviembre se habían registrado más de 9.000 protestas provocadas por diversas motivos como la falta de asistencia médica durante la pandemia de COVID-19, los bajos salarios o los elevados precios de los alimentos.

7️⃣ En julio, la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi) informó que el 96% de los hogares venezolanos estaba en situación de pobreza, y el 79% en situación de pobreza extrema e incapacidad de cubrir la cesta básica de alimentos.

8️⃣ En febrero, el Programa Mundial de Alimentos informó que el 7,9% de la población venezolana sufría inseguridad alimentaria grave, el 24% (7 millones de personas) padecía inseguridad alimentaria moderada, y una de cada tres personas carecía de seguridad alimentaria y necesitaba asistencia. Esta situación se consideraba una de las 10 peores crisis alimentarias del mundo.

9️⃣ Persistían las muertes bajo custodia y la ausencia de investigaciones al respecto. Según la ONG Una Ventana a la Libertad, entre enero y junio se registraron 118 muertes de privados de libertad bajo custodia del Estado.

🔟 En julio, el Plan de Respuesta Humanitaria de la ONU para Venezuela señaló que se necesitaban 762,5 millones de dólares estadounidenses para proporcionar ayuda humanitaria a 4,5 millones de personas. Según Acción Solidaria, 10 millones de personas quedaron sin recibir asistencia médica para trastornos y enfermedades tales como hipertensión, diabetes, mal de Parkinson, cáncer o malaria.

Lea el informe completo aquí