Con detención de Melo, van siete ataques a dirigentes opositores antes del #1S

POLÍTICA · 30 AGOSTO, 2016 20:54

Ver más de

Alessandro Di Stasio | @Adistasiob


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Desde el 26 de agosto y a hasta el día de hoy, se cuentan siete ataques a dirigentes opositores por parte del Gobierno nacional, siendo el más reciente la detención de Carlos Melo, miembro de la dirección nacional de Avanzada Progresista, quien fue retenido por agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), saliendo de su casa materna en Los Chorros, municipio Sucre. Al cierre de esta nota, se desconocen las causas de su captura.

El dirigente político advirtió en la noche del 29 de agosto a través de su cuenta en Twitter que había sido alertado sobre su posible detención:

Cinco días, siete episodios

Las acciones del Gobierno comenzaron en la mañana del viernes 26 de agosto, cuando fue allanada la casa del alcalde de Maturín, Warner Jiménez, contra quien se habría emitido una orden de captura.

Posteriormente, en la tarde de ese mismo día, fue deportada una comisión parlamentaria de Ecuador, presidida por la precandidata a la presidencia de ese país, Cynthia Viteri, e invitada por la Asamblea Nacional, que venían al país para constatar la coyuntura venezolana, en lo que se podría contar como otra acción gubernamental para neutralizar a quienes se oponen a Nicolás Maduro.

Daniel Ceballos, exalcalde de San Cristóbal, fue trasladado en la madrugada del 27 de agosto por el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) al Internado Judicial 26 de Julio de San Juan de los Morros, en el estado Guárico, luego de que presuntamente se le fue revocado el arresto domiciliario que cumplía desde el año 2015.

Horas después, Francisco Márquez y Gabriel San Miguel, quienes fueron detenidos el pasado 19 de junio en el estado Cojedes mientras participaban en el proceso de validación de firmas para activar el revocatorio, fueron enviados a la cárcel de Tocuyito, en Carabobo, por el Sebin.

WhatsApp-Image-2016-08-27-at-12.53.11-PM-600x450

Al comenzar esta semana, el lunes 29 de agosto, ocurrieron tres arremetidas contra dirigentes opositores. Apenas en la mañana se informó sobre la detención de Yon Goicoechea, quien fue interceptado por el Sebin en el sector La Trinidad, en Caracas.

Delson Guárate, alcalde del municipio Mario Briceño Iragorry, en Aragua, y el diputado a la Asamblea Nacional, Lester Toledo, sufrieron una situación similar. Ambos denunciaron que agentes del servicio de inteligencia merodearon sus hogares, e incluso entraron en sus viviendas.

Pertinente resulta dentro de este contexto recordar que a poco más de dos semanas de realizarse la «Toma de Caracas», la Corte de Apelaciones ratificó la sentencia de 13 años, 9 meses, 7 días y 12 horas ante el líder nacional de Voluntad Popular, Leopoldo López, el 12 de agosto.

Foto: EFE

POLÍTICA · 15 AGOSTO, 2022

Con detención de Melo, van siete ataques a dirigentes opositores antes del #1S

Texto por Alessandro Di Stasio | @Adistasiob

Desde el 26 de agosto y a hasta el día de hoy, se cuentan siete ataques a dirigentes opositores por parte del Gobierno nacional, siendo el más reciente la detención de Carlos Melo, miembro de la dirección nacional de Avanzada Progresista, quien fue retenido por agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), saliendo de su casa materna en Los Chorros, municipio Sucre. Al cierre de esta nota, se desconocen las causas de su captura.

El dirigente político advirtió en la noche del 29 de agosto a través de su cuenta en Twitter que había sido alertado sobre su posible detención:

Cinco días, siete episodios

Las acciones del Gobierno comenzaron en la mañana del viernes 26 de agosto, cuando fue allanada la casa del alcalde de Maturín, Warner Jiménez, contra quien se habría emitido una orden de captura.

Posteriormente, en la tarde de ese mismo día, fue deportada una comisión parlamentaria de Ecuador, presidida por la precandidata a la presidencia de ese país, Cynthia Viteri, e invitada por la Asamblea Nacional, que venían al país para constatar la coyuntura venezolana, en lo que se podría contar como otra acción gubernamental para neutralizar a quienes se oponen a Nicolás Maduro.

Daniel Ceballos, exalcalde de San Cristóbal, fue trasladado en la madrugada del 27 de agosto por el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) al Internado Judicial 26 de Julio de San Juan de los Morros, en el estado Guárico, luego de que presuntamente se le fue revocado el arresto domiciliario que cumplía desde el año 2015.

Horas después, Francisco Márquez y Gabriel San Miguel, quienes fueron detenidos el pasado 19 de junio en el estado Cojedes mientras participaban en el proceso de validación de firmas para activar el revocatorio, fueron enviados a la cárcel de Tocuyito, en Carabobo, por el Sebin.

WhatsApp-Image-2016-08-27-at-12.53.11-PM-600x450

Al comenzar esta semana, el lunes 29 de agosto, ocurrieron tres arremetidas contra dirigentes opositores. Apenas en la mañana se informó sobre la detención de Yon Goicoechea, quien fue interceptado por el Sebin en el sector La Trinidad, en Caracas.

Delson Guárate, alcalde del municipio Mario Briceño Iragorry, en Aragua, y el diputado a la Asamblea Nacional, Lester Toledo, sufrieron una situación similar. Ambos denunciaron que agentes del servicio de inteligencia merodearon sus hogares, e incluso entraron en sus viviendas.

Pertinente resulta dentro de este contexto recordar que a poco más de dos semanas de realizarse la «Toma de Caracas», la Corte de Apelaciones ratificó la sentencia de 13 años, 9 meses, 7 días y 12 horas ante el líder nacional de Voluntad Popular, Leopoldo López, el 12 de agosto.

Foto: EFE

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO