Guaidó cree que detención de funcionarios chavistas es un «pase de factura»

POLÍTICA · 1 FEBRERO, 2022 15:46

Ver más de

Efe | @EFEnoticias


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El dirigente opositor Juan Guaidó aseguró este martes que las recientes detenciones de varios funcionarios públicos (alcaldes y diputados) vinculados al chavismo por presunta corrupción y narcotráfico corresponden a un «pase de factura interno» del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv).

«La dictadura da por cierta todas las acusaciones que hemos hecho desde la alternativa democrática, las investigaciones realizadas y la comunidad internacional que los vinculan directamente al narcotráfico, al terrorismo. La dictadura está en una guerra de carteles y reconocen las acusaciones de narcotráfico», aseguró el presidente de la Comisión Delegada Legislativa de la Asamblea Nacional de 2015, de acuerdo a un comunicado de prensa.

Asimismo, dijo que se generó una «red» que vincula a funcionarios electos, designados por el Gobierno de Nicolás Maduro o postulados por el PSUV. «Todos sabemos quiénes son sus jefes en Venezuela, directamente el régimen de Maduro, quien los ampara desde Miraflores (sede de Gobierno)», añadió.

Guaidó hizo un llamado a mantener la «denuncia constante» y reiteró que la solución pasa por «recuperar» la democracia, la institucionalidad y el imperio de la justicia y la ley.

El pasado viernes, las autoridades detuvieron a la alcaldesa del municipio Jesús María Semprúm, la chavista Keyrineth Fernández, así como a los diputados Taína González y Luis Viloria Chirinos, junto a otras dos personas, en un operativo contra el narcotráfico, según informó entonces la Superintendencia Nacional Antidrogas (Sunad).

Expulsados del Psuv

Posteriormente, y como parte de la operación «Mano de Hierro», detuvieron al alcalde del municipio Independencia, en el estado Anzoátegui, el también chavista Carlos Rafael Vidal; el comandante de la Tercera Compañía de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, Policía militarizada) en Independencia, Antonio José Barrios, y el fiscal superior del estado Bolívar, Manuel Gil Da Silva.

A estos funcionarios los identificados como líderes de una «red» de delincuencia organizada, dedicada al desvío, contrabando y venta ilegal de gasolina.

El vicepresidente del PSUV, Diosdado Cabello, aseguró que a estas personas las expulsadas de la organización. El líder chavista insistió en que «no puede haber impunidad» para quienes cometan actos contrarios a los «valores revolucionarios» y aseguró que «quienes usen su investidura» en un cargo político o la militancia del partido chavista para cometer delitos deben ser «repudiados».

En nombre de su partido, Cabello pidió que se «aplique todo el peso de la ley» para quienes estén faltando a las leyes desde cargos públicos.