Delcy Rodríguez pide integración y diálogo a nuevo presidente de la CAF

POLÍTICA · 31 AGOSTO, 2021 17:51

Ver más de

Deisy Martínez

Foto por @ViceVenezuela

¿Cómo valoras esta información?

7
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La vicepresidenta del gobierno de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez, dio la bienvenida al nuevo presidente de la CAF, Banco de Desarrollo de América Latina, el colombiano, Sergio Díaz-Granados, en el acto de transmisión de la presidencia ejecutiva del organismo para el período 2021-2026.

Con el gesto, Miraflores parece tratar de conciliar posiciones luego de que se especulara que con la elección de uno de los más cercanos colaboradores del presidente del vecino país, Iván Duque, Venezuela podría dejar de ser la sede permanente de la institución, debido a la crisis institucional que enfrenta.

Desde la sede de la CAF en Altamira, Rodríguez invitó a Díaz-Granados al diálogo, a la integración y a la cooperación que permita el desarrollo de los pueblos y dejar atrás las diferencias y los desequilibrios.

 “En el desarrollo de los derechos humanos debe quedar de lado toda especie de odio, intolerancia, el no reconocimiento al otro por su diversidad. Yo te invito Sergio a que trabajemos por una familia, tu pasaste una carrea, una campaña, Venezuela se pone a disposición para que trabajemos en unión por el beneficio de nuestros pueblos, de mecanismos de desarrollo común, financiamiento, cooperación. El llamado es de integración, unión para salir adelante”, expresó la funcionaria en un discurso de siete minutos.

Tras la renuncia del peruano Luis Carranza, por denuncias de acoso laboral en marzo de este año, Venezuela respaldó la candidatura del argentino Christin Asinelli a la presidencia de la CAF; además de Bolivia, México, España y Portugal. Díaz-Granados de 52 años, exministro de Comercio e Industria durante el gobierno de Juan Manuel Santos, terminó imponiéndose en el directorio reunido en México, en el mes de julio, con el apoyo de Perú, Ecuador, Brasil y Uruguay, además de Colombia.

Rodríguez pronunció un discurso en el acto de transmisión de la presidencia ejecutiva de la CAF

Llama a corregir  “desequilibrios”

La Corporación Andina de Fomento (CAF), que pasó a llamarse Banco de Desarrollo de América Latina, fue creada hace 53 años. Cuenta con 19 países accionistas y una cartera de créditos e inversiones de 28.000 millones de dólares, considerados claves para impulsar la recuperación de los países integrantes ante la pandemia por COVID-19.

 “Venezuela tiene un peso específico y tenemos que conseguir las vías de resolución adecuada, que todos salgamos ganando, que no haya perdedores en esta organización, que los desequilibrios no predominen en tiempos de pandemia”, instó Rodríguez.

La funcionaria también le recordó y aseguró al nuevo presidente de la CAF que Venezuela ha sido víctima de la intolerancia política y de una competencia desleal en lo económico, por lo que manifestó tener confianza en que esos tiempos queden atrás y prive el diálogo.

 “Venezuela es país sede de la CAF, aquí encontrarás un gran grupo de trabajo. La CAF ha permitido el desarrollo de proyectos para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos en áreas como energía eléctrica, agua potable, agricultura urbana, meteorología que indicen directamente en los pueblos”, subrayó.

Según información divulgada por el portal de  Petroguía, a la espera de un triunfo del argentino, Miraflores esperaba gestionar dos solicitudes de préstamos: uno para la estabilidad macroeconómica y otro para el sector eléctrico, pero con la presidencia de Díaz Granados se espera que se le señale a Venezuela la importancia de resolver su crisis institucional y se le exija un compromiso de intención sobre la forma como se resolverá la morosidad acumulada con la CAF. La deuda asciende a 3.514 millones de dólares, de los cuales las tres cuartas son  préstamos aprobados para proyectos de la administración de Maduro.