Elección de nuevo Presidente desde la AN es un “espejismo”, advierten politólogos

POLÍTICA · 14 DICIEMBRE, 2018 12:34

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La elección de un Presidente de la República desde la Asamblea Nacional en desconocimiento del nuevo mandato de Nicolás Maduro, es un «espejismo», advierte el politólogo Leonardo Morales.

El profesor universitario señala que el planteamiento hecho por abogados constitucionalistas, según el cual el presidente del Parlamento asume el mandato ejecutivo y convoca elecciones en 30 días, no tendría consecuencias prácticas porque el Poder Legislativo no tiene la fuerza para imponerse.

“Esto es inviable, se continúan creando espejismos y falsas expectativas sobre el 10 de enero de 2019. El 10 de enero no se va a resolver la tragedia nacional, Maduro va a ir a la Asamblea Nacional y se va a juramentar”, sentencia.

El analista recordó la designación de magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), desde la AN, que tuvieron que salir del país para evitar ser privados de libertad. Las acciones de los juristas actualmente son más simbólicas que efectivas, argumenta.

“La política tiene que caracterizarse por su eficacia, un Presidente en el exilio sería inútil. No tendría ningún efecto práctico en Venezuela y, lejos de contribuir a una salida política, lo que hace es entorpecerla”, sostiene.

Para Morales, la oposición debe apostar por ejercer la presión suficiente que conduzca al Gobierno a negociar y superar la confrontación entre el Poder Ejecutivo y el Legislativo.

“El Gobierno tiene intenciones de negociar porque necesita busca una bombona de oxígeno porque la presión internacional le ha complicado las cosas”, afirma.

Las fracciones parlamentarias aún no deciden si elegir o no a un nuevo Presidente. Las opiniones son opuestas incluso dentro de un mismo partido en torno a este tema:

Sin consenso “elección” de nuevo Presidente de la República desde la AN

El politólogo Piero Trepiccione opina que el Parlamento debe tener cuidado de tomar decisiones legales “que vayan a estrellarse contra el poder fáctico”.

“El tema constitucional tiene un enorme peso, pero no podemos generar falsas expectativas en un momento tan delicado como el que estamos viviendo. El Gobierno está débil, pero eso no significado que no tenga el control del país”, subraya.

El profesor universitario argumenta que el sostenimiento del poder militar es fundamental.

“El poder fáctico lo ejerce Nicolás Maduro y mientras tenga el apoyo de la Fuerza Armada Nacional y controle buena parte de las instituciones del país, un paso de esta naturaleza va a ser simbólico, pero en términos reales no va a producir efecto mágicos”, explica.

Trepiccione considera que la Asamblea Nacional «debe enfocarse en la comunicación política, más que en la aprobación de decretos, de leyes y de elementos que se vayan a estrellar contra el poder fáctico. Tiene que convertirse en el interlocutor válido de ese más de 80% de descontento del país».

Para convertirse en la institución interlocutora del descontento nacional, la directiva que asumirá el 5 de enero debe tener un perfil comunicacional elevado, coherente, direccionado y con criterio unitario, precisa el analista.

«Los simbolismos ayudan, pero no son suficientes. La AN debe convertir el descontento en una fuerza política capaz de generar transformaciones políticas en el corto plazo. Tiene que recuperar la vocería del descontento», concluye.

Lea también:

Presidencia de la República quedará vacante el 10 de enero, según Gustavo Linares Benzo

Villegas: Legitimidad de Maduro terminará siendo un hecho de fuerza

Luis Salamanca: Si Maduro asume el 10 de enero lo haría como presidente de facto #ConLaLuz

Foto: ecuavisa.com